Da­lí vuel­ve a so­ñar «Los vi­nos de Ga­la»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - Reportaje - TEXTO PILAR SALAS

Pa­ra

el «di­vino» Sal­va­dor Da­lí los vi­nos no eran blan­cos o tin­tos sino «vo­lup­tuo­sos» o «de la luz». El ar­tis­ta de Fi­gue­res im­preg­nó la vi­ti­cul­tu­ra de su su­rrea­lis­mo y oni­ris­mo en Los vi­nos de Ga­la, obra pu­bli­ca­da en 1977 en fran­cés que vuel­ve a las es­tan­te­rías en edi­ción fac­sí­mil y en es­pa­ñol, de la mano de Tas­chen.

Da­lí con­ci­bió y ma­te­ria­li­zó es­ta obra de­di­ca­da a Ga­la, que cuen­ta con textos del es­cri­tor fran­cés ex­per­to en su pin­tu­ra Max Gé­rard y del vi­ti­cul­tor ga­lo Louis Ori­zet y se es­truc­tu­ra en­tre Los

diez vi­nos del di­vino y Los diez vi­nos

de Ga­la. Con la pri­me­ra par­te el lec­tor se aden­tra en una de­ce­na de las gran­des re­gio­nes vi­ní­co­las del mun­do pa­ra des­cu­brir los vi­nos de la Cham­pa­ña, Bur­deos, Je­rez, Châ­teau­neuf-duPa­pe, Ro­ma­née-Con­ti o Ca­li­for­nia y al­gu­nas de las bo­te­llas más ex­cel­sas y ca­ras del mer­ca­do.

Pre­ci­sa­men­te so­bre la be­bi­da que re­vo­lu­cio­nó Dom Pé­rig­non al in­ven­tar la cu­vée, el ta­pón de cor­cho y el em­bo­te­lla­do di­ce Da­lí que cuan­do com­par­tía la Re­si­den­cia de Es­tu­dian­tes de Ma­drid con Lor­ca y Bu­ñuel, en sus ve­la­das «el cham­pán co­rría a ríos» lo que les vol­vía «lí­ri­cos» al ha­blar «de la amis­tad y el amor». Al igual que tra­tó otros as­pec­tos mun­da­nos de for­ma ex­tra­va­gan­te, Da­lí hi­zo una re­vo­lu­cio­na­ria cla­si­fi­ca­ción del vino ba­sa­da en la ex­pe­rien­cia emo­cio­nal, en lu­gar de to­mar co­mo re­fe­ren­cia la geo­gra­fía o la va­rie­dad de uva, que se in­clu­ye en el apar­ta­do Los diez vi­nos de Ga­la.

Pa­ra Da­lí exis­tían los «vi­nos de go­zo», aque­llos que co­mo el «beau­jo­lais» o los «vin­hos ver­des» de Por­tu­gal «tie­nen vo­ca­ción de ape­ri­ti­vo, de bien­ve­ni­da», y los de «púr­pu­ra», vi­nos vi­go­ro­sos, de cuer­po pleno y sabroso, con los Cô­tes de Nuits, Cô­tes de Beau­ne y Ro­ma­née-Con­ti co­mo «he­ral­dos» e idea­les pa­ra acom­pa­ñar pla­tos de ca­za.

Tam­bién los «de este­ta», que con­si­de­ra­ba «eso­té­ri­cos, por­que es ne­ce­sa­rio es­tar al­ta­men­te ini­cia­do pa­ra cap­tar el men­sa­je se­cre­to que ocul­tan» los Saint-Émi­li­on, Mé­doc, Gra­ves o Po­me­rol, «vi­nos de ga­la» que de­ben ser ser­vi­dos con la li­tur­gia que me­re­cen sus re­ve­ren­cia­das bo­te­llas, y los de «au­ro­ra», co­mo ca­li­fi­có a los ro­sa­dos. Los vi­nos «vo­lup­tuo­sos» co­mo los sau­ter­nes y cé­rons que se «de­gus­tan co­mo ca­ra­me­los», o los «ge­ne­ro­sos» co­mo los Opor­to y mos­ca­te­les. To­do ello con la in­ten­ción de que los lec­to­res com­par­tan es­ta má­xi­ma da­li­nia­na: «Un ver­da­de­ro en­ten­di­do no be­be vino, sa­bo­rea sus se­cre­tos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.