De­por­tes

Al­ber­to Gó­mez, nue­vo en­tre­na­dor del fi­lial del COB: «Lo in­ne­go­cia­ble es la ac­ti­tud»

La Voz de Galicia (Ourense) - Ourense local - - PORTADA - JA­CO­BO RO­DRÍ­GUEZ

La apues­ta por lo de ca­sa tam­bién lle­ga al fi­lial del COB. Tras la mar­cha de Juan No­rat, la idea del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción fue apos­tar por en­tre­na­do­res de Ou­ren­se y en ese per­fil apa­re­ció uno que lle­va años de­mos­tran­do su va­lía en la li­ga EBA en Chan­ta­da y en Vi­go. Aho­ra re­gre­sa con la má­xi­ma ilu­sión.

—¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra us­ted vol­ver a la que fue su ca­sa?

—Una gran ilu­sión en una do­ble ver­tien­te por­que lo pri­me­ro es te­ner una opor­tu­ni­dad de se­guir en­tre­nan­do, que siem­pre es di­fí­cil por­que hay po­cas pla­zas, y lue­go ha­cer­lo en Ou­ren­se, en tu ca­sa y con los me­dios que tie­ne es­te club.

—¿Es­pe­ra­ba que lle­ga­se es­ta opor­tu­ni­dad aho­ra?

—La ver­dad es que no por­que hay mu­chos en­tre­na­do­res en Ou­ren­se de mu­cha va­lía y nun­ca pien­sas que te van a lla­mar a ti.

—¿Con qué ob­je­ti­vos lle­ga al club y a es­te pro­yec­to?

—El de in­ten­tar jun­tar el ma­yor nú­me­ro de ju­ga­do­res po­si­ble y del me­jor ni­vel, con­jun­tar­los y que cap­ten la esen­cia de qué es un equi­po fi­lial y de for­ma­ción.

—¿No le echó pa­ra atrás el en­con­trar­se un so­lar al lle­gar?

—En los fi­lia­les siem­pre es di­fí­cil que se pue­da man­te­ner un blo­que por mu­chos fac­to­res. Aquí se in­ten­tó que se que­da­sen el ma- yor nú­me­ro de ju­ga­do­res po­si­ble y se pen­só que co­mo mu­cho se­rían dos. Al fi­nal son cua­tro, lo cual no es­tá mal del to­do.

—¿Có­mo se pue­de cap­tar a ju­ga­do­res cuan­do no hay re­mu­ne­ra­ción eco­nó­mi­ca?

—La cla­ve es ilu­sio­nar con el ali­cien­te del pri­mer equi­po y otros ac­ti­vos del club. Que no se pa­gue en es­tas eda­des no me preo­cu­pa. Se pu­die­ron ha­ber con­se­gui­do más ju­ga­do­res si hu­bié­se­mos en­tra­do an­tes y se pue­den con­se­guir bue­nos ju­ga­do­res por­que hay buen ma­te­rial hu­mano y ex­ce­len­tes ins­ta­la­cio­nes en el fu­tu­ro.

—Ha­bla­me de su es­ti­lo de tra­ba­jo.

—Lo que pre­ten­do por en­ci­ma de to­do y lo in­ne­go­cia­ble pa­ra cual­quier ju­ga­dor conmigo es la ac­ti­tud y la com­pe­ti­ti­vi­dad. A par­tir de ahí es tra­ba­jar pa­ra me­jo­rar día a día tan­to in­di­vi­dual co­mo co­lec­ti­va­men­te.

—¿Ha­brá pre­sen­cia de las ca­te­go­rías in­fe­rio­res tam­bién en su equi­po?

—Por su pues­to que sí. Mí­ni­mo dos ju­ga­do­res ten­drán la opor­tu­ni­dad en el EBA y otros mu­chos en­tre­nar si ese prin­ci­pio del que ha­blé an­tes, in­ne­go­cia­ble, de la ac­ti­tud se cumple y apro­ve­chan las opor­tu­ni­da­des que van a te­ner.

—¿Real­men­te cree que en el fu­tu­ro el COB pue­de as­pi­rar a te­ner ju­ga­do­res en el pri­mer equi­po?

—Sin lu­gar a du­das, de he­cho el ejem­plo es Mar­tín Ro­drí­guez. Ten­go en ca­be­za ju­ga­do­res que po­drían lle­gar y to­do es­ta­rá en su mano, pe­ro se irá vien­do con el pa­so del tiem­po.

—¿Qué opi­na del in­ten­to de uni­fi­ca­ción del ba­lon­ces­to ou­ren­sano ba­jo el COB co­mo ma­triz que se quie­re lle­var a ca­bo?

—Sin­ce­ra­men­te creo que es el úni­co ca­mino po­si­ble, de­jan­do cla­ro que ca­da club de­be ser in­de­pen­dien­te y ac­tuar co­mo has­ta aho­ra. Creo que hay mu­cho ba­lon­ces­to en la ciu­dad y la pro­vin­cia y el úni­co sen­ti­do es que se uni­fi­que res­pe­tan­do la his­to­ria de ca­da club y que se sien­tan re­pre­sen­ta­dos con el COB.

—¿Con qué se sen­ti­ría sa­tis­fe­cho al fi­na­li­zar la tem­po­ra­da?

—Son mu­chas co­sas. No to­do es el re­sul­ta­do, pe­ro es ne­ce­sa­rio tam­bién ga­nar. Lo im­por­tan­te es que se com­pi­ta bien, los chi­cos me­jo­ren y sean un ejem­plo de cul­tu­ra de­por­ti­va siem­pre y to­do ello de­be dar vic­to­rias.

MI­GUEL VILLAR

El téc­ni­co ou­ren­sano re­gre­sa al Club Ou­ren­se Ba­lon­ces­to con la má­xi­ma ilu­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.