Val­deo­rras si­gue al Na­za­reno

La ima­gen re­co­rre ma­ña­na las ca­lles

La Voz de Galicia (Ourense) - Especial1 - - ESPECIAL OURENSE EN FIESTAS - FI­NA ULLOA

El pro­gra­ma re­li­gio­so en honor a O Cris­to en O Bar­co, que ha ofre­ci­do el tra­di­cio­nal no­ve­na­rio y que in­cor­po­ra tam­bién va­rios ofi­cios para fa­ci­li­tar la asis­ten­cia de los de­vo­tos en el día gran­de, tie­ne su ci­ta cul­mi­nan­te a me­dio­día de ma­ña­na con la tra­di­cio­nal pro­ce­sión. La ima­gen del Na­za­reno, en un paso en­ga­la­na­do de flo­res y guia­do por los miem­bros de su co­fra­día, sal­drá de la igle­sia de San Mau­ro —el pa­trón original de la vi­lla— en la que ocu­pa un lu­gar pre­fe­ren­cial en su al­tar ma­yor desde ha­ce más de tres dé­ca­das.

Los de­vo­tos es­pe­ran ca­da año esa sa­li­da con los ojos pues­tos en el cie­lo que, en es­ta épo­ca del año, es siem­pre ines­ta­ble y que puede aguar la ce­le­bra­ción de­bi­do a la ne­ce­si­dad de evi­tar que la ta­lla, del si­glo XVII, pue­da da­ñar­se por un inopor­tuno cha­pa­rrón. Al mar­gen de las pro­ce­sio­nes de Se­ma­na Santa, la ima­gen del Na­za­reno bar­quen­se tan so­lo aban­do­na el tem­plo ca­da 14 de septiembre, el día gran­de de la ce­le­bra­ción, para recorrer las ca­lles del cas­co vie­jo an­tes de re­gre­sar por la ar­te­ria prin­ci­pal ha­cia la pra­za Maior, en la que se ce­le­bra la mi­sa ma­yor. Un ofi­cio re­li­gio­so que tam­bién se ha­ce al ai­re li­bre, bá­si­ca­men­te por­que la igle­sia es in­ca­paz de aco­ger a los cien­tos de fie­les val­deo­rre­ses que asis­ten a es­ta ci­ta.

O Cris­to no es ofi­cial­men­te — como sí ocu­rre por ejem­plo en O Ri­bei­ro con la Vir­gen del Por­tal— pa­trón de la co­mar­ca, pe­ro sí ejer­ce como tal en la prác­ti­ca. La de­vo­ción al Na­za­reno no se li­mi­ta a los ve­ci­nos de O Bar­co y son mu­chos los ve­ci­nos de otros mu­ni­ci­pios del orien­te ou­ren­sano que sien­ten es­ta fies­ta como pro­pia.

Del arrai­go de es­ta de­vo­ción da cuen­ta tam­bién el he­cho de que dis­pon­ga de una de las po­cas co­fra­días —for­mal­men­te cons­ti­tui­das y re­co­no­ci­das por el es­ta­men­to dio­ce­sano— de la pro­vin­cia. Su ori­gen se re­mon­ta a 1890 y ac­tua­li­zó sus es­ta­tu­tos, apro­ba­dos por el Obis­pa­do de As­tor­ga, en 1965. So­bre la ima­gen re­caen va­rias le­yen­das; al­gu­na co­mún a va­rios santos en mu­chos pun­tos de la geo­gra­fía, como la que ase­gu­ra que fue rea­li­za­da a par­tir de un tron­co que arras­tra­ba el río Ci­güe­ño, y otras más sin­gu­la­res como la que cuen­ta que por las lla­gas que se es­cul­pie­ron en su cuer­po bro­tó en una oca­sión san­gre. La ima­gen, rea­li­za­da en­tre 1690 y 1693, hoy ves­ti­da, es ori­gi­nal­men­te un cuer­po des­nu­do de Cris­to con co­ro­na de es­pi­nas. La pra­za Maior aco­ge­rá el fi­nal de la pro­ce­sión y la mi­sa al ai­re li­bre

FO­TO LOLITA VÁZ­QUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.