The Wa­ter­boys, la ci­ta es­te­lar

La ban­da de Mi­ke Scott, pio­ne­ra en la fu­sión del rock y el folk cel­ta ofre­ce­rá el vier­nes un con­cier­to gra­tui­to en la pla­za de Fe­fi­ñáns de Cam­ba­dos

La Voz de Galicia (Ourense) - Especial1 - - Música Y Escena - C.C.

Ini­ció ha­ce unos años la Fes­ta do Al­ba­ri­ño de Cam­ba­dos, se­gu­ra­men­te a la pro­cu­ra de su re­co­no­ci­mien­to co­mo Fies­ta de In­te­rés Tu­rís­ti­co In­ter­na­cio­nal, la cos­tum­bre de in­cor­po­rar un gru­po in­ter­na­cio­nal de re­nom­bre a su pro­gra­ma­ción mu­si­cal. Ha­ce un par de años fue­ron Ja­mes, el año pa­sa­do In­ma­cu­la­te Fools y en es­te 2017 se­rán The Wa­ter­boys quie­nes a las 23 ho­ras del vier­nes se suban al es­ce­na­rio de la pla­za de Fe­fi­ñáns.

La pro­pues­ta re­sul­ta des­de lue­go in­tere­san­te pues no es na­da fre­cuen­te que la ban­da de Mi­ke Scott ac­túe en Ga­li­cia a pe­sar de los mu­chos víncu­los mu­si­ca­les que man­tie­ne con las so­no­ri­da­des con re­mi­nis­cen­cias del folk cel­ta.

De he­cho The Wa­ter­boys fue­ron uno de los gru­pos pio­ne­ros en com­bi­nar el rock con ese ti­po de in­fluen­cias. La pre­sen­cia, por ejem­plo, del vio­lín en una ban­da de rock era has­ta en­ton­ces po­co me­nos que una ex­cen­tri­ci­dad. The Wa­ter­boys se en­car­ga­ron no so­lo de en­ca­ja­se per­fec­ta­men­te en su so­ni­do sino que se con­vir­tie­se en el ele­men­to que lo iden­ti­fi­ca­ba y sin­gu­la­ri­za­ba.

Mi­ke Scott creó The Wa­ter­boys en 1983. Su apa­ri­ción lla­mó tan­to la aten­ción que en ape­nas un par de años y con tan so­lo dos dis­cos ya ha­bían ac­tua­do con Pre­ten­ders, con U2 y en el Fes­ti­val de Glas­ton­bury.

En 1986 Mi­ke Scott tras­la­dó su re­si­den­cia a Du­blín. Esa mu­dan­za con­di­cio­nó de for­ma de­ter­mi­nan­te el so­ni­do del gru­po. En oc­tu­bre de 1988 pu­bli­can Fis­her­man’s blues, un dis­co que en un pri­mer mo­men­to de­cep­cio­nó a los has­ta en­ton­ces tra­di­cio­na­les se­gui­do­res de la ban­da, por sus evi­den­tes in­fluen­cias del folk es­co­cés e ir­lan­dés, pe­ro que se con­vir­tió en el tra­ba­jo más exi- to­so de The Wa­ter­boys en to­da su ca­rre­ra y el que les ha gran­jea­do el re­co­no­ci­mien­to a ni­vel mun­dial.

En 1993 las dis­cre­pan­cias en­tre los com­po­nen­tes del gru­po pro­vo­ca­ron que Mi­ke Scott de­ci­die­se po­ner pun­to fi­nal a The Wa­ter­boys e ini­ciar un nue­vo pro­yec­to en so­li­ta­rio. Sie­te años des­pués de­ci­dió re­cu­pe­rar el nom­bre de la ban­da y a va­rios de sus mú­si­cos pa­ra pu­bli­car A rock in the weary land, un dis­co en el que se ale­ja del folk pa­ra abra­zar el so­ni­do que mar­ca­ban ban­das en­ton­ces in­ci­pien­tes co­mo Ra­diohead.

Des­de en­ton­ces han pu­bli­ca­do cin­co dis­cos más, el úl­ti­mo de ellos en el 2014, gra­ba­do en Nash­vi­lle y en el que se aden­tra en el rock de raíz nor­te­ame­ri­cano con in­fluen­cias del soul.

The Wa­ter­boys ofre­ce­rán en Cam­ba­dos su úni­co con­cier­to en Es­pa­ña an­tes de la pu­bli­ca­ción de su nue­vo dis­co el 17 de sep­tiem­bre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.