Abar­ca y Ga­rri­do dan el sal­to a Bar­ce­lo­na

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - LIBROS - TEX­TO: LUÍS POU­SA

Dos co­sas sor­pren­den al lec­tor ha­bi­tual de Nieves Abar­ca y Vi­cen­te Ga­rri­do en es­ta su nue­va no­ve­la, El be­so de Tos­ca. No apa­re­ce nues­tra querida Va­len­ti­na Ne­gro y el li­bro tam­po­co es­tá am­bien­ta­do en A Co­ru­ña, sino en Bar­ce­lo­na. To­da una osa­día, por­que Bar­ce­lo­na es la ca­pi­tal de la li­te­ra­tu­ra ne­gra es­pa­ño­la y ya tie­ne sus ico­nos po­li­cia­les: des­de los año­ra­dos Francisco González Le­des­ma y su glo­rio­sa Cró­ni­ca sen­ti­men­tal en ro­jo o Ma­nuel Váz­quez Mon­tal­bán y la se­rie de Pe­pe Car­val­ho, has­ta los ac­tua­les Car­los Za­nón o To­ni Hill.

Pe­ro, co­mo apun­ta­ba Nieves Abar­ca en es­tas mis­mas pá­gi­nas ha­ce unos días, es­cri­bir es asu­mir ries­gos: «Pa­ra lo otro ya soy fun­cio­na­ria». Y hay que em­pe­zar por de­cir que la que —creo— es la pri­me­ra no­ve­la ne­gra bar­ce­lo­ne­sa no es­cri­ta por un bar­ce­lo­nés es una mag­ní­fi­ca pie­za que su­pera el re­to con cre­ces.

En El be­so de Tos­ca —des­de mi pun­to de vis­ta la me­jor obra es­cri­ta has­ta aho­ra por Abar­ca y Ga­rri­do— se mez­clan las bam­ba­li­nas de la ópe­ra —un mun­do des­pia­da­do que no ima­gi­ná­ba­mos los le­gos en la ma­te­ria— con los ama­ños del bo­xeo, el sór­di­do uni­ver­so de la pros­ti­tu­ción, el trá­fi­co de ar­mas, la tra­ta de blan­cas e in­clu­so la es­ta­fa de las pre­fe­ren­tes y los desahu­cios.

To­do ello ade­re­za­do con mu­cho se­xo, vio­len­cia, in­ves­ti­ga­cio­nes po­li­cia­les y de­tec­ti­ves­cas que se cru­zan, un gru­po te­rro­ris­ta su­pre­ma­cis­ta que pla­nea aten­tar en Bar­ce­lo­na —per­dón por el spoi­ler, pe­ro no se pue­de es­cri­bir de un li­bro co­mo es­te sin co­me­ter un pe­que­ño spoi­ler— y, por su­pues­to, la ma­ra­vi­llo­sa y trá­gi­ca his­to­ria del mal­va­do po­li­cía Scar­pia, Tos­ca y su amado pin­tor Ca­va­ra­dos­si a la que pu­so mú­si­ca —y qué mú­si­ca, san­to cie­lo— Gia­co­mo Puc­ci­ni.

Por­que la mú­si­ca es una de las gran­des pro­ta­go­nis­tas del li­bro. No so­lo por el te­lón de fon­do ope­rís­ti­co, sino por­que lo que es­cu­chan los per­so­na­jes tam­bién ayu­da a los au­to­res a re­tra­tar­los. ¿Qué le gus­ta, por ejem­plo, al pér­fi­do em­pre­sa­rio y pro­xe­ne­ta Ber­to Are­ces? Ob­vio: Ber­tín Os­bor­ne a to­do vo­lu­men en su des­ca­po­ta­ble mien­tras avan­za por la Dia­go­nal.

Abar­ca y Ga­rri­do, Ga­rri­do y Abar­ca, es­cri­ben a cua­tro ma­nos pe­ro eso nun­ca se no­ta en el tex­to. La uni­dad for­mal y es­ti­lís­ti­ca es per­fec­ta y, fe­liz­men­te, han hui­do de los tó­pi­cos de Bar­ce­lo­na. El úni­co lu­gar turístico que se men­cio­na es la Sa­gra­da Fa­mi­lia y no pre­ci­sa­men­te pa­ra bien, sino pa­ra que al­guien la des­cri­ba co­mo el es­pan­to­so cas­ti­llo de Dis­ney­lan­dia en Or­lan­do.

Por­que ya es­tá di­cho que es­ta es una no­ve­la que asu­me ries­gos, que se lan­za a tum­ba abier­ta por la tras­tien­da de una so­cie­dad que en la su­per­fi­cie apa­ren­ta ser prós­pe­ra y fe­liz pe­ro que, en reali­dad, tie­ne una vi­da sub­te­rrá­nea don­de los pro­ble­mas se arre­glan a ti­ros o cu­chi­lla­zos. Por eso hay que leer El be­so de Tos­ca. Aun­que no es­tén A Co­ru­ña ni Va­len­ti­na Ne­gro. Por­que es­tán Abar­ca y Ga­rri­do y una Bar­ce­lo­na úni­ca y di­fe­ren­te.

EL BE­SO DE TOS­CA AU­TO­RES

NIEVES ABAR­CA

Y VI­CEN­TE GA­RRI­DO EDI­TO­RIAL

EDI­CIO­NES B.

544 PÁ­GI­NAS; 19,90 EU­ROS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.