El nú­me­ro 3 del Va­ti­cano di­mi­te para de­fen­der­se de un ca­so de pe­de­ras­tia

La Voz de Galicia (Monforte) - - SOCIEDAD -

El car­de­nal Geor­ge Pell, res­pon­sa­ble de Fi­nan­zas y con­si­de­ra­do co­mo el nú­me­ro 3 del Va­ti­cano, fue acu­sa­do por la po­li­cía de Aus­tra­lia, don­de ejer­ce co­mo ar­zo­bis­po en Mel­bour­ne, de va­rios car­gos de su­pues­tos abu­sos se­xua­les a me­no­res. Es sos­pe­cho­so de ha­ber co­me­ti­do abu­sos cuan­do era sa­cer­do­te en la ciu­dad de Ba­lla­rat (1976-80) y cuan­do fue ar­zo­bis­po de Mel­bour­ne (1996-2001), am­bas en el Es­ta­do de Vic­to­ria. Es el pri­mer car­de­nal y más al­to miem­bro del cle­ro en ser for­mal­men­te acu­sa­do de pe­de­ras­tia, aun­que Pell, que re­ci­bió el res­pal­do de la San­ta Se­de y del pa­pa, no so­lo lo ha ne­ga­do, sino que ha pre­sen­ta­do su di­mi­sión tem­po­ral para de­fen­der­se an­te la jus­ti­cia y lim­piar su nom­bre. De­be­rá com­pa­re­cer el 18 de ju­lio an­te el tri­bu­nal de pri­me­ra ins­tan­cia de Mel­bour­ne para dar ex­pli­ca­cio­nes.

La som­bra de la sos­pe­cha so­bre Geor­ge Pell se cer­nía ha­ce va­rios me­ses, aun­que aho­ra se ha he­cho ofi­cial. «He man­te­ni­do in­for­ma­do con re­gu­la­ri­dad al pa­pa Fran­cis­co du­ran­te es­te lar­go pro­ce­so y ha­ce po­cos días he ha­bla­do con él so­bre la ne­ce­si­dad de to­mar li­cen­cia para lim­piar mi nom­bre y le es­toy muy agra­de­ci­do por su apo­yo. Lim­pia­ré mi nom­bre y lue­go vol­ve­ré aquí, a Ro­ma, para tra­ba­jar», di­jo el je­fe de la Igle­sia en una bre­ve com­pa­re­cen­cia en la que no se ad­mi­tie­ron pre­gun­tas. «Re­pi­to que soy inocen­te de es­tos car­gos. Son fal­sos. La idea de abu­so se­xual es abo­rre­ci­ble para mi», ase­gu­ró el car­de­nal.

No es la pri­me­ra vez que el je­rar­ca es acu­sa­do de abu­sos se­xua­les, ya que en 2002, cuan­do era ar­zo­bis­po de Síd­ney, un hom­bre ase­gu­ró ha­ber si­do abu­sa­do se­xual­men­te por él en 1961, cuan­do te­nía 12 años y Pell es­ta­ba for­mán­do­se para ser sa­cer­do­te.

Las in­ves­ti­ga­cio­nes exo­ne­ra­ron a Pell, un con­ser­va­dor que en el pa­sa­do mos­tró su opo­si­ción a la or­de­na­ción de mu­je­res, se de­cla­ró con­tra­rio al di­vor­cio y al abor­to, y que al me­nos en una oca­sión re­cha­zó dar la co­mu­nión a ho­mo­se­xua­les du­ran­te una mi­sa.

El Va­ti­cano, en un co­mu­ni­ca­do emi­ti­do ayer, ex­pre­só su res­pe­to a las de­ci­sio­nes ju­di­cia­les, pe­ro tam­bién mos­tró su apo­yo al ar­zo­bis­po. «Pell ha con­de­na­do du- ran­te dé­ca­das abier­ta y re­pe­ti­da­men­te los abu­sos co­me­ti­dos con­tra me­no­res co­mo ac­tos in­mo­ra­les e in­to­le­ra­bles, ha coope­ra­do en el pa­sa­do con las au­to­ri­da­des aus­tra­lia­nas y ha pres­ta­do ayu­da a las víc­ti­mas de abu­sos», se­gún in­di­ca en un co­mu­ni­ca­do.

Geor­ge Pell.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.