La pri­me­ra pe­lí­cu­la 100% be­né­fi­ca

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - SINPARAR - PA­BLO PORTABALES PE­RIO­DIS­TA

Siem­pre pro­du­ce un cos­qui­lleo un prees­treno. Po­der ver una pe­lí­cu­la al la­do de otros pri­vi­le­gia­dos y an­tes que el res­to de la gen­te. «Vo­so­tros sois los pri­me­ros en ver­la. Des­pués de Ga­li­cia re­co­rre­re­mos Es­pa­ña pa­ra con­ti­nuar con la pro­mo­ción has­ta el 17 de febrero, que se­rá el es­treno», co­men­ta Paco Aran­go, con acen­to de Ju­lio Igle­sias, po­co an­tes de em­pe­zar la pro­yec­ción de Lo que de ver­dad im­por­ta. Paco es­cri­bió y di­ri­gió es­ta pe­lí­cu­la que cos­tó va­rios mi­llo­nes de eu­ros. Creo re­cor­dar que en el cóc­tel pos­te­rior me ha­bla­ron de diez, una cifra que da idea de la mag­ni­tud del proyecto. Aran­go, que na­ció en el seno de una fa­mi­lia más que aco­mo­da­da, pre­si­de la fun­da­ción Ala­di­na. Di­ce que tu­vo cla­ro que que­ría do­nar su tiem­po por­que ha te­ni­do «mu­cha suer­te» en su vi­da. Una dé­ca­da des­pués atien­den ca­da año a más de 1.500 ni­ños en­fer­mos y sus fa­mi­lias en los sie­te hos­pi­ta­les pú­bli­cos en los que co­la­bo­ra. Co­no­ció a Ma­ría Fran­co, di­rec­to­ra de otra fun­da­ción, Lo que de Ver­dad Im­por­ta, y se die­ron cuen­ta de que te­nían mu­chas co­sas en co­mún. Con el apo­yo de una ter­ce­ra fun­da­ción, Ma­ría José Jo­ve, tra­je­ron a Ga­li­cia el prees­treno de la que ase­gu­ran es la pri­me­ra pe­lí­cu­la cien por cien be­né­fi­ca de la historia.

PE­GA­DO AL ASIEN­TO

Lle­ga­dos a es­te pun­to us­te­des se es­ta­rán pre­gun­tan­do ¿y la pe­lí­cu­la, me­re­ce la pe­na? Pues la res­pues­ta es que sí. No va a es­tar en­tre las no­mi­na­das al Os­car, pe­ro con­si­gue que te man­ten­gas pe­ga­do al asien­to du­ran­te ho­ra y me­dia y que no mi­res el re­loj ni una so­la vez, al­go que es si­nó­ni­mo de en­tre­te­ni­mien­to. Tam­bién ha­ce po­si­ble ese mi­la­gro ci­ne­ma­to­grá­fi­co que con­sis­te en que to­dos los es­pec­ta­do­res de­rra­men al me­nos una lá­gri­ma. No les voy a de­cir de qué va, ni de lo bue­nos que son los ac­to­res, ni de los paisajes ca­na­dien­ses que el maes­tro Ja­vier Agui­rre­sa­ro­be ele­va al in­fi­ni­to, ni del fi­nal de la pe­lí­cu­la, que no va a sa­tis­fa­cer a to­do el mun­do. Es­to úl­ti­mo lo di­go por­que en el cóc­tel que hu­bo tras el es­treno asis­tí a de­ba­tes muy in­tere­san­tes so­bre el desen­la­ce. De lo que les ha­blo es que el di­ne­ro, los po­cos eu­ros que cues­ta la en­tra­da, con­tri­bu­ye a que pro­yec­tos co­mo es­tos se pue­dan vol­ver a re­pe­tir. «To­do lo re­cau­da­do irá des­ti­na­do a los cam­pa­men­tos con los que co­la­bo­ra Ala­di­na, en los que ca­da año disfrutan de una se­ma­na de va­ca­cio­nes más de 120 ni­ños en­fer­mos de cán­cer de to­da Es­pa­ña. Los lle­va­mos a Ba­rrets­town (Ir­lan­da), un cam­pa­men­to que per­te­ne­ce a la red fun­da­da por Paul New­man Se­rious Fun. Ca­da es­tan­cia de una se­ma­na cues­ta 3.000 eu­ros. Ade­más, es­te año es el pri­me­ro en el que Ala­di­na co­la­bo­ra con Dy­na­mo, un cam­pa­men­to en Ita­lia al que irán 18 ni­ños es­pa­ño­les», ex­pli­can. Con el co­ra­zón un tan­to en­co­gi­do fui ale­gran­do el es­pí­ri­tu gra­cias a los pin­chos que sir­vie­ron en el de­sola­do cen­tro de ocio Los Can­to­nes Vi­lla­ge, que so­lo co­bra vi­da cuan­do es la ho­ra del cine o en las no­ches de mo­vi­da. Una pe­na ver aban­do­na­da en el cen­tro de A Coruña una ins­ta­la­ción que cos­tó tan­to di­ne­ro. Qué bien hu­bie­se ve­ni­do de­di­car esos mi­llo­nes de eu­ros a in­ten­tar cu­rar en­fer­me­da­des o a pro­cu­rar ale­gría a los ni­ños. Ha­ber­los de­di­ca­do, co­mo ha­rán mi­les de ciu­da­da­nos el 17 de febrero, a Lo que

de ver­dad im­por­ta.

FOTO: PACO RO­DRÍ­GUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.