El Ou­ren­se de­rri­bó el mu­ro del Cá­diz en la se­gun­da mi­tad

Un bi­so­ño Bur­gas ce­dió fren­te a la ma­yor ex­pe­rien­cia del Mós­to­les

La Voz de Galicia (Ourense) - Ourense local - - OURENSE DEPORTES - LUIS M. RO­DRÍ­GUEZ

Arran­có la má­xi­ma ca­te­go­ría del fút­bol sa­la femenino con los dos re­pre­sen­tan­tes pro­vin­cia­les en dis­tin­tas te­si­tu­ras. La me­jor par­te se la lle­vó un Ou­ren­se En­via­lia que ra­ti­fi­có los in­di­cios que lo apun­ta­ban co­mo fa­vo­ri­to ante el re­cién as­cen­di­do Cá­diz, si bien las an­da­lu­zas no le die­ron fa­ci­li­da­des lo­gra­ron man­te­ner su puer­ta a cero has­ta el des­can­so. Ya abier­ta la la­ta en la se­gun­da par­te, lle­gó la go­lea­da: 8-0.

Sara Mo­reno, An­drea Ca­rid y Bea Sei­jas pro­ta­go­ni­za­ron las pri­me­ras fi­na­li­za­cio­nes de la es­cua­dra en­tre­na­da por Jo­sé Car­los Mar­tín «Chi­pi», que se en­con­tró un fé­rreo re­plie­gue de su opo­nen­te. La ré­pli­ca lle­ga­ba con al­gún ti­ro le­jano o al­gu­na ac­ción de es­tra­te­gia, pe­ro el do­mi­nio era cla­ro de las al­bi­ne­gras, pe­se a que no ha­bía for­ma de abrir grie­tas en la mu­ra­lla del vi­si­tan­te.

Sara Mo­reno, re­cu­pe­ra­da del gol­pe que le im­pi­dió ju­gar la vuelta de la Su­per­co­pa, fue el es­ti­le­te lo­cal en los mi­nu­tos pre­vios al in­ter­me­dio, pe­ro se en­con­tró con la madera y tam­bién con Ele­na, la ju­ga­do­ra ga­di­ta­na que le sa­có un ba­lón so­bre la mis­ma lí­nea, co­mo hi­zo po­co des­pués la me­ta Pau­la. Pa­re­cía im­po­si­ble, pe­ro el par­ti­do lle­gó al pa­so por los ves­tua­rios con el mar­ca­dor ina­mo­vi­ble, aún con la im­pre­sión de que los go­les po­dían lle­gar en cual­quier ins­tan­te.

Y va­ya si lle­ga­ron. Pa­sa­ron so­lo tres mi­nu­tos de la se­gun­da mi­tad y aun­que fue una de las fo­ras­te­ras, In­ma, la que dis­pu­so de la pri­me­ra op­ción, bien cor­ta­da por Va­nes­sa Bar­be­rá, la an­he­la­da dia­na lle­gó en una trian­gu­la­ción en­tre Bea Sei­jas, An­tía y Marta, que lle­vó es­ta úl­ti­ma al fon­do de las ma­llas. A par­tir de ahí, se desató un au­tén­ti­co fes­ti­val go­lea­dor, aun­que to­da­vía fue ne­ce­sa­rio es­pe­rar un po­co más has­ta que lle­ga­ra el se­gun­do, obra de Sara Mo­reno, tras otras tres op­cio­nes de la cor­do­be­sa. Ahí sí que do­bló la ro­di­lla el com­bi­na­do su­re­ño, in­ca­paz de res­pon­der.

Al con­tra­rio, co­men­zó con de­rro­ta un Ci­da­de de As Bur­gas que acu­só la fal­ta de ex­pe­rien­cia de mu­chas de las ju­ga­do­ras de su ro­ta­ción ante un Mós­to­les más he­cho, que se lle­vó el triun­fo ante su pú­bli­co: 3-0.

Es­ta­ban aguan­tan­do bien las dis­cí­pu­las de Ma­no­lo Co­de­so has­ta el ecua­dor de la pri­me­ra mi­tad, pe­ro en­ca­ja­ron dos go­les en ape­nas un mi­nu­to y, en la se­gun­da mi­tad, la ex­pul­sión de Fi­go frus­tró to­do atis­bo de reac­ción en el tra­mo fi­nal de la con­tien­da. Aún así, las ver­di­blan­cas si­guie­ron asu­mien­do ries­gos y pa­gan­do un pea­je obli­ga­to­rio, des­pués de las im­por­tan­tes ba­jas que han su­fri­do en los úl­ti­mos años.

SAN­TI M. AMIL

An­tía se lle­va un ba­lón ante una de las ju­ga­do­ras ga­di­ta­nas en la jor­na­da inau­gu­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.