FAL­SOS MITOS que hay que des­te­rrar

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

Cuan­do es­tá nu­bla­do, no ha­ce fal­ta pro­te­ger­se tan­to. Más de un 80% de los ra­yos UV son ca­pa­ces de atra­ve­sar la nu­bes en un día en­ca­po­ta­do. Y cuan­do lo ha­cen, la ne­bli­na ba­ja de la at­mós­fe­ra pue­de mul­ti­pli­car su efec­to por­que fun­cio­na co­mo un am­pli­fi­ca­dor. Así que, aun­que no ten­gas la sen­sa­ción del sol que­man­do, lo que lle­ga a tu piel es tan da­ñino co­mo cual­quier otro día.

Si lle­gas mo­re­na a la pla­ya, ya no te que­mas. Si crees que so­me­ter a tu piel a la agre­sión de una ca­bi­na de ra­yos UVA va a pre­pa­rar­la pa­ra la pla­ya, es que has vi­vi­do en Mar­te. Los ra­yos UVA son los cul­pa­bles de que el me­la­no­ma ha­ya au­men­ta­do su in­ci­den­cia has­ta un 38% en los úl­ti­mos 25 años. De he­cho, bron­cear­se en ca­bi­na au­men­ta el ries­go de cán­cer has­ta un 20%.

Si te has achi­cha­rra­do, no pa­sa na­da. Pue­des se­guir ne­gan­do la evi­den­cia, pe­ro lo que es­tás pa­de­cien­do se pa­re­ce mu­cho a una que­ma­du­ra de pri­mer gra­do: piel en­ro­je­ci­da, am­po­llas, dolor, sen­sa­ción fe­bril… Son sig­nos de una le­sión de la que tu cuer­po in­ten­ta des­ha­cer­se, pe­lán­do­se por­que esas cé­lu­las tie­nen el ADN da­ña­do. Ac­túa cuan­to an­tes con pro­duc­tos es­pe­cí­fi­cos pa­ra cal­mar y ayu­dar a su re­ge­ne­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.