En Ma­drid se pien­sa mu­cho en ti

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Juan Car­los Mar­tí­nez

Si Mé­xi­co lo pi­de, es­ta­re­mos ahí, aca­ba de de­cir el mi­nis­tro es­pa­ñol de Ex­te­rio­res en la ca­pi­tal fe­de­ral, co­mo fór­mu­la sin­té­ti­ca del apo­yo que el Go­bierno es­tá dis­pues­to a pres­tar a la que se lla­mó en su día la Nue­va Es­pa­ña fren­te a las pre­sio­nes que el Eje­cu­ti­vo de Do­nald Trump es­tá ejer­cien­do con­tra su ve­cino del sur.

Los me­xi­ca­nos se me­re­cen la so­li­da­ri­dad y la sim­pa­tía de Es­pa­ña. Aquel país, y es­pe­cial­men­te su ca­pi­tal, fue en los si­glos XVI y XVII, el ver­da­de­ro em­po­rio co­mer­cial del im­pe­rio, co­mo eje de un in­ten­sí­si­mo in­ter­cam­bio que iba y ve­nía a la an­ti­gua Te­noch­titlán des­de Fi­li­pi­nas y Chi­na y des­de Pe­rú y Chi­le. La me­tró­po­li se gas­ta­ba aque­llas ri­que­zas en sus gue­rras eu­ro­peas. En Mé­xi­co se dio la ré­pli­ca al la­men­to es­pa­ñol por los vi­cios que traía el oro (Que­ve­do, fray Antonio de Gue­va­ra) en la poe­sía erótico-fi­nan­cie­ra de sor Jua­na Inés de la Cruz, co­mo con­ta­do­ra que era de un con­ven­to que ac­tua­ba co­mo ban­co de cré­di­to, tal co­mo cuen­ta Álvaro Eri­gue en el in­tere­san­tí­si­mo li­bro Va­lien­te cla­se me­dia. En Mé­xi­co se sal­va­ron los pre­jui­cios cas­te­lla­nos so­bre el prés­ta­mo, aun­que has­ta me­dia­dos del XIX se man­tu­vie­ra li­mi­ta­do el in­te­rés en el 6 %, la ci­fra que la Igle­sia ha­bía mar­ca­do co­mo fron­te­ra con la usu­ra. Allí se fun­dó el li­be­ra­lis­mo eco­nó­mi­co, que pron­to se con­ver­ti­ría, co­mo en to­das las Amé­ri­cas, en li­be­ra­lis­mo po­lí­ti­co e in­de­pen­den­tis­mo.

Del es­plen­dor del XVIII Mé­xi­co pa­só, en so­lo un si­glo de lu­chas in­ter­nas, in­va­sio­nes ex­tran­je­ras y gue­rra ci­vil, a la pos­tra­ción fren­te a Es­ta­dos Uni­do, que hoy apa­re­ce más cru­da que nun­ca. Das­tis aca­ba de ofre­cer la so­li­da­ri­dad española a la na­ción que can­ta­ba aque­llo de «Ma­drid, Ma­drid, Ma­drid, en Mé­xi­co se pien­sa mu­cho en ti». Hoy qui­zás sea más bien Ma­drid el que pien­sa en Mé­xi­co. Nues­tro país es el se­gun­do in­ver­sor ex­tran­je­ro, des­pués del ve­cino del nor­te que quie­re cor­tar la­zos. Hay allí 6.000 em­pre­sas es­pa­ño­las, y sus fi­nan­zas —las vuel­tas que da la his­to­ria— es­tán aho­ra ma­yo­ri­ta­ria­men­te en ma­nos es­pa­ño­las. Si Mé­xi­co lo pi­de, de­be­mos res­pal­dar la ofer­ta de nues­tro mi­nis­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.