¡ARRI­BA ESAS CER­VE­ZAS! LAS NUE­VAS CERVEZOTECAS SON LA ÚLTIMA MODA

LLE­GAN LAS CERVEZOTECAS O lo­ca­les don­de lo ra­ro es be­ber agua. Sus car­tas de cer­ve­zas son lar­gas, a ve­ces ofre­cen ca­si 400 re­fe­ren­cias. Haz cuen­tas. Pue­des es­tar un año be­bien­do una ca­da día que no te da tiem­po a pro­bar­las to­das. Aquí nun­ca cie­rran el gri

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: MA­RÍA VIDAL, MA­RÍA GA­RRI­DO Y TANIA TA­BOA­DA

To­ma­no­ta del con­cep­to, por­que es­tá cre­cien­do co­mo la es­pu­ma. Tan­to co­mo las cer­ve­zas ar­te­sa­na­les en Ga­li­cia. En los úl­ti­mos cin­co años he­mos pa­sa­do de tres re­fe­ren­cias a más de cua­ren­ta. Y a tan­to pro­duc­to hay que bus­car­le es­ca­pa­ra­te, por eso ca­da vez hay más cervezotecas, lo­ca­les es­pe­cia­li­za­dos y que cuen­tan con una am­plia va­rie­dad, prin­ci­pal­men­te de cer­ve­zas de au­tor.

LA MÁS GRAN­DE DE GA­LI­CIA

Los 20 gri­fos de la cer­ve­zo­te­ca Mal­te, ubi­ca­da en la calle Ga­le­ra, en A Co­ru­ña, la con­vier­ten en una de las más gran­des de Ga­li­cia. Es di­fí­cil en­trar aquí y pe­dir agua, pe­ro que cons­te tam­bién que hay, co­mo ca­fé, re­fres­cos o cua­tro ti­pos de vino. Su pro­pie­ta­rio, Juan Fer­nán­dez, quiere ha­cer hin­ca­pié en que su fuer­te es la cer­ve­za pe­ro no quiere que nin­gún clien­te se sien­ta ex­clui­do, al­go por lo tam­bién que en su car­ta no so­lo hay cer­ve­zas ar­te­sa­na­les, sino al­gu­na in­dus­trial. De las más de 350 va­rie­da­des so­lo seis se man­tie­nen to­do el año. Aquí no vale eso de «me sé la car­ta de me­mo­ria», por­que nun­ca es la mis­ma. «Es un con­cep­to di­fe­ren­te de local, no hay una car­ta fí­si­ca, va­mos va­rian­do en fun­ción de la tem­po­ra­da y de lo que va­ya en­tran­do», ex­pli­ca Juan. So­lo in­ten­tan dar­le con­ti­nui­dad a las bel­gas y al­gu­na ar­te­sa­na ga­lle­ga por el pú­bli­co que tie­nen, pe­ro aún así sus clien­tes es­tán ad­ver­ti­dos de que, por si aca­so, no se acos­tum­bren a na­da.

Cua­tro de esas seis fi­jas son gri­fos: una ru­bia, una de tri­go, una tos­ta­da, y la es­pe­cia­li­dad que fa­bri­can ellos, Aba­día da Mal­te. Los otros 16 son ro­ta­to­rios, «se van cam­bian­do a me­di­da que se van ter­mi­nan­do por otros di­fe­ren­tes, no nos ata­mos a na­da».

Pe­ro ade­más hay cua­tro ne­ve­ras con las bo­te­llas, una de cer­ve­zas ar­te­sa­na­les ga­lle­gas y na­cio­na­les; otra de bel­gas y cor­te clá­si­co; otra de ar­te­sa­nas in­ter­na­cio­na­les, y otra de la­tas y cer­ve­zas áci­das. Eso sí, tan­ta va­rie­dad im­pli­ca que el nú­me­ro de uni­da­des es más bien es­ca­so. «Co­mo mu­cho hay do­ce uni­da­des de ca­da cer­ve­za, es una for­ma de ir pro­ban­do no­ve­da­des de ma­ne­ra con­ti­nua», ex­pli­ca Juan, que ase­gu­ra que es­ta­mos asis­tien­do a un boom de la cer­ve­za no in­dus­trial. «Cataluña nos lle­va co­mo 15 años de ade­lan­to en es­te sen­ti­do, allí ya hay tres lo­ca­les con más de 40 gri­fos, aquí de mo­men­to, hay uno con 20, que es el nues­tro. Pe­ro ca­da vez es­tá ca­lan­do más el con­cep­to, el se­gun­do me­jor local de cer­ve­zas del mun­do es­tá en Bar­ce­lo­na», co­men­ta.

Y para los que os es­téis pre­gun­tan­do qué di­fe­ren­cia cer­ve­zo­te­ca y cer­ve­ce­ría, la res­pues­ta es la va­rie­dad. «Si bien la se­gun­da pue­de ser cual­quier local que ten­ga un gri­fo de cer­ve­za, y ven­da ca­fé por ejem­plo, una cer­ve­zo­te­ca in­clu­ye un con­cep­to de cer­ve­za ar­te­sa­na y con mu­cho gri­fo», ex­pli­ca Juan, que ase­gu­ra que hoy por hoy va im­plí­ci­to que las es­pe­cia­li­da­des de es­tos lo­ca­les sean ar­te­sa­nas. En su ca­so tie­ne mu­cha más va­rie­dad ar­te­sa­na que no ar­te­sa­na, pe­ro ase­gu­ra que el con­su­mo si­gue sien­do su­pe­rior el de las fa­bri­ca­das de ma­ne­ra in­dus­trial.

HA­BLAR DE CER­VE­ZA A Án­co­ra se va a ha­blar de cer­ve­za. Y a be­ber­la, cla­ro. Es la fi­lo­so­fía de es­te local del ba­rrio com­pos­te­lano de Con­xo, que tie­ne un her­mano mayor en el cen­tro de Ou­ren­se y una fá­bri­ca a las afue­ras de la ca­pi­tal pro­vin­cial en la que se ha­ce un pro­duc­to ex­clu­si­vo: Gol­pe en la pe­que­ña Com­pis­to­la es el nom­bre gam­be­rro de la cer­ve­za ex­clu­si­va de es­ta pe­que­ña uni­ver­si­dad del lú­pu­lo y la ce­ba­da en la que lo mis­mo apa­re­ce una bo­te­lla de Su­dá­fri­ca co­mo se pin­cha con un ma­zo de ma­de­ra un ba­rril in­glés y se da bue­na cuenta has­ta que no que­da ni go­ta. Es la pa­sión de Es­te­ban Lou­rei­ro y Mar­tín La­bra­dor la que mue­ve es­te mo­derno bar en el que de se­ma­na en se­ma­na siem­pre se en­cuen­tran no­ve­da­des: «La cla­ve es la ro­ta­ción de

del pro­duc­to y que se pue­dan pro­bar nue­vas ex­pe­rien­cias», ex­pli­ca La­bra­dor. Lo con­si­guen te­nien­do pro­duc­tos pro­pios en ex­clu­si­va, que so­lo se pue­den be­ber en es­te la­bo­ra­to­rio con una plantilla com­pues­ta por los pro­pie­ta­rios y dos ca­ma­re­ros em­pa­pa­dos en co­no­ci­mien­tos cer­ve­ce­ros, y ofre­cien­do siem­pre no­ve­da­des en los ocho gri­fos o en las tres ne­ve­ras. Al con­tar con un am­plio pa­tio per­fec­to para el es­par­ci­mien­to, has­ta Án­co­ra se acer­can des­de pa­dres y ma­dres que lle­gan sin dis­tin­guir una ru­bia de una ne­gra y que aca­ban te­nien­do cier­ta cu­rio­si­dad por to­do lo que se mue­ve en la ba­rra; pe­ro tam­bién tie­nen clien­tes exi­gen­tes y for­ma­dos, co­mo pe­re­gri­nos de paí­ses re­cón­di­tos que no quie­ren ir­se de San­tia­go sin pro­bar una cer­ve­za local ar­te­sa­na. Ade­más, a los que es­tán apren­dien­do se lo po­nen muy fá­cil, por­que los pro­pie­ta­rios han di­se­ña­do una de­gus­ta­ción de seis cer­ve­zas ser­vi­da en va­sos de vein­te cen­ti­li­tros que les per­mi­te ir edu­can­do el pa­la­dar y vol­can­do sus nuevos co­no­ci­mien­tos en las vo­ta­cio­nes que es­tán tan de moda en In­ter­net en la bús­que­da cons­tan­te de las me­jo­res mar­cas del mun­do. Pe­ro no to­do va a ser ha­blar, es­cu­char y be­ber. Los pro­mo­to­res de Án­co­ra es­tán im­pul­san­do tam­bién jor­na­das men­sua­les para ma­ri­dar cin­co pla­tos de co­ci­na con cin­co cer­ve­zas, una dis­cul­pa para con­ti­nuar char­lan­do sobre un mun­do que apa­sio­na y que ca­da día tie­ne más adep­tos. Ha­ce so­lo cin­co años el ni­vel de co­no­ci­mien­to cer­ve­ce­ro era «muy li­mi­ta­do», opi­na La­bra­dor, que jun­to a su so­cio se aden­tró pri­me­ro en el mun­do de la pro­duc­ción, des­pués abrió las puer­tas a la dis­tri­bu­ción «in­clu­so in­ter­na­cio­nal» con la mar­ca que le da nom­bre al local y que, fi­nal­men­te, se dio cuenta de los buenos re­sul­ta­dos que pro­por­cio­na­ban lo­ca­les pro­pios co­mo el de Ou­ren­se y San­tia­go.

15 TI­RA­DO­RES EN VI­GO

Si A Co­ru­ña li­de­ra el rán­king de gri­fos, Vi­go no se que­da atrás. La cer­ve­ce­ría NÓS os­ten­ta con 15 gri­fos, en su local del Cas­co Ve­llo, la se­gun­da po­si­ción. Ade­más de es­ta lis­ta de ti­ra­do­res, tie­ne otras cerca de 80 va­rie­da­des en bo­te­lla, que van cam­bian­do con­ti­nua­men­te. So­lo se sal­van las su­yas (que son sie­te), y una ru­bia y otra bel­ga que tam­bién se re­sis­ten a aban­do­nar el cal. Raúl Mén­dez, uno de los dos cios, se mues­tra muy con­ten­to y sa­ti cho de que la gen­te se in­tro­duz­ca, a que sea len­ta­men­te, en el mun­do d cer­ve­za ar­te­sa­na. «A mí me gus­ta m cho que la gen­te em­pie­ce a con­tro de es­ti­lo, que te pi­dan al­go en con­cre Antes ve­nían y te pe­dían una cerv nor­mal, aho­ra in­clu­so vie­nen exi­gi do, entre co­mi­llas, que les trai­gas u mar­ca en con­cre­to o que no les qui un ba­rril de­ter­mi­na­do», ex­pli­ca es­te ven em­pre­sa­rio.

Ade­más, una de sus ven­ta­jas es q tie­nen fa­bri­ca­ción pro­pia por lo que al­gún mo­do pue­den sa­tis­fa­cer las p fe­ren­cias de los con­su­mi­do­res. «Es u ma­ra­vi­lla por­que es una opor­tu­nid para que nos di­gan lo que quiere

acer­tar con lo que se de­man­da. En una oca­sión nos pi­die­ron una ne­gra pa­re­ci­da a la Guin­ness pe­ro más sua­ve, y la hi­ci­mos, aun­que tam­bién ha­ce­mos lo que nos gus­ta a no­so­tros», co­men­ta Raúl. Y sus gus­tos de­ben coin­ci­dir con el de los con­su­mi­do­res, por­que el 80 por cien­to de sus clien­tes con­su­men las que ha­cen ellos. «La NÓS ori­xi­nal y la Loi­ra, son las que más sa­li­da tie­nen», ase­gu­ra Raúl.

CIN­CO GRI­FOS EN LU­GO

Los aman­tes de la cer­ve­za tie­nen un local en Lu­go. Se lla­ma Lúa y se en­cuen­tra des­de ha­ce un año en el nú­me­ro sie­te de la Rúa No­va, en pleno cas­co ur­bano. El es­ta­ble­ci­mien­to dis­po­ne de más de 100 va­rie­da­des de cer­ve­za para ofre­cer al clien­te y de una sa­la de ca­tas para sa­bo­rear es­ta be­bi­da. Pa­blo Qui­ja­da es el pro­pie­ta­rio. Tie­ne 48 años y des­de que al­can­zó la ma­yo­ría de edad se de­di­ca a la hos­te­le­ría. Em­pe­zó co­mo ca­ma­re­ro has­ta que de­ci­dió co­ger las rien­das y ser je­fe. Apa­sio­na­do de la cer­ve­za, de­ci­dió apos­tar por es­te mun­do e im­po­ner­lo en Lu­go. «O te­ma das cer­ve­xas é al­go que es­tá en pleno au­xe e que en Es­pa­ña imos moi por de­trás con res­pec­to a ou­tros paí­ses. O di­fe­ren­te é o que triunfa. Se non in­no­vas es un máis», apunta Pa­blo, quien cuenta con más de 100 va­rie­da­des de cer­ve­za de bo­te­lla, ade­más de los cin­co gri­fos para ser­vir en ca­ña.

La cer­ve­za más de­man­da­da es la Nó­ma­da de Pa­pa­ya, un au­tén­ti­co éxi­to. «Ro­ta­mos para va­riar, pe­ro a de pa­paia té­mo­la sem­pre por­que é a mais de­man­da­da. Ten 9,3 graos e é moi amar­ga», ase­gu­ra el hos­te­le­ro, que no du­da en re­co­men­dar­la a todos aque­llos que to­da­vía no la han pro­ba­do. «Hai clien­tes que son moi tra­di­cio­nais e pi­den sem­pre a mes­ma, pe­ro para todos aque­les que quei­ran des­cu­brir sabores no­vos, re­co­mén­do­lle a de pa­paia».

A Lúa es­ta abier­to de nue­ve de la ma­ña­na has­ta la no­che y los pre­cios de es­tas cer­ve­zas ar­te­sa­na­les son su­pe­rio­res a las otras. Una ca­ña cues­ta 3 eu­ros y las de bo­te­lla os­ci­lan entre los 3 y 7 eu­ros. «Son cer­ve­xas para de­gus­tar e tomar con calma. Far­tan moi­to e son moi con­tun­den­tes. Non son para be­ber rá­pi­do e pe­dir ou­tra», afir­ma Pa­blo. To­do sea por que la clien­te­la suba co­mo la es­pu­ma.

FO­TO: ÁNGEL MANSO

FO­TO: PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

FO­TO: XOÁN CAR­LOS GIL

FO­TO: AL­BER­TO LÓ­PEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.