Gru­pos afi­nes a Vi­lla­res boi­co­tea­rán la ac­ti­vi­dad del gru­po par­la­men­ta­rio y ame­na­zan con des­li­gar­se de En Ma­rea

La Voz de Galicia (Monforte) - - GALICIA -

Pri­me­ro fue la ma­yo­ría del gru­po par­la­men­ta­rio la que desoyó la pe­ti­ción del con­se­llo das ma­reas que, tam­bién por ma­yo­ría, pi­dió la di­mi­sión de la dipu­tada Pau­la Quin­tei­ro tras el in­ci­den­te del día del ple­na­rio en el que hi­zo uso de su con­di­ción de par­la­men­ta­ria an­te la Po­li­cía Lo­cal. Aquel día los agen­tes se per­so­na­ron tras re­ci­bir una lla­ma­da que les ad­ver­tía so­bre la ro­tu­ra de los es­pe­jos re­tro­vi­so­res de va­rios co­ches en la ca­lle Pi­te­los de San­tia­go. Con la ex­cep­ción de Luís Vi­lla­res, Pau­la Váz­quez Ve­rao y Da­vi­de Rodríguez, los de­más dipu­tados —on­ce— se po­si­cio­na­ron a fa­vor de que Pau­la Quin­tei­ro man­tu­vie­se su ac­ta de dipu­tada, en con­tra del cri­te­rio del con­se­llo das ma­reas. Y aho­ra son las ma­reas afi­nes a Vi­lla­res, a la coor­di­na­do­ra y al pro­pio con­se­llo das ma­reas las que se re­be­la­rán si no se res­pe­ta el acuer­do adop­ta­do en di­cha reunión y no di­mi­te Pau­la Quin­tei­ro.

Ya han to­ma­do al­gu­na me­di­da al res­pec­to; en­tre ellas, boi­co­tear los ac­tos del gru­po par­la­men­ta­rio cuan­do acu­dan a las lo­ca­li­da­des en las que es­tán re­pre­sen­ta­dos. «De non des­li­gar­se En Ma­rea des­te ti­po de com­por­ta­men­tos e das chan­ta­xes de Uni­dos Po­de­mos, as ma­reas lo­cais des­vin­cu­la­ran­se de En Ma­rea», di­cen. De lle­gar a ha­cer­se efec­ti­va es­ta ame­na­za, el gru­po que­da­ría sin re­pre­sen­ta­ción, por­que las ma­reas crí­ti­cas ya ha­ce tiem­po que no par­ti­ci­pan en las ac­ti­vi­da­des del par­ti­do ins­tru­men­tal. En Ma­rea que­da­ría to­tal­men­te des­la­va­za­da si tam­bién se fue­sen las que has­ta aho­ra res­pe­ta­ron la lí­nea ofi­cial.

El si­len­cio del por­ta­voz

Las ma­reas lo­ca­les que se es­tán or­ga­ni­zan­do pa­ra boi­co­tear al gru­po par­la­men­ta­rio son, en su ma­yo­ría, afi­nes a Luís Vi­lla­res y a su con­di­ción de por­ta­voz del par­ti­do. Pe­ro in­clu­so eso po­dría vol­ver­se en con­tra del lí­der de En Ma­rea si con­ti­núa ca­lla­do y no se po­si­cio­na a fa­vor del acuer­do adop­ta­do en el con­se­llo das ma­reas. Eso es lo que le pi­den los gru­pos lo­ca­les que has­ta aho­ra le han da­do su apo­yo, que creen ne­ce­sa­ria una ma­yor «cla­ri­da­de do vo­cei­ro».

En­tre las ma­reas lea­les al por­ta­voz es­tán Ma­rea de Pon­te­ve­dra, So­mos Cam­ba­dos y So­mos Ri­ba­du­mia. Pe­ro hay más, e in­clu­so en­tre las que se man­tie­nen al mar­gen, hay miem­bros a fa­vor de es­ta nue­va re­vo­lu­ción in­ter­na. Son, en ge­ne­ral, in­de­pen­dien­tes y mi­li­tan­tes de Cerna. El al­can­ce de su pro­tes­ta de­pen­de de la ac­ti­tud que to­me Vi­lla­res, pe­ro tam­bién de las de­ci­sio­nes que adop­ten la coor­di­na­do­ra y el con­se­llo das ma­reas.

Ese cla­mo­ro­so si­len­cio, por lo tan­to, po­dría sa­lir­le ca­ro a Vi­lla­res. Y ayer, una vez más, se lo re­cor­dó el se­cre­ta­rio xe­ral del PP­deG, Mi­guel Te­lla­do, que en una en­tre­vis­ta ra­dio­fó­ni­ca, in­sis­tió: «Vi­lla­res le­va se­te días es­ca­pan­do por­que non que­re dar ex­pli­ca­cións».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.