Un si­glo de si­len­cios

EL «AMEXICANO» BE­TO HER­NAN­DEZ FIRMA UNA OBRA MO­NU­MEN­TAL MON­TA­DA AL­RE­DE­DOR DE UN PER­SO­NA­JE SE­CUN­DA­RIO Y UN GI­GAN­TES­CO ARBOL GE­NEA­LÓ­GI­CO. ES TO­DA UNA VI­DA EN PÁ­GI­NAS, CON TO­DAS SUS ARIS­TAS, CON SO­BRE­SAL­TOS, CON ELE­MEN­TOS DEL REA­LIS­MO MÁ­GI­CO Y CON UNA GALERÍ

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - [ LETRAS ] -

RU­BÉN SANTAMARTA | Cien años en un cen­te­nar de pá­gi­nas di­bu­ja­das pa­re­ce una te­me­ri­dad de re­su­men. Y lo es. Cuan­do uno ter­mi­na de ver la úl­ti­ma vi­ñe­ta de Be­to Her­nan­dez le que­da la sen­sa­ción de ex­tre­ma ra­pi­dez, de bre­ve­dad. Ob­je­ti­vo con­se­gui­do por el crea­dor es­ta­dou­ni­den­se de ori­gen me­xi­cano (es­to es cla­ve en to­da su obra). Por­que al fi­nal de lo que ha­bla El día de Ju­lio es de la fa­ci­li­dad con la que pa­sa la vi­da por de­lan­te de uno, sin que sea­mos ca­pa­ces de re­pa­rar en ello. Cien años que pa­re­cen un día, en es­te ca­so el día de un hom­bre (el que da tí­tu­lo a la obra) apa­ren­te­men­te se­cun­da­rio que ve có­mo la des­gra­cia y al­gu­na pe­que­ña ale­gría van ca­yen­do so­bre su fa­mi­lia mien­tras él ob­ser­va.

La cons­truc­ción de la his­to­ria es ex­tra­or­di­na­ria. Her­nan­dez es ca­paz de ex­pri­mir en una pá­gi­na —en sie­te u ocho vi­ñe­tas, más bien— acon­te­ci­mien­tos so­bre­sa­lien­tes co­mo la des­apa­ri­ción de un ni­ño, la en­fer­me­dad, los abu­sos in­fan­ti­les, la homosexualidad re­pri­mi­da... Y to­do va pa­san­do. Pa­san los abue­los, los pa­dres, los her­ma­nos, los so­bri­nos, los hi­jos de los so­bri­nos, sus nie­tos... Y Ju­lio siem­pre si­gue ahí, en un pe­que­ño lu­gar de un des­co­no­ci­do pun­to de Nor­te­amé­ri­ca. No ha­ce fal­ta que nos di­ga cuán­do, por­que ad­ver­ti­mos la lle­ga­da de la pri­me­ra Gue­rra Mun­dial, de la se­gun­da, de la gran cri­sis es­ta­dou­ni­den­se, de Viet­nam... Pe­ro tam­bién de có­mo se van de­rri­ban­do al­gu­nos pre­jui­cios so­cia­les, del desa­rro­llo de las ciu­da­des, de la aper­tu­ra se­xual o de la irrup­ción del si­da. Y la vez se ha­bla de la amis­tad a lo lar­go de una vi­da, de la fa­mi­lia, de la ven­gan­za. Te­mas uni­ver­sa­les. Y mien­tras, to­do va flu­yen­do con to­tal nor­ma­li­dad. El re­la­to cam­bia de per­so­na­jes y da sal­tos ade­lan­te sin chi­rri­dos. Y cuan­do uno se da cuen­ta es­tá Ju­lio tum­ba­do, an­ciano ya, acu­rru­ca­do en la ca­ma jun­to a su an­cia­ní­si­ma ma­dre. Es el fi­nal de un den­so río na­rra­ti­vo en el que en­con­tra­mos pin­ce­la­das de rea­lis­mo má­gi­co que pue­de lle­var a iden­ti­fi­car es­ta hom­bre con los Cien años de so­le­dad de Gar­cía Már­quez. Se­ría in­jus­to ha­cer­lo por exa­ge­ra­do y por ma­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.