La de­ci­sión de re­ti­rar las con­cer­ti­nas en­fren­ta al Go­bierno y a Me­li­lla

Im­bro­da ad­vier­te que exi­gi­rá el tras­la­do de los in­mi­gran­tes a la Pe­nín­su­la

La Voz de Galicia (Monforte) - - ESPAÑA -

Las con­cer­ti­nas nun­ca han te­ni­do bue­na pren­sa. Cues­tio­na­das por oe­ne­gés y par­ti­dos po­lí­ti­cos, aho­ra el nue­vo Eje­cu­ti­vo tam­bién las po­ne en cues­tión, lo que abrió la po­lé­mi­ca con el Go­bierno de Me­li­lla, cu­yo pre­si­den­te, Juan Jo­sé Im­bro­da, acu­sa al PSOE de ser los pri­me­ros en ins­ta­lar­las e in­ven­tar las de­vo­lu­cio­nes en ca­lien­te.

Las con­cer­ti­nas con­sis­ten en unos alam­bres equi­pa­dos con cu­chi­llas cor­tan­tes que ins­ta­ló co­ro­nan­do las va­llas fron­te­ri­za de Ceu­ta y Me­li­lla en el año 2005 el Go­bierno de Rodríguez Za­pa­te­ro, aun­que dos años des­pués es­te mis­mo Eje­cu­ti­vo or­de­nó re­ti­rar­las de par­te del va­lla­do me­li­llen­se por las he­ri­das que cau­sa­ban en quie­nes in­ten­ta­ban re­ba­sar el pe­rí­me­tro.

En el 2013, el Go­bierno de Ma­riano Ra­joy las re­cu­pe­ró en ple­na cri­sis mi­gra­to­ria, cuan­do los pa­sos fron­te­ri­zos de Ceu­ta y Me­li­lla se ha­bían con­ver­ti­do en de­ma­sia­do permea­bles pa­ra con­te­ner a los mi­les de in­mi­gran­tes que es­pe­ra­ban cual­quier opor­tu­ni­dad pa­ra en­trar en España a la carrera. La apli­ca­ción de las con­cer­ti­nas se ex­ten­dió. Ya no eran uti­li­za­das so­lo pa­ra co­ro­nar la alam­bra­da que in­ten­ta­ban sal­tar las per­so­nas, sino que es­tos cu­chi­llos tam­bién se co­lo­ca­ron en la par­te in­fe­rior de los dis­po­si­ti­vos di­sua­so­rios. Es­ta es­tra­te­gia fue muy cri­ti­ca­da po­lí­ti­ca y so­cial­men­te, pe­ro el Go­bierno se am­pa­ró en que su efec­to di­sua­so­rio era más que evi­den­te. «Ha­ré to­do pa­ra que pue­dan ser re­ti­ra­das», se­ña­ló ayer ta­jan­te en una en­tre­vis­ta ra­dio­fó­ni­ca el nue­vo mi­nis­tro del In­te­rior, Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka, que acla­ró que pe­di­rá un in­for­me pa­ra es­tu­diar alternativas a es­te sis­te­ma. Ho­ras des­pués, la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno, Car­men Cal­vo, res­pal­da­ba la ini­cia­ti­va y anun­ció que es­ta se­rá ob­je­to «de con­si­de­ra­ción y de­ci­sión» del Con­se­jo de Mi­nis­tros.

Apo­yo de las oe­ne­gés

Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal y la Co­mi­sión Es­pa­ño­la de Ayu­da al Re­fu­gia­do ce­le­bra­ron ayer el anun­cio de In­te­rior, pe­ro tam­bién re­cla­ma­ron que se pa­ren las de­vo­lu­cio­nes en ca­lien­te y se ga­ran­ti­ce el ac­ce­so al pro­ce­di­mien­to de asi­lo. «Es­pe­ra­mos que no sea una de­cla­ra­ción más y la me­di­da se apli­que cuan­to an­tes», de­ta­lló Verónica Ba­rro­so, res­pon­sa­ble de in­ves­ti­ga­ción y po­lí­ti­ca in­te­rior de Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal.

El Go­bierno de Me­li­lla te­me que la re­ti­ra­da de las con­cer­ti­nas con­lle­ve un re­pun­te en los in­ten­tos de los in­mi­gran­tes de cru­zar ile­gal­men­te la fron­te­ra de la ciu­dad au­tó­no­ma. Por ello, el con­se­je­ro de Bie­nes­tar, Da­niel Ven­tu­ra, anun­ció que si se adop­ta fi­nal­men­te la me­di­da pe­di­rán el tras­la­do «de in­me­dia­to» a la Pe­nín­su­la de los in­mi­gran­tes que pa­sen a la ciu­dad es­pa­ño­la, tan­to adul­tos co­mo me­no­res no acom­pa­ña­dos.

«El PP se ha en­con­tra­do lo que se ha en­con­tra­do», se­ña­ló ho­ras des­pués el pre­si­den­te de Me­li­lla, Juan Jo­sé Im­bro­da, quien re­cor­dó al PSOE que fue uno de sus Go­bier­nos el que ins­ta­ló las con­cer­ti­nas en la va­lla fron­te­ri­za en­tre España y Ma­rrue­cos y el que «in­ven­tó» las de­vo­lu­cio­nes en ca­lien­te de in­mi­gran­tes du­ran­te la pri­me­ra cri­sis, en el 2005. El po­lí­ti­co del PP res­pon­día al anun­cio de Gran­de-Mar­las­ka ape­lan­do a la «pru­den­cia» pa­ra evi­tar «el efec­to lla­ma­da» y es­pe­ran­do que la UE «di­ga al­go».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.