TAI­WÁN PO­NE LA TEC­NO­LO­GÍA

KYM­CO CO­LO­CÓ EL AÑO PA­SA­DO TRES DE SUS MO­DE­LOS EN­TRE LAS DIEZ MO­TOS MÁS VEN­DI­DAS, TO­DAS ES­CÚ­TE­RES DE 125 CEN­TÍ­ME­TROS CÚ­BI­COS. AHO­RA RE­NUE­VA UNA DE SUS GRAN­DES APUES­TAS, EL XCI­TING 400, UN MO­DE­LO QUE PER­MI­TE CIR­CU­LAR CON SE­GU­RI­DAD POR CA­RRE­TE­RA Y AU­TO­PIS­TA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - KYMCO XCITING 400 - Por Ja­vier Ar­mes­to

Des­de ha­ce ya cua­tro años en Es­pa­ña se ven­den más es­cú­te­res que mo­tos con­ven­cio­na­les, y uno de los gran­des res­pon­sa­bles de es­ta ten­den­cia es Kym­co. Es­ta mar­ca fun­da­da en Tai­wán en 1963 aca­ba de lan­zar la nue­va ver­sión de su Xci­ting 400, un mo­de­lo de me­dia ci­lin­dra­da y que su­pera el concepto de es­cú­ter ur­bano, ya que se pue­de cir­cu­lar con él por las vías de gran ca­pa­ci­dad (au­to­pis­tas y au­to­vías) con la se­gu­ri­dad que no dan los de 125. Tie­ne un di­se­ño so­fis­ti­ca­do y mo­derno, con gran pro­ta­go­nis­mo de los gru­pos óp­ti­cos. De­lan­te lle­va fa­ros ha­ló­ge­nos y unas ti­ras de luz diur­na con tec­no­lo­gía led, y los in­ter­mi­ten­tes es­tán in­te­gra­dos en la ca­rro­ce­ría. De­trás, tan­to las lu­ces prin­ci­pa­les co­mo la de freno son de leds. La cú­pu­la es re­gu­la­ble en dos al­tu­ras.

El cua­dro de man­dos com­bi­na un ve­lo­cí­me­tro analó­gi­co, al­go pe­que­ño, con un cuen­ta­rre­vo­lu­cio­nes di­gi­tal. De­ba­jo del asien­to hay un hue­co con ilu­mi­na­ción led en el que ca­ben un cas­co in­te­gral y más co­sas. Se abre des­de la mis­ma lla­ve de con­tac­to y se le­van­ta au­to­má­ti­ca­men­te. En el es­cu­do en­con­tra­mos tam­bién una pe­que­ña guan­te­ra con to­ma de 12 vol­tios y un man­do pa­ra ac­cio­nar el freno de mano, si­tua­do un po­co ba­jo.

El asien­to es có­mo­do y cuen­ta con un res­pal­do pa­ra la zo­na lum­bar. El pa­sa­je­ro tie­ne es­tri­bos re­trác­ti­les y unas gran­des asas pa­ra aga­rrar­se. La en­ver­ga­du­ra de la mo­to per­mi­te ir sen­ta­dos nor­mal o con las pier­nas se­mi-ex­ten­di­das. Pe­sa 209 ki­los, in­clu­yen­do los 12,5 li­tros del de­pó­si­to, pe­ro se ma­ne­ja en pa­ra­do con su­ma fa­ci­li­dad. Una prue­ba de lo bien con­se­gui­do que es­tá el re­par­to de pe­sos es que no te­ne­mos que ha­cer ca­si fuer­za pa­ra su­bir­la so­bre el ca­ba­lle­te. La

pa­ta de ca­bra tam­bién es­tá bien si­tua­da.

El Xci­ting 400 tie­ne un mo­tor mo­no­ci­lín­dri­co que da 36 ca­ba­llos de po­ten­cia, dos más que la Su­zu­ki Burg­man y cin­co más que la Ya­maha Xmax, que son sus prin­ci­pa­les ri­va­les. Tie­ne un so­ni­do bo­ni­to, una es­pe­cie de tro­nar gra­ve e in­clu­so un le­ve pe­tar­deo en las de­ce­le­ra­cio­nes. En pa­ra­do no­ta­mos al­gu­nas vi­bra­cio­nes en el ma­ni­llar, que des­apa­re­cen en cuan­to nos po­ne­mos en mar­cha. La ace­le­ra­ción es muy pro­gre­si­va, pa­re­ce sua­ve pe­ro la agu­ja del ve­lo­cí­me­tro va su­bien­do co­mo una api­so­na­do­ra y rá­pi­da­men­te co­ge los 120. En llano pue­de al­can­zar los 160 de mar­ca­dor.

En cur­va, la es­ta­bi­li­dad es bue­na gra­cias a sus neu­má­ti­cos de 15 pul­ga­das de­lan­te y 14 de­trás, que se pegan al as­fal­to co­mo si tu­vie­ran imán. La sus­pen­sión es al­go du­ra, lo que con­tri­bu­ye a ese buen com­por­ta­mien­to. Las pier­nas del pi­lo­to van muy pro­te­gi­das, pe­ro en el tron­co su­pe­rior se per­ci­ben al­gu­nas tur­bu­len­cias a al­ta ve­lo­ci­dad; no es­tá cla­ro si se de­ben a la pan­ta­lla o a los so­por­tes de los re­tro­vi­so­res, que son más grue­sos de lo ha­bi­tual.

FRE­NOS CON MOR­DIEN­TE

Lo que más me ha gus­ta­do de es­ta mo­to son los fre­nos, con pin­zas de­lan­te­ras ra­dia­les y do­ble dis­co de 280 mi­lí­me­tros. Tie­nen muy bue­na mor­dien­te y ac­túan en cuan­to apre­ta­mos li­ge­ra­men­te las ma­ne­tas, pe­ro nun­ca blo­quean gra­cias al ABS. Dan mu­cha se­gu­ri­dad y pro­por­cio­nan una fre­na­da acor­de con lo que se es­pe­ra de una mo­to de es­te ni­vel.

El nue­vo Kym­co Xci­ting 400 cues­ta 6.000 eu­ros sin ma­tri­cu­la­ción, e in­clu­ye se­gu­ro a ter­ce­ros con co­ber­tu­ra de ro­bo pa­ra ma­yo­res de 21 años du­ran­te el pri­mer año. Es­te es­cú­ter ofre­ce una ima­gen mo­der­na y un equi­pa­mien­to muy com­ple­to. Tie­ne po­ten­cia su­fi­cien­te y un gran con­fort de mar­cha. Es­tá a me­dio ca­mino en­tre los mo­de­los de ba­ja ci­lin­dra­da y los gran­des es­cú­te­res touring, así que reúne lo me­jor de ca­da uno. Va­le pa­ra to­do.

La ace­le­ra­ción es muy pro­gre­si­va, pe­ro la agu­ja sube co­mo una api­so­na­do­ra y lle­ga a los 160

ES­PA­CIO PA­RA UN CAS­CO

De­ba­jo del asien­to hay un hue­co en el que ca­be un in­te­gral y más co­sas (guan­tes, im­permea­ble...). Es­tá ilu­mi­na­do y se abre y sube au­to­má­ti­ca­men­te al gi­rar la lla­ve en el con­tac­to. A la iz­quier­da, de­ta­lle de los ex­ce­len­tes fre­nos de­lan­te­ros con pin­zas de an­cla­je ra­dial y dis­cos lo­bu­la­dos.

PRO­TA­GO­NIS­MO DE LA ILU­MI­NA­CIÓN

Dos ti­ras de luz diur­na de­lan­te y tres fran­jas de leds tra­se­ras, al igual que los in­ter­mi­ten­tes, son la fir­ma lu­mi­no­sa del Xci­ting 400. La pan­ta­lla es re­gu­la­ble en dos po­si­cio­nes y el es­ca­pe emi­te unos bo­ni­tos pe­tar­deos en las de­ce­le­ra­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.