“Para el año to­ca ha­cer­lo más gran­de”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DEGENTE - TEX­TO: NOE­LIA SILVOSA

El­be­lén de es­ta ca­sa es ten­den­cia. En él no hay re­yes, ni Vir­gen Ma­ría ni ni­ño Je­sús. Co­mo úni­ca «dei­dad», nos en­con­tra­mos a un Pa­pá Noel as­cen­dien­do en su tri­neo. He aquí el be­lén ame­ri­cano, una au­tén­ti­ca fie­bre que ya se ha ex­ten­di­do a las tien­das y a más de un es­ca­pa­ra­te. «En reali­dad es la tí­pi­ca es­ce­na na­vi­de­ña que ve­mos en las películas. Hay pis­ta de hielo, par­que infantil, igle­sia, ca­sas y pues­tos», ex­pli­ca Car­los, que, aun­que no sa­le en la foto, es su ver­da­de­ro ar­tí­fi­ce. Su gus­to por el for­ma­to más yan­qui em­pe­zó el año pa­sa­do, al ver to­dos los ac­ce­so­rios en las sec­cio­nes de ador­nos de los cen­tros co­mer­cia­les. A par­tir de ahí se lan­zó, y ya pien­sa en el del pró­xi­mo año. «Va­mos a ha­cer­lo más gran­de, y se­gu­ra­men­te apro­ve­che­mos des­pués de es­tas fies­tas los des­cuen­tos para com­prar el ca­rru­sel y al­gún que otro escenario», ase­gu­ra de lo más pre­vi­sor. Cla­ro que no es un no­va­to en es­to de mon­tar el be­lén. Otros años ya mon­tó el tra­di­cio­nal, pe­ro con tres me­tros de lar­go por dos de an­cho. Y por su­pues­to su in­ten­ción es ha­cer lo mis­mo con es­te.

Eso que le cos­tó lo su­yo mon­tar el ac­tual. Hi­zo la es­truc­tu­ra a me­di­da to­man­do co­mo re­fe­ren­cia una bal­da de la ca­sa, y le aña­dió to­do lo ne­ce­sa­rio para ocul­tar ca­bles y de­más in­ge­nie­ría na­vi­de­ña. Por­que sí, es­te be­lén se ilu­mi­na por com­ple­to e in­clu­so tie­ne fi­gu­ras en mo­vi­mien­to. En él no en­con­tra­re­mos pas­to­res ni ove­jas, pe­ro a cam­bio sí que te­ne­mos a ni­ños ju­gue­tean­do por el par­que y en los co­lum­pios, tien­das de abe­tos, pa­na­de­ría y has­ta un pues­to de cho­co­la­te ca­lien­te, le­ña­do­res en ple­na fae­na e, in­clu­so, a gen­te com­pran­do sus re­ga­los o es­cu­chan­do a los can­to­res en la ca­lle ba­jo la luz de las fa­ro­las. «Lo ma­lo es que es muy pe­que­ño, por­que so­lo tie­ne me­tro y me­dio de lar­go», di­ce Car­los, que ya pien­sa en com­prar­se una ta­bla y un par de ca­ba­lle­tes para que el pró­xi­mo no ten­ga lí­mi­tes. «¿Pe­ro cuán­to os ha lle­va­do mon­tar es­te?», le pre­gun­ta­mos ató­ni­tos an­te tan­to rea­lis­mo y tan­to de­ta­lle. «En­tre dos per­so­nas nos lle­vó seis ho­ras, con­tan­do con que tu­vi­mos que ha­cer la ba­se a me­di­da», ase­gu­ra. Tie­ne su ex­pli­ca­ción, por­que bus­car­le el si­tio ade­cua­do a tan­ta fi­gu­ra en un es­pa­cio re­du­ci­do tie­ne su cien­cia. Aún tie­ne más si le po­ne­mos di­fe­ren­tes al­tu­ras, co­mo ocu­rre con la pis­ta de hielo que co­ro­na uno de los ex­tre­mos del be­lén. «La ele­va­mos con po­rex­pán re­ves­ti­do de cor­cho para si­mu­lar una mon­ta­ña ro­co­sa», in­di­ca. Una mon­ta­ña que desem­bo­ca en un río que tam­bién ha­bía que con­ti­nuar. «Uti­li­za­mos go­ma EVA azul para ha­cer la for­ma del agua y, en­ci­ma, le pu­si­mos unas bo­li­tas bri­llan­tes que imi­tan el as­pec­to del agua», ase­gu­ra. Y to­do ello en­mar­ca­do en un pai­sa­je con ár­bo­les, agua, cés­ped y mu­cha, mu­cha nie­ve —ar­ti­fi­cial, cla­ro—. Aquí tie­nen a las pe­que­ñas de la ca­sa echan­do los úl­ti­mos co­pos para dar­le el to­que fi­nal a un be­lén que se­gui­rá cre­cien­do. Eso se­gu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.