Ve­ci­nos de Or­ti­guei­ra y Ce­dei­ra uti­li­zan fi­gu­ras de búhos para in­ten­tar ahu­yen­tar a las pa­lo­mas

La Voz de Galicia (Monforte) - - GALICIA - A. F. C.

«Si no ha­ces na­da anidan en el bal­cón, y aún así lo in­ten­tan igual», co­men­ta una ve­ci­na de Or­ti­guei­ra, «har­ta de tan­ta pa­lo­ma, que no ha­ce más que man­char y es­tro­pear­lo to­do». Hay búhos de plás­ti­co en ven­ta­nas y bal­co­nes de la vi­lla or­te­ga­na y al­guno en Ce­dei­ra. Es­tas aves ra­pa­ces son de­pre­da­do­res na­tu­ra­les de las pa­lo­mas, por lo que se uti­li­zan para ahu­yen­tar­las. Al­gu­nas de las fi­gu­ras son ar­ti­cu­la­das y la ca­be­za se mue­ve con el vien­to, y otras se con­fun­den con un es­pan­ta­pá­ja­ros clá­si­co. Pe­ro, ¿es un mé­to­do efec­ti­vo para re­pe­ler a las co­lúm­bi­das, cu­yos ex­cre­men­tos son un fo­co de in­fec­cio­nes? El mo­vi­mien­to ayu­da, igual que la apa­rien­cia, que ha de ser lo más rea­lis­ta po­si­ble. «Pe­ro úti­les, úti­les... Me­nos pa­re­ce que vie­nen», apun­tan los ve­ci­nos. Las pa­lo­mas so­lían ani­dar en al­guno de los bal­co­nes que aho­ra de­fien­den los búhos de plás­ti­co. Al prin­ci­pio les cos­ta­ba acer­car­se, pe­ro en cuan­to se acos­tum­bran al nue­vo in­qui­lino se apro­xi­man y se po­san en la mis­ma baranda.

JO­SÉ PARDO

Fi­gu­ras de plás­ti­co en un bal­cón de un edi­fi­cio de la ave­ni­da Es­co­la de Gai­tas de Or­ti­guei­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.