Ló­pez Obra­dor arran­ca co­mo fa­vo­ri­to

Mé­xi­co abre hoy una lar­guí­si­ma cam­pa­ña elec­to­ral: 90 días pa­ra ele­gir pre­si­den­te

La Voz de Galicia (Monforte) - - INTERNACIONAL - HÉC­TOR ESTEPA

Co­mien­za el jue­go elec­to­ral en Mé­xi­co, que da hoy el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da a la cam­pa­ña pa­ra las pre­si­den­cia­les del 1 de ju­lio. En jue­go es­tá el Go­bierno del dé­ci­mo país más po­bla­do del pla­ne­ta, con 127 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, que con­for­man tam­bién la de­ci­mo­quin­ta economía mun­dial.

Las en­cues­tas apun­tan a la vic­to­ria del iz­quier­dis­ta An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, co­no­ci­do por sus ini­cia­les, AMLO. Cuen­ta con una in­ten­ción de vo­to del 42,4 %, se­gún el pro­me­dio de son­deos de Bloom­berg. Su­pera a su más in­me­dia­to ri­val por ca­si 17 pun­tos. La su­ya se­ría la pri­me­ra vic­to­ria de un can­di­da­to no apo­ya­do por los par­ti­dos tra­di­cio­na­les.

Las pro­pues­tas de AMLO, que se pre­sen­ta por ter­ce­ra vez a las pre­si­den­cia­les —per­dió por me­dio pun­to en el 2006 y de­nun­ció frau­de elec­to­ral— son de una mar­ca­da ten­den­cia iz­quier­dis­ta y rom­pen con el ac­tual sta­tus quo del país. Sus ad­ver­sa­rios han agi­ta­do la si­tua­ción de Ve­ne­zue­la con­tra su can­di­da­tu­ra.

Go­ber­na­ría en me­dio de una ten­sión cre­cien­te con EE.UU. Las di­fe­ren­cias en­tre am­bos paí­ses no han de­ja­do de cre­cer en los úl­ti­mos me­ses, de­bi­do no so­lo a la po­lé­mi­ca en torno al mu­ro fron­te­ri­zo que pre­ten­de Trump, sino tam­bién a la re­ne­go­cia­ción del tra­ta­do de li­bre co­mer­cio que une a am­bos paí­ses y a Ca­na­dá.

«He oí­do que tie­nen al­gu­nos muy bue­nos can­di­da­tos y que tie­nen a otros que qui­zás no son tan bue­nos», di­jo Trump a me­dia­dos de mar­zo, sin dar nom­bres. Su con­de­na a cual­quier can­di­da­to se­ría un aval elec­to­ral po­de­ro­sí­si­mo pa­ra el afor­tu­na­do.

La po­pu­la­ri­dad de AMLO cre­ce en un país su­mi­do en la co­rrup­ción y la muer­te pro­du­ci­da por los cár­te­les del nar­co­trá­fi­co.

El 2017 fue el año más vio­len­to des­de el ini­cio de los re­gis­tros, ha­ce dos dé­ca­das. Mé­xi­co con­ta­bi­li­zó 29.000 ase­si­na­tos. Más de 30.000 per­so­nas es­tán des­apa­re­ci­das en un país que, ade­más, ha vis­to ra­len­ti­za­do su cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co —cre­ce al 2% anual— y que su­fre gran­des de­sigual­da­des.

To­do ello jue­ga en con­tra del po­de­ro­so Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal (PRI), que ha go­ber­na­do el país du­ran­te 75 años —sal­vo dos se­xe­nios— y ha vis­to có­mo la po­pu­la­ri­dad del ac­tual pre­si­den­te, En­ri­que Pe­ña Nie­to (EPN), se ha des­plo­ma­do.

Por eso el par­ti­do se vio obli­ga­do a pos­tu­lar, por pri­me­ra vez en la his­to­ria y pre­vio cambio de es­ta­tu­tos, a un no afi­lia­do al par­ti­do. José An­to­nio Mea­de, ex­mi­nis­tro de Ha­cien­da de EPN, que te­nía la mi­sión de sal­var al PRI, pe­ro no lo es­tá con­si­guien­do. Es ter­ce­ro en las en­cues­tas con un 24,9 % de in­ten­ción de vo­to.

Ba­só la pri­me­ra par­te de su cam­pa­ña en ata­car a Ri­car­do Ana­ya del con­ser­va­dor Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal (PAN), que se pos­tu­la en coa­li­ción con par­ti­dos de cen­troiz­quier­da. Mea­de le acu­só de la­va­do de di­ne­ro en la ven­ta de una na­ve in­dus­trial, al­go que no ha lo­gra­do de­mos­trar y que Ana­ya ha ne­ga­do.

La dispu­ta en­tre Mea­de y Ana­ya no hi­zo más que apun­ta­lar el liderazgo de AMLO en la ca­rre­ra. Pe­ro el PRI da­rá ba­ta­lla. Mea­de ya ha co­men­za­do a cri­ti­car pro­pues­tas del lí­der iz­quier­dis­ta co­mo la cancelación de la cons­truc­ción del ae­ro­puer­to de Mé­xi­co. Hay un lí­der des­ta­ca­do en las en­cues­tas pe­ro sus ri­va­les no se lo van a po­ner fá­cil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.