DA­VID BUS­TA­MAN­TE.

«triunfito» que con­ven­ció a Es­pa­ña y al mun­do en­te­ro El

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - PORTADA -

EL CÁN­TA­BRO HA VEN­DI­DO MÁS DE DOS MI­LLO­NES DE DIS­COS Y PO­SEE 15 DIS­COS DE PLA­TINO

C. PE­REI­RO | Da­vid Bus­ta­men­te que­dó ter­ce­ro en aquel pri­me­ri­zo Ope­ra­ción Triun­fo del 2001, sin em­bar­go, pa­sa­dos quin­ce años, la ca­rre­ra del cán­ta­bro se con­fi­gu­ra co­mo la de un au­tén­ti­co ga­na­dor. Un ti­po cer­cano y en­tra­ña­ble, que mu­chos aún se­ña­lan co­mo el peón de cons­truc­ción que se con­vir­tió en es­tre­lla. Una his­to­ria de cuen­to, pe­ro muy real. Han pa­sa­do tan­tos años co­mo dis­cos de pla­tino. Apro­xi­ma­da­men­te, sus ven­tas de dis­cos se si­túan en torno a los dos mi­llo­nes de ál­bu­mes. Las ci­fras no son un cuen­to, son un au­tén­ti­co sue­ño pa­ra cual­quier ar­tis­ta.

La co­sa no que­da ahí. Bus­ta­man­te ha sa­bi­do ga­nar­se el afec­to del pú­bli­co. A di­fe­ren­cia de otros com­pa­ñe­ros de ge­ne­ra­ción, el can­tan­te ha te­ni­do una ca­pa­ci­dad en­co­mia­ble pa­ra caer bien a to­do ti­po de es­pec­ta­dor. Sus me­te­du­ras de pa­ta oca­sio­na­les no han que­da­do pa­ra los anales de la ton­te­ría, co­mo sí ha ocu­rri­do con otros fa­mo­sos o ar­tis­tas. Se­rá su son­ri­sa, o su for­ma de ser más na­tu­ral y dis­ten­di­da, pe­ro el cán­ta­bro sa­be mo­ver­se, sa­be can­tar y sa­be dis­fru­tar de su mo­men­to.

Es­te año gra­bó en Los Án­ge­les su úl­ti­mo dis­co, Amor de

los dos. Pro­du­ce Jor­ge Aven­da­ño Lührs —que ha tra­ba­ja­do con ar­tis­tas de la ta­lla de Plá­ci­do Do­min­go o Sa­rah Bright­man—. El dis­co es un ho­me­na­je a los gran­des clá­si­cos de la mú­si­ca me­xi­ca­na re­vi­sa­dos e in­ter­pre­ta­dos por Da­vid. Éxi­to de ven­tas y otro dis­co de oro que sube a su mar­ca­dor. Hoy, vuel­ve a Ga­li­cia. Du­ran­te dos no­ches, pri­me­ro en Vigo y lue­go en A Co­ru­ña, Bus­ta­men­te ofre­ce­rá su voz y éxi­tos a to­do aquel que se acer­que has­ta las puer­tas del Au­di­to­rio del Mar de Vigo y el Pa­la­cio de la Ópe­ra her­cu­lino. El lleno es pro­ba­ble, y es que el au­ra del triunfito es­tá to­da­vía in­tac­ta.

Sea en Es­pa­ña o en Amé­ri­ca, el cán­ta­bro ha con­ven­ci­do a las ma­sas. Ha sa­li­do in­dem­ne con el pa­so de los años —en la ac­tua­li­dad pei­na los 34— y se en­cuen­tra en un mo­men­to ál­gi­do, pla­cen­te­ro; con es­car­ceos con la te­le­vi­sión. Has­ta ha que­ri­do lan­zar­se a la pis­ci­na de la in­ter­pre­ta­ción con una pe­que­ña aparición es­ta mis­ma se­ma­na en la pe­que­ña pan­ta­lla.

Ca­meos apar­te, su me­jor ca­ra se vis­lum­bra en los es­ce­na­rios. Un lu­gar que, des­de que se subió, no ha vuel­to a ba­jar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.