La in­ten­si­dad ma­jes­tuo­sa

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

Cuan­do pi­só Ve­ne­cia por pri­me­ra vez, en 1920, Co­co lu­cha­ba por mi­ti­gar el in­co­men­su­ra­ble do­lor que ate­na­za­ba su co­ra­zón. Boy Ca­pel ha­bía muer­to en un ac­ci­den­te de co­che en Na­vi­dad y la di­se­ña­do­ra pa­re­cía in­con­so­la­ble. Sus ami­gos Jo­sé Ma­ría y Mi­sia Sert de­ci­die­ron lle­var­la a des­cu­brir La Per­la del Adriá­ti­co. Pe­ro más que un des­cu­bri­mien­to, la re­la­ción de Co­co con Ve­ne­cia fue co­mo una epifanía, un mo­men­to y un lu­gar de cla­ri­vi­den­cia en los que ha­lló las pie­zas exac­tas que fal­ta­ban en su puz­le crea­ti­vo. Los pig­men­tos ocres de los cua­dros de Tin­to­ret­to pres­ta­ron co­lor a su pri­me­ra ba­rra de la­bios. Y ti­ñe­ron el fo­rro in­te­rior de sus bol­sos. El es­pí­ri­tu bi­zan­tino de sus palacios y sus igle­sias se en­car­nó en pre­cio­sis­tas co­lec­cio­nes de jo­yas con un oro an­ti­guo y so­bre­co­ge­dor co­mo esen­cia pu­ra. El león de la pla­za de San Mar­cos se eri­gió en sím­bo­lo per­so­nal de su pro­pia fie­re­za. Y la co­mu­ni­dad ar­tís­ti­ca que se da­ba cita en el Li­do y en los sa­lo­nes de la ciu­dad (allí co­no­ció a Diag­hi­lev y a Paul Mo­rand) apa­ci­guó su al­ma afli­gi­da. Pa­ris-ve­ni­se, el aro­ma Orien­tal que re­crea to­das es­tos sen­ti­mie­nos y sen­sa­cio­nes, lle­va ro­sa, ber­ga­mo­ta, iris, vio­le­ta y ha­ba ton­ka.

Pa­ris - Ve­ni­se de la co­lec­ción Les Eaux de Cha­nel (112 €).

Aba­jo, Co­co con su ami­ga Mi­sia en la pla­ya del Li­do. A la iz­quier­da, es­tam­pas de la ciu­dad en los años 20 y Co­co a bor­do de un bar­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.