Un res­tau­ran­te en el cie­lo (I)

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Ella& Él - @un­co­mino

ntra una vi­deo­lla­ma­da del más allá en ple­na no­che. Es Dios. Cuan­do se le apa­re­ció el Es­pí­ri­tu San­to a la Vir­gen no ha­bía mu­cho que du­dar. Hoy en día uno pien­sa que es co­sa de Fa­ce­book, Goo­gle o cual­quier otro de­mo­nio con­tem­po­rá­neo. Pe­ro no. Es Dios, el mis­mo crea­dor del uni­ver­so que te ha­bla con re­ver en la voz co­mo en las pe­lí­cu­las. Aho­ra que les ha da­do a to­dos por pro­tes­tar, ju­bi­la­dos, mu­je­res, etc... has­ta en el cie­lo hay mo­vi­da. La vi­da, en tér­mi­nos te­rrí­co­las, allí es­tá cu­bier­ta, mu­cho me­jor que en Sue­cia, pe­ro se han har­ta­do de co­mer ma­ná. El ma­ná de­be de ser ex­ce­len­te, pe­ro si te lo po­nen de desa­yuno, co­mi­da y ce­na du­ran­te mi­les de años can­sa. To­tal que el Crea­dor me pi­de que lo ayu­de a mon­tar un res­tau­ran­te en el cie­lo por­que se le es­tán po­nien­do le­van­tis­cas todas las cria­tu­ras ce­les­tia­les. Y que a ver có­mo lo ha­ce­mos. Hom­bre, Dios –le di­go–, el úni­co ca­paz de abrir aquí arri­ba y que le sal­ga bien es Mar­tín Be­ra­sa­te­gui. Y di­ce que no, que quie­re marca pro­pia. To­tal que me re­cuer­da que él pue­de te­ner a cual­quier co­ci­ne­ro de to­dos los tiem­pos. Que si es­tán en el cie­lo, pues que cuen­te con ellos; si mo­ran en el infierno, los con­si­gue por in­ter­cam­bio; y, si es­tán vi­vi­tos y co­lean­do, que ma­ña­na mis­mo los sube de la Tie­rra (lo de Bo­cu­se y lo de Caius Api­cius es por me­re­ci­mien­to pro­pio, se lo ju­ro, no es co­sa mía). En la pró­xi­ma co­lum­na les am­plío có­mo si­gue el pro­yec­to por­que pro­me­te. Yo en­tien­do a los le­van­tis­cos, so­bre to­do si son vas­cos. Si des­pués de una vi­da de pri­va­cio­nes lle­gas al cie­lo y te dan de co­mer lo mis­mo du­ran­te una eter­ni­dad, es nor­mal que te re­be­les. Me­nos mal que es­te reino no es de Ma­riano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.