Tres­cien­tos ar­tis­tas en San­tia­go que ha­cen del mes­ti­za­je su gran ban­de­ra

LO QUE NA­CIÓ CO­MO UN FES­TI­VAL PA­RA MÚ­SI­CAS DEL MUN­DO SE HA CON­VER­TI­DO EN UN MUN­DO DE MÚ­SI­CAS: LOS AR­TIS­TAS QUE TO­MAN PAR­TE EN EL WO­MEX MEZ­CLAN MÚ­SI­CA DE RAÍZ CON, ROCK, ELEC­TRÓ­NI­CA O LO QUE SE TERCIE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - NO TE PIERDAS - SAN­TIA­GO

TAMARA MON­TE­RO | Cin­co días, 300 ar­tis­tas, 40 na­cio­na­li­da­des. Y un 100 % de mes­ti­za­je. Es el resumen del fes­ti­val Wo­mex, una ci­ta in­ter­na­cio­nal que re­ca­la por se­gun­da vez en San­tia­go y que con el pa­so de los años ha de­ja­do de ser sim­ple­men­te un fes­ti­val de mú­si­ca de raíz pa­ra presentar pro­pues­tas que com­bi­nan to­do lo com­bi­na­ble. En el mes­ti­za­je es­tá el gus­to. Uno se pue­de en­con­trar des­de mú­si­ca elec­tró­ni­ca com­bi­na­da con rit­mos del Ma­greb, rock que ha re­cu­pe­ra­do mú­si­ca de Orien­te Me­dio y tam­bién a la úni­ca DJ afri­ca­na que exis­te. Y que ade­más es ne­gra. Eso es Wo­mex. La To­rre de Babel, el cri­sol de cul­tu­ral. La sus­tan- cia, la mezcla que en­ri­que­ce.

Co­mo la de Du­du Tas­sa & de Ku­wai­tis, que ac­túa hoy mis­mo. Du­do, de ori­gen ira­quí, a la vez es ju­dío y vi­ve en Is­rael. Es la de­mos­tra­ción em­pí­ri­ca de las bon­da­des del in­ter­cam­bio cul­tu­ral. Su ban­da, des­de el rock, se ha ido acer­ca­do a la mú­si­ca del Me­dio Orien­te.

El vier­nes tam­bién ha­brá que vol­ver la vista ha­cia el nor­te. Des­de Ru­sia ate­rri­zan en Com­po­te­la Oli­garkh, un fe­nó­meno en su país de ori­gen por su ca­pa­ci­dad de in­tro­du­cir en el rock rit­mos tra­di­cio­na­les ru­sos. Fe­nó­meno son tam­bién Bi­xi­ga 70, el di­rec­tor más po­ten­te de Bra­sil en es­te mo­men­to y que son el no va más del mes­ti­za­je. Son ca­pa­ces de mez­clar sam­ba con mú­si­ca eu­ro­pea.

Y de La­ti­noa­mé­ri­ca ha­cia Áfri­ca. DJ Ra­chel es la úni­ca DJ mu­jer del con­ti­nen­te. De ori­gen ugan­dés, co­men­zó co­mo can­tan­te, pe­ro de­ci­dió pa­sar­se a los pla­tos y rom­per con es­te­reo­ti­pos.

El sá­ba­do, los pla­tos fuer­tes son Bar­gou 08, tu­ne­ci­nos y bel­gas. La su­ya es la his­to­ria del amor por la pro­pia cul­tu­ra. Han he­cho la­bor de recuperación de la me­mo­ria mu­si­cal de una de las zo­nas más em­po­bre­ci­das de Tú­nez y esos so­ni­dos que han vuel­to del pa­sa­do se com­bi­nan con mú­si­ca elec­tró­ni­ca.

Des­de Lon­dres lle­gan ade­más Uni­ted Vi­bra­tions. De ori­gen ma­yo­ri­ta­ria­men­te afri­cano, sus te­mas abar­can des­de el afro has­ta el jazz, el funk y el soul.

Ga­li­cia pa­ra el mun­do

El ca­mino del Wo­mex es de ida y vuel­ta. De ida pa­ra los ar­tis­tas que des­de Ga­li­cia pue­den mos­trar al mun­do en­te­ro en qué an­dan me­ti­dos. Es el ca­so de Narf, que en el Wo­mex des­pi­de un pro­yec­to que lo ha lle­va­do a co­la­bo­rar con Tim­bi­la Mu­zim­ba. Com­pos­te­la y Mapu­to dán­do­se la mano. Ga­li­cia y Mo­zam­bi­que crean­do mú­si­ca. Xa­bier Díaz, acom­pa­ña­do de las Adu­fei­ras de Sa­li­tre, re­in­ter­pre­ta on­ce te­mas tra­di­cio­na­les ga­lle­gos y un es­pa­ñol des­de la óp­ti­ca de van­guar­dia. Ra­dio Cos, por su par­te, es el ter­cer gru­po ga­lle­go en la his­to­ria del Wo­mex es­co­gi­do pa­ra la sec­ción ofi­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.