Dan O'Brien, Be­to Her­nán­dez, Fran Alon­so

EL ES­CRI­TOR Y «COW­BOY» DAN O’BRIEN RE­LA­TA LA AVEN­TU­RA QUE VI­VIÓ CUAN­DO DE­CI­DIÓ DEVOLVER EL BÚ­FA­LO A LOS PAS­TOS DE LAS LLA­NU­RAS DE SU RAN­CHO DE DAKOTA, SUS TRI­BU­LA­CIO­NES, DU­DAS Y FI­NAL­MEN­TE LA VIA­BI­LI­DAD DE TAN APA­SIO­NAN­TE EM­PRE­SA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - POR­TA­DA -

HÉC­TOR J. POR­TO | Es di­fí­cil ex­pli­car la fuer­za sal­ví­fi­ca de es­ta na­rra­ción. ¿A quién pue­de in­tere­sar­le có­mo un hom­bre mon­ta una gran­ja de bú­fa­los al nor­te de las Co­li­nas Ne­gras? La pre­gun­ta es le­gí­ti­ma, pe­ro la ver­dad es que en es­ta aven­tu­ra so­bran los mo­ti­vos. Si uno tie­ne la cu­rio­si­dad de pro­bar la me­di­ci­na de la vi­da no­ble y sal­va­je que pre­go­na y practica Dan O’Brien (Find­lay, Ohio, 1947), es­cri­tor, bió­lo­go, maes­tro ce­tre­ro y cow­boy, su con­cien­cia am­bien­tal y su éti­ca vi­tal ha­rán el res­to: con­quis­ta­rán a cual­quier lec­tor que se pre­sen­te con la men­te abier­ta. Y es­to va más allá de co­mer una car­ne sa­lu­da­ble, de un ani­mal que vi­ve li­bre y se ali­men­ta na­tu­ral­men­te, con las hier­bas de las Gran­des Lla­nu­ras, prác­ti­ca­men­te co­mo ocu­rría an­tes de que el «in­fa­me hé­roe na­cio­nal» Geor­ge Arms­trong Cus­ter vio­la­se con su ex­pe­di­ción de 1874 el tra­ta­do de paz de Fort La­ra­mie aden­trán­do­se en las Co­li­nas Ne­gras pa­ra pro­cla­mar des­pués a los cua­tro vien­tos que abun­da­ba el oro en aque­llas la­ti­tu­des. La de­rro­ta de los sioux y la pos­te­rior de­man­da de car­ne de bi­son­te —tam­bién de su len­gua y su piel— pa­ra ali­men­to de los bus­ca­do­res de oro y los tra­ba­ja­do­res de la construcción del fe­rro­ca­rril die­ron pa­so a una ca­za masiva que diez­mó rá­pi­da­men­te la ma­na­da y su­pu­so el co­mien­zo del ex­ter­mi­nio del bú­fa­lo en su há­bi­tat. Aque­llos pio­ne­ros bru­ta­les ma­sa­cra­ron de­ce­nas de mi­llo­nes de bú­fa­los. El re­la­to de O’Brien ex­pli­ca có­mo lle­ga al ín­ti­mo con­ven­ci­mien­to de que de­be de­jar las va­cas y de­di­car­se al cul­ti­vo de una es­pe­cie per­fec­ta­men­te adap­ta­da a la du­re­za de las con­di­cio­nes de aquel eco­sis­te­ma ex­tre­mo. Pe­ro so­bre to­do es una na­rra­ción sin pre­ten­sio­nes, que res­pi­ra ver­dad y hon­ra­dez, y de­ja atis­bar un res­qui­cio de es­pe­ran­za en una hu­ma­ni­dad en­si­mis­ma­da, en­tre­ga­da al con­su­mo y la ve­lo­ci­dad. In­clu­so cuan­do cuen­ta pro­fu­sa­men­te sus abun­dan­tes tri­bu­la­cio­nes eco­nó­mi­cas co­ti­dia­nas, con sus cré­di­tos y gas­tos en alam­bre y pos­tes pa­ra el va­lla­do, O’Brien re­sul­ta opor­tuno. Y her­mo­so.

«LOS BÚ­FA­LOS DE BRO­KEN HEART» NA­RRA­TI­VA. Dan O’Brien. Tra­duc­ción de Mi­guel Ros Gon­zá­lez. Co­lec­ción Li­bros Sal­va­jes. Erra­ta Na­tu­rae. 381 pá­gi­nas. 21,50 eu­ros

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.