Zoom.

EL RE­CLA­MO TU­RÍS­TI­CO DE NA­DAR CON EL TI­BU­RÓN BA­LLE­NA PO­NE EN RIES­GO SU SU­PER­VI­VEN­CIA MI­LE­NA­RIA.

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario - D.B.

El re­cla­mo tu­rís­ti­co de na­dar con el ti­bu­rón ba­lle­na en Fi­li­pi­nas po­ne en pe­li­gro su su­per­vi­ven­cia.

Hay dos ma­ne­ras de go­zar de la ex­pe­rien­cia úni­ca de na­dar con el inofen­si­vo ti­bu­rón ba­lle­na en Fi­li­pi­nas. Una, eco­ló­gi­ca, fren­te a la cos­ta de Don­sol, a 350 ki­ló­me­tros al su­r­es­te de Ma­ni­la. La otra, in­va­si­va, a unos 400 ki­ló­me­tros al sur, en Os­lob, en la is­la de Ce­bú, ya con­ver­ti­da en el des­tino nú­me­ro uno para es­ta prác­ti­ca que allí ge­ne­ra más de 1 mi­llón de dó­la­res al año, con ca­si 300 vi­si­tan­tes al día. En Don­sol, no pa­san de 100. El mo­ti­vo: el ti­bu­rón ba­lle­na vi­si­ta esas aguas so­lo du­ran­te los pri­me­ros seis me­ses del año, y sa­lir a ver­lo en bar­co no ga­ran­ti­za avis­tar­los ni na­dar con ellos. En Os­lob, en cam­bio, la cer­te­za de na­dar con es­tos gi­gan­tes es to­tal. Pe­ro hay tru­co y tram­pa: allí se los ali­men­ta de for­ma ar­ti­fi­cial para ase­gu­rar su pre­sen­cia, do­mes­ti­cán­do­los y «rom­pien­do así su ci­clo mi­gra­to­rio, ya que se que­dan en aguas no pro­fun­das y de­jan de sa­lir al mar abier­to», aler­tan des­de WWF. «No es una ex­pe­rien­cia res­pe­tuo­sa –ase­gu­ran– y los po­ne en pell­gro».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.