El cer­co des­em­pol­va la pa­rri­lla y se lan­za a la cam­pa­ña de la sar­di­na

En el nor­te de Ga­li­cia, las cap­tu­ras aún son tes­ti­mo­nia­les; en los puer­tos del sur, sin em­bar­go, ya ha ha­bi­do des­em­bar­cos im­por­tan­tes de la es­pe­cie es­tre­lla de ju­nio

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - TERRA - A. BUÍNCAS

La ma­yor par­te de la flo­ta del cer­co se ha co­lo­ca­do ya en la pa­rri­lla de sa­li­da pa­ra dar ini­cio a la tem­po­ra­da. Empieza ju­nio. El mes es­tre­lla de la más es­te­lar de sus cap­tu­ras: la sar­di­na. En 14 días, lle­ga­rá su pri­me­ra gran ci­ta con los mer­ca­dos: el san An­to­nio en Por­tu­gal. El 25, la ver­da­de­ra prue­ba de fue­go: san Xoán. Aun­que su rei­na­do se pro­lon­ga­rá du­ran­te to­do el ve­rano. Des­pués de va­rios años te­mien­do por su sa­lud, los pro­fe­sio­na­les ven atis­bos de re­cu­pe­ra­ción. No lo ven tan cla­ro los cien­tí­fi­cos, a pe­sar de que han re­ba­ja­do —aun­que no de­ma­sia­do—, el tono de alar­ma so­bre la si­tua­ción del stock.

1 CAP­TU­RAS. La mi­tad de las que ha­bía al prin­ci­pio del lus­tro

Que el chu­rras­co ha­ya ido ocu­pan­do en la pa­rri­lla el lu­gar que le co­rres­pon­día a la sar­di­na en la no­che más lar­ga del año no es ca­sual, sino con­se­cuen­cia di­rec­ta de la ley de la ofer­ta y la de­man­da, que ha au­pa­do al pe­lá­gi­co del mes a co­tas más pró­xi­mas a las de los de­no­mi­na­dos pes­ca­dos fi­nos que a las de sus pa­rien­tes más cer­ca­nos, ti­po ju­rel, an­choa o xar­da. Es lo que tie­ne la es­ca­sez. Y es­tos años, la sar­di­na no se ha pro­di­ga­do co­mo otros ejer­ci­cios. Es más, es­ta­ba en si­tua­ción crí­ti­ca. Tan­to, que Es­pa­ña y Por­tu­gal tu­vie­ron que pac­tar una regla de ex­plo­ta­ción y un plan de ges­tión pa­ra que Bru­se­las per­mi­tie­ra a am­bos paí­ses se­guir ex­plo­tán­do­la sin un to­tal ad­mi­si­ble de cap­tu­ras (TAC). El te­mor a ese cor­sé apu­ró a Ma­drid y a Lis­boa a al­can­zar un acuer­do y li­mi­tar la pes­ca de la es­pe­cie. Por lo de pron­to, so­lo se ex­trae­rán 10.000 to­ne­la­das has­ta fi­na­les de ju­lio. A par­tir de ahí, se verá. De­pen­de­rá de lo que ha­yan vis­to los cien­tí­fi­cos en las cam­pa­ñas de pri­ma­ve­ra. Por lo de pron­to, las cap­tu­ras del 2016 fue­ron jus­to la mi­tad de las que ha­bía en el 2012. Y esas 4.375 to­ne­la­das que se pes­ca­ron el año pa­sa­do son un 20 % de la me­jor cam­pa­ña del mi­le­nio: la del 2005.

2

PRE­CIOS. Más ca­ra pa­ra los mer­ca­dos de pro­xi­mi­dad

So­bre el pre­cio «non hai quei­xa», apun­tan los pro­fe­sio­na­les. El pre­cio me­dio es­tá por en­ci­ma del eu­ro y aún fal­ta por lle­gar la épo­ca fuer­te. José An­to­nio Gó­mez, pa­trón ma­yor de Por­to­no­vo, un puer­to en el que el cer­co tie­ne un pe­so im­por­tan­te, se­ña­la que los des­em­bar­cos de sar­di­na «da ma­ñá», esa que se cap­tu­ra de ma­dru­ga­da y que va pa­ra abas­te­cer en fres­co los mer­ca­dos más pró­xi­mos, se es­tá pa­gan­do ca­si a 4 eu­ros. Y «a da noi­te», que se des­car­ga a pri­me­ra ho­ra de la ma­dru­ga­da en las lon­jas, que tie­ne por des­tino los mer­ca­dos cen­tra­les y las fá­bri­cas, tam­bién es­tá ro­zan­do los 2 eu­ros. La mi­tad so­lo por es­ca­sas ho­ras de di­fe­ren­cia.

3 SI­TUA­CIÓN. Op­ti­mis­mo en­tre los pro­fe­sio­na­les...

Aun­que en la zo­na Nor­te de Ga­li­cia la sar­di­na no ha arri­ba­do to­da­vía, en al­gu­nos puer­tos del sur sí que ha ha­bi­do cap­tu­ras en un vo­lu­men im­por­tan­te. En Cam­ba­dos, por ejem­plo, es­te mes ha ha­bi­do jor­na­das en las que los des­em­bar­cos ron­da­ron las dos to­ne­la­das; y días, in­clu­so, en los que se ha es­ta­do por en­ci­ma de esa can­ti­dad. Unos vo­lú­me­nes que han he­cho ne­ce­sa­rio au­to­im­po­ner­se un to­pe dia­rio de sar­di­na de aquí has­ta me­dia­dos de ju­nio a las em­bar­ca­cio­nes que fae­nan con el xei­to, que en abril superaron con cre­ces las to­ne­la­das que pre­veían con­su­mir ese mes. Eso re­fuer­za el op­ti­mis­mo de los pro­fe­sio­na­les, que ase­gu­ran que se ve «máis sar­di­ña que uns anos atrás», se­ña­la An­drés Gar­cía, pa­trón ma­yor de Sa­da y pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Ar­ma­do­res de Cer­co de Ga­li­cia (Acer­ga). En esos años, los pro­pios pro­fe­sio­na­les re­fren­da­ban los gri­tos de alar­ma de los cien­tí­fi­cos, que ad­ver­tían de que el stock se en­con­tra­ba en el peor mo­men­to de su his­to­ria, en ni­ve­les inusual­men­te ba­jos.

4 VI­SIÓN DE LOS CIEN­TÍ­FI­COS. ...Y cau­te­la por par­te de los bió­lo­gos

Que la si­tua­ción bio­ló­gi­ca de la sar­di­na ha me­jo­ra­do tam­bién se per­ci­be en los or­ga­nis­mos cien­tí­fi­cos, que, de he­cho, el año pa­sa­do con­sin­tie­ron en re­vi­sar al al­za a mi­tad de cam­pa­ña la can­ti­dad que se re­par­ten Es­pa­ña y Por­tu­gal. Aho­ra bien, el jú­bi­lo de los bió­lo­gos es­tá va­rios gra­dos por de­ba­jo del que mues­tran los pro­fe­sio­na­les. A pe­sar de que la mor­ta­li­dad por pes­ca ha dis­mi­nui­do y de que la bio­ma­sa del stock se ha in­cre­men­ta­do, se­ña­lan que la abun­dan­cia es to­da­vía ba­ja, el re-

clu­ta­mien­to de in­di­vi­duos al stock no es co­mo pa­ra echar las cam­pa­nas al vue­lo y no se ven de­ma­sia­dos adul­tos. Ade­más, su dis­tri­bu­ción es­pa­cial si­gue sien­do irre­gu­lar y en­cuen­tran cal­vas en es­pa­cios del ca­la­de­ro en los que tra­di­cio­nal­men­te se veían sar­di­nas.

5 PERS­PEC­TI­VAS. Bue­nos au­gu­rios pa­ra la cam­pa­ña

Con to­das las cau­te­las, los pro­fe­sio­na­les con­fían en que la de es­te año sea una bue­na cam­pa­ña. Gó­mez Cas­tro se­ña­la que en los úl­ti­mos dos me­ses ya ha ha­bi­do cap­tu­ras im­por­tan­tes de sar­di­na. «Non é moi gran­de, pe­ro a que hai é boa», di­ce Jo­se­li­to. Ya no es­pe­ra tan­to en cues­tión de pre­cios pro­fe­sio­na­les co­mo el pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ga­le­ga de Con­fra­rías, To­más Fa­jar­do, quien no cree que es­te san Xoán se lle­gue «aos seis, se­te e oi­to eu­ros» que se lle­ga­ron a pa­gar. Aun­que es­te año, sin lle­gar al cé­nit de las ven­tas, ya se pa­ga­ron 5,80 eu­ros por un ki­lo de sar­di­na en lon­ja. Fue en Vi­la­xoán a me­dia­dos del mes pa­sa­do, en una jor­na­da en la que se subas­ta­ron dos ca­ji­tas de na­da.

6 CAM­BIO DE HÁ­BI­TOS. La di­na­mi­ta ya es co­sa del pa­sa­do

No ha­ce tan­to que en­tre las re­des y per­tre­chos de los pes­que­ros se in­cluía la di­na­mi­ta. Su em­pleo pa­ra la cap­tu­ra de sar­di­na es­ta­ba muy ex­ten­di­do. Pe­ro una ma­yor sen­si­bi­li­za­ción de los pescadores so­bre los efec­tos no­ci­vos de la pes­ca con ex­plo­si­vos pu­so con­tra las cuer­das a to­dos aque­llos que se re­sis­tían a de­jar los car­tu­chos en ca­sa. Una con­tun­den­te ope­ra­ción de la Guar­dia Ci­vil di­sua­dió de­fi­ni­ti­va­men­te a to­dos de avi­tua­llar­se en una pi­ro­tec­nia ade­más de re­cu­rrir a los efec­tos na­va­les. Hoy to­dos ase­gu­ran que la di­na­mi­ta en la pes­ca de sar­di­na ha si­do erra­di­ca­da.

7 EN TEM­PO­RA­DA. Más sa­bro­sa en ve­rano

Por más que el pi­co de la de­man­da se si­túe en ju­nio, «non é en san Xoán can­do a sar­di­ña pin­ga o pan». Es la opi­nión de Jo­se­li­to, que re­fren­dan otros mu­chos pa­la­da­res. La me­jor épo­ca pa­ra co­mer sar­di­na, cuan­do es­ta tie­ne gra­sa y sus­tan­cia, es a par­tir de ju­lio y, so­bre to­do, en agos­to.

8 ME­JOR ÉPO­CA. Re­gre­so de ca­la­de­ros le­ja­nos

Con no es­tar en tem­po­ra­da, no hay bar­co cer­que­ro ni em­bar­ca­ción del xei­to que se re­sis­ta al ti­rón de la sar­di­na en ju­nio. Por más que la cos­te­ra de la an­choa es­té sien­do una de las me­jo­res en años por cap­tu­ras y pre­cios y que es­té a pun­to de em­pe­zar la cos­te­ra del bo­ni­to, el cer­co ga­lle­go re­gre­sa­rá es­te mes del País Vas­co y otros ca­la­de­ros a los que se han des­pla­za­do pa­ra cum­plir con el ri­tual de san Xoán y la cap­tu­ra de sar­di­na.

9 OTRAS ES­PE­CIES. Abun­dan­cia de an­choa y es­ca­sez de ju­rel

No so­lo de sar­di­na vi­ve ac­tual­men­te la flo­ta del cer­co. La cos­te­ra de la an­choa, en la que es­tán in­mer­sos más de me­dio cen­te­nar de cer­que­ros ga­lle­gos, ali­via el es­fuer­zo so­bre el ca­la­de­ro ga­lle­go y pa­lía la es­ca­sez de ju­rel que es­tán re­gis­tran­do los mer­ca­dos. La xar­da, con una cuo­ta es­ca­sa, tam­bién tie­ne mu­cho que de­cir en las cuen­tas de ex­plo­ta­ción de los cer­que­ros, que han vis­to cre­cer la de­man­da de sus es­pe­cia­li­da­des en los paí­ses de Orien­te Me­dio y las ex re­pú­bli­cas so­vié­ti­cas.

La cam­pa­ña de la sar­di­na re­pre­sen­ta pa­ra

ANA GAR­CÍA

la flo­ta de cer­co uno de los mo­men­tos cen­tra­les de su ac­ti­vi­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.