«El do­lor cró­ni­co de es­pal­da es pre­va­len­te en nues­tra so­cie­dad»

La res­pon­sa­ble de la Uni­dad del Do­lor del CHUO par­ti­ci­pa­rá ma­ña­na en las Char­las Saludables

La Voz de Galicia (Ourense) - Ourense local - - OURENSE - JAVIER MO­RO

Luz Cá­no­vas es anestesióloga del CHUO y res­pon­sa­ble de la Uni­dad del Do­lor. Por ese de­par­ta­men­to pa­san mu­chos ou­ren­sa­nos con un de­no­mi­na­dor co­mún: el do­lor cro­ni­fi­ca­do. De qué re­cur­sos tie­nen ha­bla­rá ma­ña­na, a par­tir de las 20.00 ho­ras, en la se­de de Afun­da­ción en Ourense (ave­ni­da de Pon­te­ve­dra, 9) den­tro del pro­gra­ma de di­vul­ga­ción Char­las Saludables que La Voz de Ga­li­cia or­ga­ni­za en co­la­bo­ra­ción con el Ser­gas.

—¿Có­mo de­fi­ni­ría el do­lor, te­nien­do en cuenta que ca­da per­so­na tie­ne un um­bral di­fe­ren­te?

—La de­fi­ni­ción nos di­ce que es una ex­pe­rien­cia des­agra­da­ble so­ma­top­sí­qui­ca, sen­so­rial o emo­cio­nal, que tie­ne mu­cho que ver, pre­ci­sa­men­te, con ese um­bral de ca­da uno.

—¿Se pue­de evi­tar ese do­lor?

—Po­de­mos evi­tar­lo cla­ro, con me­di­das pre­ven­ti­vas. Si nos sur­ge un cua­dro de do­lor de­be­mos apli­car el tra­ta­mien­to ade­cua­do pa­ra re­sol­ver­lo y evi­tar que se cro­ni­fi­que y que ten­ga im­pli­ca­cio­nes mu­cho ma­yo­res. Me re­fie­ro no so­lo el su­fri­mien­to del pa­cien­te sino tam­bién a tras­tor­nos en su ca­li­dad de vi­da, en su en­torno fa­mi­liar o un gas­to sa­ni­ta­rio ele­va­do. Por eso de­ci­mos que el tra­ta­mien­to del do­lor de­be ser ade­cua­do, pre­coz y siem­pre mé­di­co-pa­cien­te, pa­ra evi­tar que se cro­ni­fi­que.

—¿Qué es la Uni­dad del Do­lor y có­mo se lle­ga a ella?

—Es don­de tra­ta­mos a los pa­cien­tes con ese do­lor cró­ni­co, el que per­sis­te du­ran­te más de tres me­ses. El pa­cien­te de­be ser de­ri­va­do a es­ta uni­dad des­de Aten­ción Pri­ma­ria o des­de el es­pe­cia­lis­ta. ¿Cuán­do se de­be op­tar por es­ta de­ri­va­ción? Cuan­do el do­lor no se con­tro­la con fár­ma­cos anal­gé­si­cos. Cuan­do el pa­cien­te tie­ne nu­me­ro­sa pa­to­lo­gía de otros sis­te­mas y tra­tar el do­lor en él se con­vier­te en al­go com­pli­ca­do. Tam­bién cuan­do el do­lor es se­ve­ro o cuan­do se tra­ta de un do­lor neu­ro­pá­ti­co u on­co­ló­gi­co di­fí­cil de re­sol­ver.

—La con­fe­ren­cia de ma­ña­na lle­va el tí­tu­lo «Do­lor cer­vi­cal y de es­pal­da cró­ni­cos. ¿Qué ha­ce­mos y qué pue­des ha­cer?». ¿Has­ta cuan­do de­be­mos so­por­tar­lo?

—En el mo­men­to en el que ese do­lor li­mi­ta tu vi­da nor­mal de­bes acu­dir a Aten­ción Pri­ma­ria y allí da­rán el tra­ta­mien­to que re­quie­ra el do­lor, pe­ro no so­lo un tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co. Tam­bién una se­rie de con­se­jos co­mo ejer­ci­cios fí­si­cos y cam­bios pos­tu­ra- les que pue­den fa­vo­re­cer que des­apa­rez­ca. Por eso de­cía an­tes la ne­ce­si­dad de que el pa­cien­te in­ter­ac­túe con el tra­ta­mien­to.

—To­dos el mun­do tie­ne en ca­sa al­gún anal­gé­si­co. An­te un do­lor que se nos pre­sen­te, de es­pal­da o cer­vi­ca­les, ¿po­de­mos to­mar­lo di­rec­ta­men­te sin ir al mé­di­co?

—Lo me­jor es siem­pre acu­dir al mé­di­co. Po­de­mos to­mar un anal­gé­si­co co­mo el pa­ra­ce­ta­mol que tie­ne po­cos efec­tos se­cun­da­rios pe­ro, siem­pre, lo me­jor, es que el pa­cien­te no se au­to­me­di­que ya que en la ma­yo­ría de los ca­sos no sa­be qué efec­tos pue­de con­lle­var la to­ma de un anal­gé­si­co.

—Po­de­mos de­cir sin equi­vo­car­nos que el do­lor de es­pal­da y cer­vi­cal son de los más co­mu­nes en nues­tra so­cie­dad.

—Así es, es­te ti­po de do­lo­res cró­ni­cos son los más pre­va­len­tes en nues­tra so­cie­dad. Y no so­lo aquí en Ga­li­cia, sino en to­da Eu­ro­pa. Por eso es bueno in­for­mar­nos so­bre ellos.

Luz Cä­no­vas di­ri­ge la Uni­dad del Do­lor del CHUO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.