El ar­tis­ta vi­vió un au­tén­ti­co in­fierno por la des­apa­ri­ción de su ma­dre

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - FUERA DE SERIE . LA HISTORIA BRUTAL DE LUIS MIGUEL -

vi­deo­clips en Aca­pul­co, con esa ban­da so­no­ra tan hor­te­ra co­mo de­li­cio­sa («Cuan­do ca­lien­ta el sol aquí en la pla­ya», «Se­rá que no me amas»…) que ali­vian el pe­so de un pa­dre cruel, in­tere­sa­do, dés­po­ta, mu­je­rie­go, que ar­ma ese ac­to­ra­zo que es Ós­car Jae­na­da. La se­rie se llama Luis Mi­guel, pe­ro bien po­dría lla­mar­se Lui­si­to Rey, por­que Jae­na­da ab­sor­be al res­to del elen­co, se co­me en cuer­po y al­ma a ese pa­dre te­rro­rí­fi­co y nos re­ga­la un pa­pe­lón que se ha con­ver­ti­do en to­do un fe­nó­meno vi­ral. «Te odio, Lui­si­to Rey» es una de las fra­ses que em­pe­zó es­tam­pan­do ca­mi­se­tas y que en for­ma de es­lo­gan re­su­me la esen­cia de la tras­cen­den­cia de la se­rie. Lui­si­to Rey es hoy el per­so­na­je más odia­do de Mé­xi­co, co­mo lo es esa ma­ne­ra des­pec­ti­va de ha­blar y de re­du­cir en un di­mi­nu­ti­vo a su hi­jo («Micky, pis­ha»), por­que Jae­na­da ha sa­ca­do to­da su ar­ti­lle­ría pa­ra dar­le for­ma al mons­truo, que a ve­ces tie­ne la gra­cia de un bus­ca­vi­das y otras es­pan­ta, pa­ra dar­le la ‘nor­ma­li­dad’ a quien (eso no se le nie­ga) fue ca­paz de in­ven­tar­le y cons­truir­le una ca­rre­ra a Luis Mi­guel y estuvo a pun­to de des­gra­ciár­se­la. Luis Rey mu­rió en 1992, año en que arran­ca la fic­ción, jus­to cuan­do el cantante arra­sa­ba con su dis­ca­zo de bo­le­ros que lo ca­ta­pul­tó co­mo un nú­me­ro uno. Un nú­me­ro uno al que, des­pués de ver la se­rie, es im­po­si­ble no que­rer un po­co más. La son­ri­sa de Luis Mi­guel es to­da­vía, fí­jen­se bien en ella, una he­ri­da abier­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.