SE LE ACA­BÓ LA PA­CIEN­CIA

PAU­LA ECHE­VA­RRÍA ES­TA­LLA AN­TE LAS ÚL­TI­MAS IN­FOR­MA­CIO­NES SO­BRE LA APA­RI­CIÓN DE UN SU­PUES­TO NUE­VO ‘AMI­GO ES­PE­CIAL’.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR AU­RE­LIO MAN­ZANO

PAU­LA ECHE­VA­RRÍA es­ta­lla tras los ru­mo­res que la re­la­cio­nan con el ve­ne­zo­lano NI­CO­LÁS TOTH.

Tal y co­mo di­ce el re­fra­ne­ro, «es­ta ha si­do la go­ta de agua que ha

col­ma­do el va­so». Pau­la Eche­va­rría (39) ha es­ta­lla­do an­te las úl­ti­mas in­for­ma­cio­nes so­bre ella y un su­pues­to nue­vo ‘ami­go es­pe­cial’. El pa­sa­do do­min­go, en el pro­gra­ma Vi­va la vi­da (Te­le­cin­co), la co­la­bo­ra­do­ra Ma­ri­sa Mar­tín Blázquez anun­cia­ba

que te­nía una «gran ex­clu­si­va». «En la vi­da de Pau­la hay una per­so­na, des­de ha­ce va­rios me­ses, a la que es­tá co­no­cien­do. No ha­blo de una re­la­ción amo­ro­sa, sino de al­guien a quien es­tá co­no­cien­do y que no ha si­do el mo­ti­vo de su rup­tu­ra. Es­te ma­tri-

mo­nio lle­va­ba des­de ha­ce mu­cho tiem­po en cri­sis. Te­nían una se­pa­ra­ción fir­ma­da ha­ce tres años, pe­ro la ver­dad es que ha co­no­ci­do a una per­so­na con la que es­tá ilu­sio­na­da, con la que se ve cuan­do sus ho­ra­rios se lo per­mi­ten. Y han ini­cia­do una re­la­ción de

amistad», sen­ten­cia­ba. Se­gún la pe­rio­dis­ta, es­te hom­bre se­ría un em­pre­sa­rio mul­ti­mi­llo­na­rio de na­cio­na­li­dad venezolana, con ne­go­cios en Mia­mi, Nue­va York y Es­pa­ña, ma­yor que Da­vid, y al que ha­bría co­no­ci­do a tra­vés de ami­gos co­mu­nes. Es­tos, ade­más, le ser­vi­rían de ayu­da pa­ra fa­ci­li­tar en­cuen­tros pri­va­dos

La mis­ma co­la­bo­ra­do­ra tam­bién afir­mó que tan­to Da­vid co­mo el círcu­lo de ami­gos del em­pre­sa­rio se­rían co­no­ce­do­res del ini­cio de es­ta ‘amistad’. Y que al cantante, aun no ha­cién­do­le mu­cha gra­cia, res­pe­ta­ría los de­seos de la ma­dre de su hi­ja.

A los po­cos mi­nu­tos de que se lan­za­ra es­ta bom­ba, era la pro­pia Eche­va­rría quien en­via­ba un men­sa­je a la

Odio las mentiras y mi hi­ja lo es­cu­cha to­do

pe­rio­dis­ta des­min­tien­do la in­for­ma­ción. Es­ta no rec­ti­fi­có, pro­vo­can­do la fu­ria de la ac­triz.

DES­PE­JA­DA LA IN­CÓG­NI­TA

Es­te me­dio se pu­so en con­tac­to con Pau­la pa­ra co­no­cer

su reac­ción: «Es ab­so­lu­ta­men­te fal­so. No tie­ne nin­gún fun­da­men­to. Es­toy can­sa­da. Ten­go pa­cien­cia, pe­ro no tan­ta. Nun­ca po­drán te­ner una ima­gen ni con un ve­ne­zo­lano ni con un es­pa­ñol, por­que no exis­te na­die en mi vi­da.

¿Que hay fo­tos? ¡Qué las

sa­quen!», sen­ten­cia Pau­la. A los po­cos días, la pren­sa des­ve­la­ba el nom­bre de esa supuesta ‘nue­va ilusión’. Se tra­ta de Ni­co­lás Toth. Es mo­de­lo y, ade­más, tie­ne una em­pre­sa de co­mu­ni­ca­ción y re­la­cio­nes pú­bli­cas jun­to a Ra­fael Ríos en Ma­drid. Pau­la nos cuen­ta que ape­nas ha te­ni­do tra­to con él: «He vis­to a Ni­co­lás dos ve­ces en mi vi­da. En el cum­plea­ños de Jo­sé Asín, que es la fo­to en

la que apa­re­ce­mos un gru­po jun­to el cum­plea­ñe­ro, y en la fies­ta del fi­nal de

Vel­vet, don­de él me pi­dió ha­cer­se una fo­to con­mi­go. No so­mos ami­gos, aun­que nos se­gui­mos por Ins­ta­gram. No en­tien­do có­mo han po­di­do in­ven­tar es­ta his­to­ria».

Otra de las in­for­ma­cio­nes que ver­tió la mis­ma co­la­bo­ra­do­ra en el pro­gra­ma fue que «Bus­ta­man­te ya le ha­bría pe­di­do a Pau­la que emi­tie­sen un co­mu­ni­ca­do con­jun­to pa­ra anun­ciar su di­vor­cio, sin em­bar­go la ac­triz no que­rría dar el pa­so, al­go que es­ta­ría lle­nan­do de ilusión al cantante». Al­go que Eche­va­rría tam­bién ha que­ri­do des­men­tir: «Es com­ple­ta­men­te fal­so. No ha da­do ni una». La si­tua­ción ha aca­ba­do con su pa­cien­cia: «Odio las mentiras y lle­vo tres me­ses es­cu­chan­do una tras otra. Ten­go una fa­mi­lia y, so­bre to­do, una hi­ja que es­cu­cha to­do. Me gus­ta­ría, al me­nos, que cuan­do ha­blen, den da­tos y sean va­lien­tes y no se am­pa­ren en un ‘su­pues­ta­men­te’ o ‘hi­po­té­ti­ca­men­te’. Yo no ten­go na­da que ocul­tar».

Lo cier­to es que, des­pués de ha­ber­se pro­du­ci­do la Co­mu­nión, don­de la pa­re­ja se com­por­tó a la al­tu­ra y fue ge­ne­ro­sa con los me­dios po­san­do, la si­tua­ción sen­ti­men­tal en­tre la pa­re­ja no ha va­ria­do. «No hay na­da de­ci­di­do», di­ce Pau­la. A pe­sar de lo que se pue­da in­ter­pre­tar a tra­vés de su len­gua­je cor­po­ral en sus úl­ti­mas fo­tos, la res­pues­ta so­lo la tie­nen ellos. Y ellos se­rán los que de­ci­dan có­mo y cuán­do ha­cer­la pú­bli­ca.

Al cie­rre de es­ta edi­ción, ya se ba­ra­ja­ban otro nombres tras el des­men­ti­do de Toth, tam­bién de ori­gen ve­ne­zo­lano. Ha­brá que ver en los pró­xi­mos días có­mo va la qui­nie­la pa­ra bus­car­le no­vio a Pau­la. ♥

LA AC­TRIZ ES­TÁ HAR­TA DE QUE SE HA­BLE DE SU VI­DA SIN FUN­DA­MEN­TO

Ase­gu­ra que es im­po­si­ble que ha­ya fo­tos su­yas con nin­gún hom­bre, por­que no exis­te na­die en su vi­da.

EN EL COR­PUS, SO­LO LAS DOS Du­ran­te la pro­ce­sión del Cor­pus Ch­ris­ti, Da­vid Bus­ta­man­te no acom­pa­ñó a su hi­ja y a la que aun es su mu­jer. Sí es­tu­vie­ron los fa­mi­lia­res de Pau­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.