Los 155 días de blo­queo en Ca­ta­lu­ña

El Go­bierno de­be­rá to­mar de­ci­sio­nes sen­si­bles en los pró­xi­mos días al pro­lon­gar­se más allá de lo pre­vis­to ini­cial­men­te la in­ter­ven­ción de la Ge­ne­ra­li­tat

La Voz de Galicia (Monforte) - - ESPAÑA - NU­RIA VE­GA

Los 155 días que se cum­plen ma­ña­na su­pe­ran con cre­ces el tiem­po que la Mon­cloa pre­vió ex­ten­der la in­ter­ven­ción en Ca­ta­lu­ña. Cuan­do el 27 de oc­tu­bre Ma­riano Ra­joy anun­ció el ce­se del Go­bierno ca­ta­lán, los mi­nis­tros asu­mie­ron las com­pe­ten­cias de los con­se­je­ros y el ho­ri­zon­te elec­to­ral del 21 de di­ciem­bre pa­re­cía an­ti­ci­par un pro­ce­so tan téc­ni­co co­mo li­mi­ta­do y bre­ve. El blo­queo po­lí­ti­co y la re­sa­ca de los acon­te­ci­mien­tos ju­di­cia­les de la se­ma­na pa­sa­da ame­na­zan, sin em­bar­go, con di­la­tar más la si­tua­ción ex­cep­cio­nal y for­zar al Eje­cu­ti­vo a afron­tar al­gu­nas de­ci­sio­nes in­có­mo­das.

En lo in­me­dia­to, en dos se­ma­nas se ac­ti­va en Ca­ta­lu­ña el ca­len­da­rio de preins­crip­ción es­co­lar pa­ra el pró­xi­mo cur­so de in­fan­til, pri­ma­ria y se­cun­da­ria obli­ga­to­ria. El Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción avan­zó en fe­bre­ro su in­ten­ción de que es­ta vez es­té ga- ran­ti­za­do «el de­re­cho de los pa­dres a es­co­ger la len­gua vehi­cu­lar», ca­ta­lán o cas­te­llano, en la que es­tu­dia­rán sus hi­jos. La de­ci­sión ge­ne­ró de in­me­dia­to una fuer­te con­tro­ver­sia po­lí­ti­ca y en la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va, y el pla­zo pa­ra pre­sen­tar las so­li­ci­tu­des se re­tra­só al 13 de abril. Aho­ra fuen­tes gu­ber­na­men­ta­les con­fir­man que la pró­xi­ma se­ma­na se to­ma­rá una de­ci­sión y se con­cre­ta­rá el me­ca­nis­mo pa­ra con­ju­gar la li­ber­tad de las fa­mi­lias y el mo­de­lo de es­cue­la ca­ta­la­na.

Se tra­ta de una cues­tión muy sen­si­ble en Ca­ta­lu­ña, don­de la in­mer­sión lin­güís­ti­ca es una de sus se­ñas de iden­ti­dad. El mi­nis­tro de Edu­ca­ción, Íñi­go Mén­dez de Vi­go, nie­ga que el mo­de­lo va­ya a ser re­for­ma­do y ar­gu­men­ta que hay que en­con­trar una fór­mu­la pa­ra que se cum­plan las sen­ten­cias ju­di­cia­les que apun­tan a que, co­mo mí­ni­mo, un 25 % de las asig­na­tu­ras sean im­par­ti­das en cas­te­llano. Pe­ro for­ma­cio­nes co­mo el PSOE y el PNV cues­tio­nan que el Go­bierno pue­da am­pa­rar­se en el ar­tícu­lo 155 de la Cons­ti­tu­ción pa­ra to­mar de­ci­sio­nes «po­lí­ti­cas» en es­ta ma­te­ria y los na­cio­na­lis­tas vas­cos, de quie­nes de­pen­de el fu­tu­ro de los Pre­su­pues­tos, ad­vier­ten de que se tra­ta­ría de un «sal­to cua­li­ta­ti­vo».

La ges­tión dis­cre­ta

Pre­ci­sa­men­te, ges­tio­nar la Ge­ne­ra­li­tat de la ma­ne­ra más téc­ni­ca y dis­cre­ta po­si­ble ha si­do el prin­ci­pal em­pe­ño de la Mon­cloa. El se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra las Ad­mi­nis­tra­cio­nes Te­rri­to­ria­les ce­le­bró en di­ciem­bre, en su pri­mer ba­lan­ce en el Se­na­do, que el 155 se es­tu­vie­ra apli­can­do «sin pi­sar nin­gún ca­llo». Y cuan­do la se­ma­na pa­sa­da vol­vió a la Cá­ma­ra Al­ta, se de­fen­dió de las crí­ti­cas de Es­que­rra por ha­ber «ocu­pa­do» Ca­ta­lu­ña con el mis­mo ar­gu­men­to, el de ha­ber li­mi­ta­do la pre­sen­cia en Barcelona a él mis­mo, un re­pre­sen­tan­te del Mi­nis­te­rio del In­te­rior y un di­rec­tor ge­ne­ral. «Si eso es ocu­pa­ción, su cuer­po de ar­mas tam­bién es­tá flo­jo», bro­meó Ro­ber­to Ber­mú­dez de Castro.

Eso sí, los re­sul­ta­dos de la in­ter­ven­ción son, a su jui­cio, tan­gi­bles. En­tre el 27 de oc­tu­bre y el 22 de mar­zo, 260 car­gos de la Ge­ne­ra­li­tat han si­do ce­sa­dos, las lla­ma­das es­truc­tu­ras de Es­ta­do ca­ta­la­nas han que­da­do prác­ti­ca­men­te des­man­te­la­das y se han ce­le­bra­do 21 en­cuen­tros ex­tra­or­di­na­rios del Con­se­jo de Mi­nis­tros pa­ra apro­bar 181 acuer­dos so­bre Ca­ta­lu­ña. Fru­to de esas de­ci­sio­nes, el Go­bierno ha efec­tua­do pa­gos por im­por­te de 8.000 mi­llo­nes de eu­ros, de los cua­les más de 2.000 han ido des­ti­na­dos a pro­vee­do­res y 1.100, a en­ti­da­des lo­ca­les. Ade­más, se han des­blo­quea­do va­rias con­vo­ca­to­rias de em­pleo pú­bli­co: 455 pla­zas pa­ra Mos­sos d’Es­qua­dra y 2.000 pa­ra per­so­nal do­cen­te. En ma­te­ria edu­ca­ti­va, siem­pre se­gún los da­tos del Eje­cu­ti­vo, la cuan­tía de las sub­ven­cio­nes con­ce­di­das su­pera los cien mi­llo­nes de eu­ros.

El ba­lan­ce de la pla­ta­for­ma Ser­vi­dors.cat es bien dis­tin­to. Son fun­cio­na­rios ca­ta­la­nes en desacuer­do con la in­ter­ven­ción que res­pon­die­ron al Go­bierno agru­pán­do­se y que pu­bli­can sus in­for­mes so­bre «in­ven­ta­rios de da­ños». Ha­blan de pér­di­da de opor­tu­ni­da­des eco­nó­mi­cas, vul­ne­ra­ción de de­re­chos y de ini­cia­ti­vas le­gis­la­ti­vas que han de­caí­do de­bi­do a la ac­ti­va­ción del 155. El Go­bierno ve en es­te co­lec­ti­vo a los res­pon­sa­bles de las pro­tes­tas ini­cia­les que ex­ten­die­ron por las con­se­je­rías. Pe­ro fuen­tes del Eje­cu­ti­vo tras­la­dan que aque­llos epi­so­dios fue­ron per­dien­do vi­gor y que a día de hoy no se to­pan con ma­ni­fes­ta­cio­nes de des­con­ten­to o re­sis­ten­cia en el tra­ba­jo dia­rio.

EFE

Ro­ber­to Ber­mú­dez de Castro dio ex­pli­ca­cio­nes so­bre el 155.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.