LOS ALI­MEN­TOS MÁS EX­PUES­TOS A IN­TO­XI­CA­CIO­NES ALIMENTARIAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Sa­ra Ca­bre­ro

El 50 % de los pro­ble­mas de sa­lud pro­vo­ca­dos por ali­men­tos tie­nen su ori­gen en las co­mi­das he­chas en el ho­gar Hue­vos, pes­ca­do, ma­ris­co, ve­ge­ta­les y el po­llo son los gran­des cau­san­tes

Más de la mi­tad de las in­to­xi­ca­cio­nes alimentarias tie­nen su ori­gen en ali­men­tos pre­pa­ra­dos en el ho­gar. Ese es el da­to que ha arro­ja­do la Or­ga­ni­za­ción de Con­su­mi­do­res y Usua­rios (OCU) en uno de sus re­cien­tes es­tu­dios, en el que ade­más ha pues­to ca­ra a los cin­co ali­men­tos que más pro­ble­mas de es­te ti­po pro­vo­can.

Tras la apa­ri­ción de los pri­me­ros sín­to­mas de una in­to­xi­ca­ción ali­men­ta­ria, dia­rrea y vó­mi­tos, los pri­me­ros ojos se fi­jan siem­pre en los es­ta­ble­ci­mien­tos hos­te­le­ros y en las co­mi­das rea­li­za­das du­ran­te las úl­ti­mas ho­ras. Pe­ro los ex­per­tos re­cuer­dan que es­to es una equi­vo­ca­ción. Por­que la reali­dad es que las bac­te­rias que más fre­cuen­te­men­te se ven im­pli­ca­das en es­tos pro­ble­mas de sa­lud tie­nen pe­río­dos de in­cu­ba­ción de uno a tres días, por lo que para en­con­trar al ver­da­de­ro cul­pa­ble, en la ma­yor par­te de los ca­sos es ne­ce­sa­rio ha­cer mu­cha más me­mo­ria.

Se­gún los da­tos que ma­ne­jan los ex­per­tos de la OCU, hay cin­co ali­men­tos que se pue­den con­si­de­rar co­mo «más pe­li­gro­sos» al ser los más ha­bi­tua­les en las in­to­xi­ca­cio­nes. Los hue­vos y sus de­ri­va­dos son, por ejem­plo, los más te­mi­dos du­ran­te los días de al­tas tem­pe­ra­tu­ras. So­lo ellos concentran el 23 % de las in­to­xi­ca­cio­nes. Ma­ni­pu­lar­los con cui­da­do y co­no­ci­mien­to son las dos cla­ves para evi­tar cual­quier ti­po de con­ta­gio. A la ho­ra de co­ci­nar los hue­vos es de vi­tal im­por­tan­cia evi­tar que el in­te­rior se con­ta­mi­ne con la cás­ca­ra, que pue­de es­tar su­cia y ser el fo­co de con­ta­gio. Ade­más de la aten­ción es­pe­cial que me­re­cen las sal­sas co­mo la ma­yo­ne­sa, co­ci­nar tor­ti­llas tam­bién de­be ha­cer­se con cui­da­do. Las re­co­men­da­cio­nes en es­te as­pec­to son tres. El hue­vo no muy cua­ja­do, no te­ner la tor­ti­lla más de un par de ho­ras fue­ra de la ne­ve­ra y no man­te­ner­la den­tro del fri­go­rí­fi­co más de 24 ho­ras, so­bre to­do du­ran­te los me­ses es­ti­va­les.

Aun­que los pes­ca­dos y los pro­duc­tos del mar no son los pri­me­ros que se vie­nen a la ca­be­za, tam­bién son un fo­co de in­to­xi­ca­cio­nes alimentarias, y más en los úl­ti­mos tiem­pos en los que es­tá tan de mo­da co­mer pes­ca­do cru­do o se­mi­cru­do. En con­cre­to concentran nue­ve de ca­da cien ca­sos de in­to­xi­ca­ción. Si se co­men sin co­ci­nar, an­tes de­ben pa­sar por el con­ge­la­dor. So­lo así se pue­de evi­tar el te­mi­do anisa­kis. Si lo va­mos a pa­sar por la sar­tén, el pes­ca­do de­be ser ma­ni­pu­la­do con cui­da­do, la­var­se bien y co­ci­nar­lo de for­ma ade­cua­da.

Del mar pro­ce­de tam­bién otro de los gran­des pe­li­gros a la me­sa, el

que pro­ta­go­ni­za un 6 % de las in­to­xi­ca­cio­nes. Ha­bla­mos del ma­ris­co, que con fre­cuen­cia se co­me cru­do o po­co co­ci­na­do. Los mo­lus­cos de con­cha son los que más ries­gos des­en­tra­ñan, ya que son los que concentran las bac­te­rias, in­clu­so las pa­tó­ge­nas. Las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias re­cuer­dan que es­tos ali­men­tos de­ben es­tar co­gi­dos en zo­nas se­gu­ras o ha­ber si­do de­pu­ra­dos, para así evi­tar gran­des sus­tos. Al es­tar en con­tac­to con la tie­rra, los ve­ge­ta­les y sus de­ri­va­dos tie­nen que la­var­se a con­cien­cia. En los úl­ti­mos tiem­pos tam­bién se ha te­ni­do constancia de al­gún bro­te ví­ri­co con fru­tas ro­jas con­ge­la­das o in­clu­so con zu­mos.

Den­tro de las car­nes, el po­llo co­pa gran pro­ta­go­nis­mo. Él so­lo con­cen­tra un 5 % de las in­to­xi­ca­cio­nes. Esta car­ne pue­de te­ner con fre­cuen­cia pre­sen­cia de sal­mo­ne­lla y campy­lo­bac­ter, cau­san­tes de in­to­xi­ca­cio­nes con sín­to­mas gas­tro­in­tes­ti­na­les. ¿Para evi­tar­los? Co­ci­nar el po­llo muy bien, no to­mar­lo cru­do o se­mi­cru­do y evi­tar con­ta­mi­na­ción cru­za­das con cu­bier­tos y ta­blas. Al otro la­do de la ba­lan­za se si­túan las con­ser­vas, las fru­tas, las be­bi­das, los dul­ces y los cho­co­la­tes. To­dos ellos se lle­van la me­jor par­te. Y es que son los ali­men­tos que con me­nor fre­cuen­cia se ven im­pli­ca­dos en in­to­xi­ca­cio­nes alimentarias. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, al­gu­nos de ellos —co­mo con­ser­vas y dul­ces— son los que más mie­do dan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.