¿Y SI EL MO­NO­VO­LU­MEN SE QUE­DA PE­QUE­ÑO?

LA CLA­SE V DE MER­CE­DES ES LA RES­PUES­TA PA­RA AQUE­LLAS FA­MI­LIAS A LAS QUE EL ES­PA­CIO SE LES QUE­DA PE­QUE­ÑO. UN VEHÍCU­LO PA­RA LLE­VAR HAS­TA OCHO PER­SO­NAS CON GRAN CO­MO­DI­DAD Y CON UNA LIS­TA DE OP­CIO­NES DE EQUI­PA­MIEN­TO IN­TER­MI­NA­BLE. PRO­BA­MOS LA VER­SIÓN DIÉ­SEL DE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - MERCEDES-BENZ V 220 D - Por Javier Ar­mes­to

Cuan­do el SUV o el mo­no­vo­lu­men se que­dan pe­que­ños, lle­ga el mo­men­to de la cla­se V de Mer­ce­des. Ba­sa­do en la mis­ma pla­ta­for­ma que la fur­go­ne­ta co­mer­cial Vi­to, es un vehícu­lo que pue­de lle­var has­ta ocho pa­sa­je­ros con una am­pli­tud y una co­mo­di­dad ex­tra­or­di­na­rias. Los aca­ba­dos y el com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co sor­pren­den y lo con­vier­ten en una bue­na op­ción pa­ra via­jar a lo gran­de.

El Cla­se V se ofre­ce en tres lon­gi­tu­des de ca­rro­ce­ría: com­pac­ta, lar­ga y ex­tra­lar­ga, que mi­den, res­pec­ti­va­men­te, 4,89, 5,14 y 5,37 metros. La con­fi­gu­ra­ción de se­rie es con seis bu­ta­cas in­di­vi­dua­les en tres fi­las y una so­la puer­ta la­te­ral co­rre­de­ra pa­ra las pla­zas tra­se­ras, si­tua­da en la par­te de­re­cha. Pe­ro po­de­mos pe­dir­la tam­bién con dos puer­tas co­rre­de­ras a am­bos la­dos y con me­ca­nis­mo de aper­tu­ra y cie­rre eléc­tri­co.

Nues­tra uni­dad de prue­ba era la ver­sión in­ter­me­dia y ve­nía con sie­te pla­zas. Las in­di­vi­dua­les van co­lo­ca­das so­bre unos raí­les y tie­nen re­gu­la­ción lon­gi­tu­di­nal y del res­pal­do. Se pue­den aba­tir pa­ra au­men­tar el es­pa­cio, re­ti­rar com­ple­ta­men­te o in­clu­so po­ner­las en sen­ti­do con­tra­rio a la mar­cha. To­das in­clu­yen re­po­sa­bra­zos re­gu­la­bles en al­tu­ra y an­cla­jes Iso­fix. Des­mon­tan­do la ter­ce­ra fi­la te­ne­mos un es­pa­cio de car­ga in­men­so: 4.630 li­tros.

El pues­to de con­duc­ción es­tá muy ele­va­do y con el vo­lan­te en po­si­ción bas­tan­te ho­ri­zon­tal. La vi­si­bi­li­dad es muy bue­na, gra­cias a su gran su­per­fi­cie acris­ta­la­da, aun­que el re­po­sa­ca­be­zas del asien­to cen­tral de la ter­ce­ra fi­la de­be­ría po­der ba­jar­se com­ple­ta­men­te cuan­do no se usa. Per­so­nal­men­te me ha­bría gus­ta­do una banqueta un po­co más an­cha, pe­ro con ello se con­si­gue que que­de un hue­co diá­fano y plano en­tre los dos asien­tos de­lan­te­ros, por lo que es muy fá­cil pa­sar des­de es­tos a las pla­zas tra­se­ras. Uno de los ex­tras per­mi­te po­ner un am­plia guan­te­ra en es­te es­pa­cio.

El Cla­se V que he­mos pro­ba­do mon­ta­ba un mo­tor dié­sel de 163 ca­ba­llos y cam­bio au­to­má­ti­co. Es una bue­na po­ten­cia pa­ra es­te vehícu­lo, por­que mue­ve ra­zo­na­ble­men­te sus más de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.