Ras­treo sin re­sul­ta­dos en Ta­boa­da

La fa­mi­lia del des­apa­re­ci­do en Ta­boa­da, de­ses­pe­ra­da an­te la fal­ta de pis­tas

La Voz de Galicia (Monforte) - - FRONT PAGE - CAR­LOS COR­TÉS

No hay ni ras­tro de Al­fre­do Ro­drí­guez Váz­quez, el ju­bi­la­do de 86 años que de­sa­pa­re­ció el mar­tes en la al­dea de Ta­boa­da en la que vi­ve. De­ce­nas de per­so­nas sa­lie­ron a bus­car­lo esa tar­de y vol­vie­ron a ha­cer­lo ayer. El ras­treo no dio nin­gún re­sul­ta­do, a pe­sar de que la Guar­dia Ci­vil en­vió a la zo­na un he­li­cóp­te­ro y de que en el dis­po­si­ti­vo par­ti­ci­pa­ron tam­bién mo­to­ris­tas del Se­pro­na y pe­rros adies­tra­dos. La fa­mi­lia, que par­ti­ci­pa ac­ti­va­men­te en la bús­que­da, em­pie­za a de­ses­pe­rar an­te la fal­ta de pis­tas y no da cré­di­to a la ra­pi­dez con la que se es­fu­mó. «Per­dino de vis­ta me­nos de tres mi­nu­tos, —se la­men­ta­ba ayer Di­mas, su úni­co hi­jo—, nin que lle bo­ta­ran a man».

Na­die cree en reali­dad que ha­ya po­si­bi­li­dad al­gu­na de que en la des­apa­ri­ción de Al­fre­do Ro­drí­guez ha­yan in­ter­ve­ni­do ter­ce­ras per­so­nas. El hom­bre su­fre alz­hei­mer y aun­que sue­le va­ler­se bien por sí mis­mo, su fa­mi­lia sa­be que tie­ne que con­tro­lar­lo de cer­ca pa­ra que no se eche a an­dar sin rum­bo. Y de he­cho, lo ha­cen.

Con él vi­ven de for­ma per­ma­nen­te su úni­co hi­jo y su nue­ra, Ma­ría Lui­sa La­me­la, y es­po­rá­di­ca­men­te tam­bién su nie­ta. La ca­sa fa­mi­liar es­tá en el nú­cleo de A To­rre, si­tua­do en la pa­rro­quia de San Ma­me­de, a unos tres ki­ló­me­tros de la lo­ca­li­dad de Ta­boa­da y unos cien­tos de me­tros de la ca­rre­te­ra N-540 (Lugo-Ou­ren­se). El mar­tes a las cin­co y me­dia de la tar­de, el des­apa­re­ci­do es­ta­ba en el pa­tio tra­se­ro de la ca­sa con su hi­jo y su nue­ra, cuan­do de­ci­dió en­trar a la co­ci­na.

Su hi­jo sa­lió a bus­car­lo

Po­co des­pués, su hi­jo oyó có­mo se ce­rra­ba la puer­ta de la ca­lle así que sa­lió, pe­ro ya no lo vio. Des­pués ca­mi­nó unos pa­sos ha­cia la par­te ba­ja del pue­blo, sin re­sul­ta­do y vol­vió a la ca­sa por si en reali­dad su pa­dre se­guía den­tro. Des­pués vol­vió a sa­lir y bus­có en la otra di­rec­ción. Más preo­cu­pa­do que an­tes, co­rrió has­ta la ca­rre­te­ra que pa­sa cer­ca del pue­blo y que em­pie­za en la N-540 y ter­mi­na en la ca­rre­te­ra de Mon­te­rro­so. Tam­po­co lle­gó a ver­lo.

Des­pués de que la fa­mi­lia die­se la voz de alar­ma, la Guar­dia Ci­vil y el Ayun­ta­mien­to tar­da­ron unos cin­cuen­ta mi­nu­tos en pre­pa­rar los pri­me­ros ras­treos or­ga­ni­za­dos. Ese es más o me­nos el tiem­po que tu­vo Al­fre­do Ro­drí­guez pa­ra echar a an­dar sin que na­die lo pa­ra­se. El mar­tes por la tar­de, lo bus­ca­ron por los al­re­de­do­res de A To­rre. Ayer fue­ron am­plian­do el pe­rí­me­tro.

La se­gun­da jor­na­da de ras­treo em­pe­zó a las ocho y me­dia de la ma­ña­na. Con las pri­me­ras lu­ces, un he­li­cóp­te­ro de la Guar­dia Ci­vil so­bre­vo­ló la pa­rro­quia a ba­ja al­tu­ra. El te­rreno que ro­dea A To­rre es­tá cru­za­do por mul­ti­tud de ca­mi­nos y al­ter­na áreas de mon­te con ma­le­za, otras más lim­pias, plan­ta­cio­nes de pi­nos y eu­ca­lip­tos, bos­ques de ro­bles y tam­bién pas­tos.

Mien­tras el he­li­cóp­te­ro so­bre­vo­la­ba la zo­na, en tie­rra va­rios gru­pos de ve­ci­nos y agen­tes de la Guar­dia Ci­vil re­co­rrían los ca­mi­nos cer­ca­nos al pue­blo. Per­so­nal del gru­po lo­cal de emer­gen­cias del mu­ni­ci­pio de Pa­drón tra­ba­ja­ron to­da la ma­ña­na con sus pe­rros adies­tra­dos en la bús­que­da de per­so­nas.

Des­pués de un al­to a la una de la tar­de, el ras­treo se reanu­dó a las dos y me­dia, aun­que ya sin el he­li­cóp­te­ro. La uni­dad ca­ni­na de la Guar­dia Ci­vil en Gi­jón to­mó con sus dos pe­rros el re­le­vo del gru­po de emer­gen­cias de Pa­drón. En dos gru­pos dis­tin­tos, los pe­rros bus­ca­ron en bos­ques, y en al­gu­nas ca­sas aban­do­na­das, co­mo la rec­to­ral de San Ma­me­de. Por la tar­de se su­ma­ron tam­bién mo­to­ris­tas del Se­pro­na con ba­se en Monforte.

El al­cal­de de Ta­boa­da, Ra­mi­ro Mou­re, que si­gue des­de el pri­mer mo­men­to la bús­que­da so­bre el te­rreno, dio por ter­mi­na­do el se­gun­do día de ras­treo. A pri­me­ra ho­ra de hoy vol­ve­rá a em­pe­zar.

La nue­ra y la nie­ta del hom­bre des­apa­re­ci­do, ayer con un agen­te de la Guar­dia Ci­vil de Chan­ta­da y con otro de la uni­dad ca­ni­na de Gi­jón, que ayer des­pla­zó dos de sus pe­rros a Ta­boa­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.