La nó­mi­na de las pen­sio­nes ga­lle­gas rom­pe la ba­rre­ra de los 8.000 mi­llo­nes

El gas­to en pres­ta­cio­nes se ha dis­pa­ra­do más de un 50 % en so­lo diez años

La Voz de Galicia (Monforte) - - ECONOMÍA - GA­BRIEL LE­MOS

El gas­to en pen­sio­nes rom­pió un nue­vo te­cho en Ga­li­cia el año pa­sa­do. Las más de 757.000 pres­ta­cio­nes con­tri­bu­ti­vas que se pa­gan ca­da mes en la co­mu­ni­dad su­pu­sie­ron un des­em­bol­so su­pe­rior a los 8.025 mi­llo­nes de eu­ros, lo que su­po­ne un in­cre­men­to del 2,5 % res­pec­to a la can­ti­dad abo­na­da por la Se­gu­ri­dad So­cial en el ejer­ci­cio an­te­rior, diez ve­ces más que la re­va­lo­ri­za­ción apli­ca­da a la nó­mi­na de los pen­sio­nis­tas, que fue del 0,25 %.

Y es que son otros los fac­to­res que ex­pli­can el re­pun­te. En pri­mer lu­gar, que ca­da vez hay más per­so­nas que de­pen­den del sis­te­ma de pro­tec­ción so­cial. En­tre enero y di­ciem­bre el nú­me­ro de pen­sio­nis­tas se in­cre­men­tó en Ga­li­cia en cer­ca de 4.500, en­tre otras cau­sas por la ma­yor lon­ge­vi­dad de la po­bla­ción.

Pe­ro más im­por­tan­te es aún el in­cre­men­to de la pa­ga me­dia, que es­ca­ló has­ta los 768,5 eu­ros al mes, un 2 % más que a fi­na­les del 2015. Si sube es por­que los nue­vos pen­sio­nis­tas que se in­cor­po­ran al sis­te­ma co­bran pres­ta­cio­nes sen­si­ble­men­te su­pe­rio­res a las de los que cau­san ba­ja. Así, la pen­sión de en­tra­da se si­túa aho­ra en 907 eu­ros, un 18 % su­pe­rior a la me­dia y ca­si un 33 % por en­ci­ma de lo que co­bra­ban las per­so­nas que sa­len del sis­te­ma. Es lo que se lla­ma efec­to sus­ti­tu­ción y su efec­to en las cuen­tas pú­bli- cas se pue­de apre­ciar en el grá­fi­co que acom­pa­ña es­ta pá­gi­na.

Y es que el gas­to en pen­sio­nes cre­ce dis­pa­ra­do. So­lo en los úl­ti­mos diez años la nó­mi­na de las pres­ta­cio­nes con­tri­bu­ti­vas se ha in­cre­men­ta­do un 52 % en Ga­li­cia. Si en abs­trac­to ya es una ci­fra con­tun­den­te, lo es más cuan­do se cuan­ti­fi­ca en eu­ros: 2.800 mi­llo­nes más al año. Bas­tan­te más que el pre­su­pues­to con el que cuen­ta la Xun­ta es­te año pa­ra su­fra­gar los gas­tos del sis­te­ma edu­ca­ti­vo.

La es­ca­la­da no su­pon­dría ma­yor pro­ble­ma si los re­cur­sos con los que se fi­nan­cian las pen­sio­nes cre­cie­sen a un rit­mo, si no igual, por lo me­nos si­mi­lar. Pe­ro no es el ca­so. Por­que, pe­se a que la eco­no­mía vuel­ve a crear em­pleo, no lo ha­ce al rit­mo ne­ce­sa­rio —ni, so­bre to­do, con los sa­la­rios pre­ci­sos— pa­ra ge­ne­rar el vo­lu­men de in­gre­sos pre­ci­sos pa­ra cu­brir el in­cre­men­to de las pres­ta­cio­nes.

A fal­ta de los da­tos del pa­sa­do ejer­ci­cio, en el año 2015 la Se­gu­ri­dad So­cial so­lo re­cau­dó 4.730 mi­llo­nes de eu­ros por cotizaciones so­cia­les en Ga­li­cia, de for­ma que las apor­ta­cio­nes de los tra­ba­ja­do­res no lle­ga­rían ni pa­ra cu­brir un 60 % del gas­to en pen­sio­nes en la co­mu­ni­dad.

Un dé­fi­cit que has­ta aho­ra se ha cu­bier­to tirando de so­li­da­ri­dad in­ter­te­rri­to­rial, pe­ro la ca­ja ya no de más de sí. Es­to, uni­do a la de­li­ca­da si­tua­ción del fon­do de re­ser­va de la Se­gu­ri­dad So­cial, pró­xi­mo a ago­tar­se, ha obli­ga­do a los gru­pos po­lí­ti­cos a abrir un de­ba­te en el seno del Pac­to de To­le­do pa­ra pro­po­ner re­for­mas en el sis­te­ma que ga­ran­ti­cen la via­bi­li­dad del sis­te­ma pú­bli­co de pen­sio­nes en los pró­xi­mos años.

Los nue­vos pen­sio­nis­tas co­bran un 33 % más que los que cau­san ba­ja

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.