Arra­san las mar­cas chi­nas « low cost » co­mo Xiao­mi, Op­po, Vib­bo y OneP­lus.

Los mó­vi­les que vie­nen de Chi­na tie­nen muy buen ren­di­mien­to y unos pre­cios muy con­te­ni­dos. Aun­que es muy di­fí­cil co­no­cer to­das las mar­cas, al­gu­nas ya han en­con­tra­do su hue­co en la in­dus­tria mó­vil.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - Portada - TEX­TO: DAVID SE­RAN­TES

Al sur de la pro­vin­cia chi­na de Can­tón, en una zo­na atra­ve­sa­da por ríos y pro­fun­das zan­jas en los arro­za­les, se en­cuen­tra la sub­pro­vin­cia de Shenz­hen. En esa re­gión vi­ven apro­xi­ma­da­men­te 10 mi­llo­nes de per­so­nas y a día de hoy es el lu­gar del que con to­da pro­ba­bi­li­dad pro­ce­de al­gu­na, si no to­das, de las par­tes del smartp­ho­ne que lle­va­mos en el bol­si­llo. Su pro­duc­ción eco­nó­mi­ca to­tal es ma­yor que la de Por­tu­gal, la Re­pú­bli­ca de Ir­lan­da y Viet­nam, y se le con­si­de­ra el Si­li­con Va­lley de Asia.

Des­de allí lle­gan ca­da día no­ti­cias a Eu­ro­pa de nue­vas mar­cas de te­le- fo­nía mó­vil, lo que ha­ce que mu­chos usua­rios se pier­dan en­tre la in­men­si­dad del océano di­gi­tal. Los fa­bri­can­tes chi­nos son re­co­no­ci­dos por su ca­pa­ci­dad pa­ra di­se­ñar pro­duc­tos de una for­ma muy ágil, ins­pi­rar­se en las mar­cas que ma­yor éxi­to tie­nen en el mer­ca­do y con­se­guir ha­cer lle­gar sus pro­duc­tos a otros paí­ses sin la ne­ce­si­dad de gran­des cam­pa­ñas de már­ke­ting. Qui­zá ese sea el se­cre­to de su éxi­to.

Xiao­mi es hoy la más fia­ble y a la vez más co­no­ci­da com­pa­ñía de ori­gen asiá­ti­co que exis­te en el mer­ca­do. Al­gu­nos han lle­ga­do a ha­blar de ella co­mo la «Ap­ple chi­na»; sus dis­po­si­ti­vos son co­no­ci­dos por su di­se­ño pro­pio y por la di­ver­si­fi­ca­ción que han he­cho con ba­te­rías, pul­se­ras de ac­ti­vi­dad e in­clu­so lám­pa­ras de es­cri­to­rio. Pe­ro hay mu­chas otras co­mo Mei­zu, que tam­bién ha con­se-

gui­do ha­cer­se un nom­bre en el sec­tor o las me­nos co­no­ci­das por el pú­bli­co co­mo Doo­gee, Ver­nee o Umi­di­gi que apor­tan un so­plo de ai­re fres­co y so­bre to­do unos pro­duc­tos muy bien aca­ba­dos a un pre­cio que no su­pera en oca­sio­nes los 150 eu­ros pa­ra ter­mi­na­les de ga­ma me­dia.

El au­ge de los fo­ros es­pe­cia­li­za­dos, las re­des so­cia­les y el au­men­to del co­mer­cio elec­tró­ni­co son so­lo al­gu­nos de los fac­to­res que ani­man a los usua­rios a com­prar sus dis­po­si­ti­vos. Es el ca­so de Ro­ber­to Díaz, un in­ge­nie­ro bu­re­len­se que lle­va años dis­fru­tan­do de mó­vi­les con pro­ce­den­cia asiá­ti­ca. Cuen­ta que co­men­zó com­pran­do dis­po­si­ti­vos en si­tios de ven­ta con ori­gen chino, don­de se ha­cía con clo­nes de pro­duc­tos co­rea­nos, has­ta múl­ti­ples apa­ra­tos de la mar­ca Le­no­vo con los que lle­gó a sur­tir a par­te de su fa­mi­lia. Hoy en día uti­li­za un ter­mi­nal de la mar­ca OneP­lus y ya es­tá pen­san­do en el si­guien­te.

La ca­li­dad del hard­wa­re ha ido en au­men­to en los úl­ti­mos años. Aho­ra ya po­de­mos en­con­trar tien­das que en­vían los pro­duc­tos des­de Es­pa­ña y mu­chas que lo ha­cen a ni­vel eu­ro­peo. La ga­ran­tía ofre­ci­da su­pera to­dos los es­tán­da­res de la UE y en es­te sen­ti­do po­de­mos es­tar bien tran­qui­los. El soft­wa­re tam­po­co es un pro­ble­ma, ya que to­dos in­clu­yen las úl­ti­mas ver­sio­nes de An­droid y, aun­que al­gu­nos, co­mo Mei­zu, se atre­ven a in­cluir una ca­pa per­so­na­li­za­da pa­ra ha­cer más su­yo el sis­te­ma ope­ra­ti­vo, sue­len en­con­trar una bue­na in­te­gra­ción en­tre soft y hard­wa­re.

En las re­des so­cia­les se co­men­ta des­de ha­ce va­rios años que las pan­ta­llas que in­clu­yen los dis­po­si­ti­vos de Ap­ple, Sam­sung, HTC y to­das las gran­des mar­cas son exac­ta­men­te igua­les que las que in­clu­yen las mar­cas más mo­des­tas que emer­gen des­de Chi­na. No hay nin­gu­na prue­ba con­clu­yen­te, por su­pues­to, aun­que usua­rios de dis­po­si­ti­vos chi­nos co­mo Va­ro Quin­tía lo tie­nen cla­ro: «Si la pan­ta­lla se me va a rom­per, al me­nos me do­le­rá un po­co me­nos, aun­que sea en la car­te­ra».

To­do pa­re­ce in­di­car que los ma­te­ria­les, las fá­bri­cas, los operarios y los pro­ce­sos de pro­duc­ción son si­mi­la­res pa­ra to­dos los fa­bri­can­tes. Aho­ra es­tá en nues­tra mano to­mar la de­ci­sión, in­da­gar so­bre la ofer­ta de las nue­vas mar­cas y pro­bar. Aho­rra­re­mos un buen pi­co y ten­dre­mos una bue­na ex­pe­rien­cia de usua­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.