Un pe­que­ño milagro en las ga­fas

LA ÓP­TI­CA SÁN­CHEZ RUBAL es la pri­me­ra en co­mer­cia­li­zar en Ga­li­cia Or­cam MyE­ye, un apa­ra­to con una len­te que se aco­pla a la pa­ti­lla y re­co­no­ce ros­tros, lee tex­tos y me­mo­ri­za pro­duc­tos pa­ra ha­cer más sen­ci­llo el día a día de las per­so­nas in­vi­den­tes.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Oftalmología - TEX­TO: BRAIS CAPELÁN

La gen­te no sa­be lo que es ser cie­go. Son per­so­nas to­tal­men­te ca­pa­ces y con es­to me­jo­ra­rá su ca­li­dad de vi­da»

Hay per­so­nas que, por di­fe­ren­tes mo­ti­vos, han per­di­do gran par­te de su vi­sión y les es im­po­si­ble ver el nom­bre de la ca­lle por la que an­dan o, sim­ple­men­te, dis­tin­guir unos ce­rea­les u otros en el su­per­mer­ca­do. Esos pe­que­ños de­ta­lles cau­san enor­mes mo­les­tias a las per­so­nas in­vi­den­tes. Pe­ro hay so­lu­cio­nes. Una de ellas se lla­ma Or­cam MyE­ye, un dis­po­si­ti­vo de vi­sión ar­ti­fi­cial con una cá­ma­ra que se aco­pla a la pa­ti­lla de las ga­fas y apor­ta una ayu­da elec­tró­ni­ca in­te­li­gen­te al usua­rio.

¿Qué pue­de ha­cer es­ta tec­no­lo­gía exac­ta­men­te por las per­so­nas con vi­si­bi­li­dad re­du­ci­da? Pue­de leer di­fe­ren­tes tex­tos. Des­de el nom­bre de una ca­lle o una ca­ja de un me­di­ca­men­to a la pá­gi­na de pe­rió­di­co que tie­ne us­ted aho­ra mis­mo de­lan­te. So­lo es ne­ce­sa­rio rea­li­zar un sim­ple ges­to pa­ra ac­ti­var es­te dis­po­si­ti­vo: se­ña­lar. Con el de­do in­di­ca­mos qué que­re­mos que la cá­ma­ra lea y es­ta pro­ce­sa el tex­to y lo re­pro­du­ce a tra­vés del al­ta­voz in­cor­po­ra­do. La lec­tu­ra pue­de ser dic­ta­da al ins­tan­te o al­ma­ce­nar­se en la ba­se de da­tos del dis­po­si­ti­vo pa­ra una es­cu­cha com­ple­ta.

Es­ta no­ve­do­sa tec­no­lo­gía lle­ga a Ga­li- cia de la mano de la óp­ti­ca co­ru­ñe­sa Sán­chez Rubal, que ha fa­ci­li­ta­do a la atle­ta pa­ra­lím­pi­ca y mé­di­ca vi­gue­sa Susana Ro­drí­guez un ejem­plar pa­ra que lo eva­lúe. «La gen­te no sa­be muy bien lo que su­po­ne ser cie­go. Son per­so­nas to­tal­men­te ca­pa­ces y con in­ven­tos co­mo es­te me­jo­ra­rán su ca­li­dad de vi­da», afir­ma Ma­nuel Sán­chez Rubal, pro­pie­ta­rio de la óp­ti­ca.

Ade­más de leer di­fe­ren­tes tex­tos, la Or­cam MyE­ye pue­de iden­ti­fi­car y nom­brar a las per­so­nas cu­yos ros­tros tie­ne al­ma­ce­na­dos. «Te di­ce a quién tie­nes fren­te a ti, lo que su­po­ne otro gran­dí­si­mo avan­ce», afir­ma Sán­chez Rubal. To­da la in­for­ma­ción se al­ma­ce­na en un apa­ra­to uni­do a la cá­ma­ra y que se pue­de col­gar de la cin­tu­ra. Con­tie­ne una tar­je­ta de me­mo­ria y se co­nec­ta al or­de­na­dor pa­ra ac­tua­li­zar­se. «No es un pro­duc­to que se com­pre y se pue­da uti­li­zar en el mo­men­to. Ha­ce fal­ta al­go de en­tre­na­mien­to. No es muy di­fí­cil usar­lo pe­ro son ne­ce­sa­rios con­cep­tos bá­si­cos», di­ce Sán­chez Rubal.

Dos ver­sio­nes

El sis­te­ma MyE­ye de Or­cam fue lan­za­do al mer­ca­do con dos ver­sio­nes di­fe­ren­tes. Hay una, más bá­si­ca, que no in­clu­ye la op­ción del re­co­no­ci­mien­to fa­cial. Cues­ta 3.600 eu­ros. El dis­po­si­ti­vo más com­ple­to, que in­clu­ye to­das las fun­cio­nes, cues­ta 4.500 eu­ros. Ha­ce es­ca­sa­men­te año y me­dio que se ha co­men­za­do a co­mer­cia­li­zar en Es­ta­dos Uni­dos y, se­gún el pro­pio Sán­chez Rubal, «es una tec­no­lo­gía que se irá ac­tua­li­zan­do con el tiem­po», lo que per­mi­ti­rá a sus usua­rios dar­le una lar­ga vi­da útil.

Se tra­ta de la sép­ti­ma ver­sión de es­te mo­de­lo, que es ca­paz de leer en­tre 100 y 240 pa­la­bras por mi­nu­to. Tie­ne una ca­pa­ci­dad de me­mo­ria in­ter­na ca­paz de re­co­no­cer 100 ca­ras y 150 pro­duc­tos. Ade­más, cuen­ta con una ba­te­ría con 24 ho­ras de au­to­no­mía y que se re­car­ga me­dian­te USB. La cá­ma­ra se aco­pla fá­cil­men­te a cual­quier tipo de pa­ti­lla, sal­vo aque­llas de­ma­sia­do fi­nas, y tie­ne un pe­so to­tal de 31 gra­mos.

Un pe­que­ño milagro que, con tiem­po y a ba­se de ac­tua­li­za­cio­nes, pue­de con­ver­tir­se en im­pres­cin­di­ble pa­ra las per­so­nas con vi­si­bi­li­dad re­du­ci­da. Una ayu­da ex­tra ya dis­po­ni­ble en Ga­li­cia.

FO­TO: ÁN­GEL MANSO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.