El re­to de en­se­ñar a co­mer bien

LA SA­LUD co­mien­za por la bo­ca. Ca­da vez hay más evi­den­cias de que una bue­na ali­men­ta­ción pre­vie­ne en­fer­me­da­des y que los ma­los há­bi­tos abren las puer­tas a mu­chos ma­les. Por eso a Nu­tris­cien­ce lle­gan ca­da vez más pro­fe­sio­na­les que quie­ren for­mar­se pa­ra ens

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Nutrición - TEX­TO: BLAN­CA HERMIDA

Los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud de­man­dan ca­da vez más una for­ma­ción es­pe­cí­fi­ca en nu­tri­ción, un as­pec­to vi­tal pa­ra la sa­lud de las per­so­nas. Nu­tris­cien­ce es una em­pre­sa que ofre­ce for­ma­ción avan­za­da no pa­ra pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios co­mo mé­di­cos, far­ma­céu­ti­cos o li­cen­cia­dos en Edu­ca­ción Fí­si­ca. Sus cur­sos se di­vi­den en dos áreas: la nu­tri­ción clí­ni­ca (más di­ri­gi­da a nu­tri­cio­nis­tas, mé­di­cos y far­ma­céu­ti­cos); y la nu­tri­ción de­por­ti­va (orien- ta­da so­bre to­do a li­cen­cia­dos en Edu­ca­ción Fí­si­ca y fi­sio­te­ra­peu­tas). El pro­yec­to, que se ini­ció en Lis­boa, se ha ex­ten­di­do por Es­pa­ña y, a tra­vés de la web, tam­bién por La­ti­noa­mé­ri­ca. In­clu­ye la or­ga­ni­za­ción de se­mi­na­rios, jor­na­das, con­fe­ren­cias y con­gre­sos, to­dos re­la­cio­na­dos con el ám­bi­to de la nu­tri­ción. Tam­bién ase­so­ran a in­dus­trias y em­pre­sas so­bre la com­po­si­ción de sus pro­duc­tos y sus po­si­bles efec­tos so­bre la sa­lud de las per­so­nas. Pe­dro Ca­rre­ra Bas­tos —que co­di­ri­ge en Es­pa­ña Nu­tris­cien­ce jun­to a Fer­nan­do Ma­ta Or­dó­ñez— ase­gu­ra que la nu­tri­ción es­tá «en­tre las diez pro­fe­sio­nes más de­man­da­das, por­que la gen­te se preo­cu­pa ca­da vez más por es­te te­ma y, al mis­mo tiem­po, hay mu­cha can­ti­dad de in­for­ma­ción, una par­te de la cual es ca­da vez es más con­tro­ver­ti­da». «A ve­ces —ex­pli­ca el ex­per­to— en nu­tri­ción no es po­si­ble sa­ber exac­ta­men­te lo que es bueno y lo que no lo es; y ade­más el ase­so­ra­mien­to en es­te cam­po tie­ne que ser siem­pre per­so­na­li­za­do. Por eso, si real­men­te quie­res ha­cer las co­sas bien tie­ne que ser un pro­fe­sio­nal el que ayu­de a la gen­te a ele­gir una bue­na die­ta, y es muy im­por­tan­te que las per­so­nas que tra­ba­jan en el área de la sa­lud ten­gan una bue­na for­ma­ción so­bre to­dos los te­mas re­la­cio­na­dos con la nu­tri­ción».

Se­gún es­te ex­per­to, ca­da vez hay más de­man­da de nu­tri­cio­nis­tas y, es­tos, a la vez, de­man­dan más for­ma­ción. «Lo que es­tá ocu­rrien­do —ase­gu­ra Ca­rre­ra— es que ca­da vez hay más evi­den­cia so­bre la re­la­ción en­tre la ali­men­ta­ción y di­fe­ren­tes ti­pos de en­fer­me­da­des, co­mo las car­dio­vas­cu­la­res, la dia­be­tes, cier­tos ti­pos de cán­ce­res e in­clu­so las au­to­in­mu­nes. La die­ta y el es­ti­lo de vi­da in­flu­yen so­bre ellas, y la for­ma de abor­dar es­tas pa­to­lo­gías hoy pa­sa por tra­tar el te­ma de la ali­men­ta­ción. La for­ma de abor­dar­las es mul­ti­fac­to­rial, y, ade­más, la gen­te ca­da vez es­tá más in­for­ma­da so­bre es­tos te­mas».

Así que la ali­men­ta­ción es vi­tal a la ho­ra de ha­cer fren­te a la en­fer­me­dad. Y tam­bién pa­ra pre­ve­nir. «La ali­men­ta­ción, el ejer­ci­cio fí­si­co, los pa­tro­nes de sue­ño ade­cua­dos, evi­tar fumar y ex­po­ner­te a cier­tas sus­tan­cias... El es­ti­lo de vi­da, en re­su­men, y sus al­te­ra­cio­nes, ca­da vez más se tra­tan des­de el pun­to de vis­ta cien­tí­fi­co. Te­ne­mos mu­cho es­trés, so­mos se­den­ta­rios, las ciu­da­des ca­da vez tie­nen más con­ta­mi­na­ción... Pa­ra pre­ve­nir es ne­ce­sa­rio un cam­bio de há­bi­tos».

FO­TO: CELESTINO SAN­TOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.