MA­DRE TRA­BA­JA­DO­RA Y SIN COM­PLE­JOS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

«Ser un di­rec­tor ge­ne­ral y es­tar a las tres en ca­sa es muy di­fí­cil». Así que al asu­mir car­gos de res­pon­sa­bi­li­dad, Pa­tri­cia Argerey sa­bía que te­nía que re­nun­ciar a la crian­za de sus hi­jos. Tie­ne dos, un ni­ño de 4 años y una ni­ña de 2, y sue­le ver­los por las no­ches por­que va y vie­ne de Lu­go to­dos los días. Pue­de ha­cer­lo por­que se ocu­pa de ellos su ma­ri­do. «Que no es que me ayu­de, ojo, que tam­bién son sus hi­jos». Es más, no car­ga con mo­chi­las que no lle­van a nin­gu­na par­te: «No me re­muer­de la con­cien­cia, lo que sí, que me dan pe­na a ve­ces cuan­do pa­so unos días fue­ra de ca­sa, pe­ro no me sien­to cul­pa­ble». Ella apues­ta por nor­ma­li­zar ese ti­po de si­tua­cio­nes. «Ya te­nía res­pon­sa­bi­li­da­des cuan­do los tu­ve, y co­gí las bajas que me co­rres­pon­dían y lue­go vol­ví al tra­ba­jo; eso de­be ser lo nor­mal». Y aun­que el tiem­po es es­ca­so, no re­nun­cia a la gas­tro­no­mía ni al ci­ne ni a la lec­tu­ra. Ni si­quie­ra al de­por­te, aun­que le gus­ta me­nos: «Un gru­po de aquí de la Xun­ta ha­ce­mos mar­cha nór­di­ca, y nos vie­ne bien, hay que des­co­nec­tar».

Los rin­co­nes don­de des­co­nec­to es­tán en Lu­go, co­mo es­ta ca­fe­te­ría, Ca­ne­la, uno de mis lu­ga­res pa­ra des­can­sar»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.