De­cep­ción pun­tual, pe­ro ba­lan­ce acep­ta­ble

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - Juan J. Fer­nán­dez es pro­fe­sor de la Fa­cul­tad de Cien­cias do De­por­te (UDC)

Des­de el co­mien­zo del cam­peo­na­to nues­tros pri­me­ros mi­nu­tos siem­pre fue­ron malos, pe­ro ayer po­de­mos de­cir que su­fri­mos un co­lap­so to­tal. Pa­sa­rán mu­chas fi­na­les an­tes de que po­da­mos asis­tir a unos se­sen­ta mi­nu­tos tan desas­tro­sos. Un desas­tre en todos los sen­ti­dos y fa­ce­tas del jue­go, y como sue­le acon­te­cer cuan­do uno no rea­li­za bien su tra­ba­jo, la suer­te se co­lo­ca del la­do del más osa­do y es­te era ale­mán.

De­fen­dien­do y pa­ran­do nos fui­mos sal­van­do de una que­ma ma­yor. Na­da que ob­je­tar a la la­bor ar­bi­tral, ya que se pre­su­mía una de­fen­sa du­ra por par­te del jo­ven equi­po teu­tón, pe­ro nues­tra mi­sión era ren­ta­bi­li­zar las su­pe­rio­ri­da­des nu­mé­ri­cas y lo úni­co con­se­gui­do fue au­men­tar nues­tra no­mi­na de erro­res no for­za­dos por la pre­ci­pi­ta­ción o man­dar al por­te­ro ale­mán a la ca­se­ta con un ex­tra­or­di­na­rio 50%. Po­de­mos con­si­de­rar un mi­la­gro la vuel­ta al ves­tua­rio con tan so­lo cua­tro go­les de des­ven­ta­ja. So­lo nos que­da­ba me­ter la ca­be­za de­ba­jo del gri­fo y de­mos­trar­nos que te­nía­mos ca­pa­ci­dad pa­ra ga­nar en el se­gun­do pe­río­do so­lo con ju­gar a un ni­vel nor­mal.

El mi­la­gro no so­lo no se pro­du­jo sino que la he­ri­da se com­pro­bó de­fi­ni­ti­va. Lo in­ten­ta­mos cam­bian­do la de­fen­sa, ju­gan­do con dos pi­vo­tes, mo­di­fi­can­do po­si­cio­nes, ... pe­ro nin­guno de los re­me­dios con­si­guió apla­car la in­se­gu­ri­dad y fal­ta de de­ter­mi­na­ción de nues­tros ju­ga­do­res, a la par que An­dreas Wolff fir­ma­ba to­do un 48% en la fi­nal. Los ale­ma­nes hi­cie­ron su par­te y son jus­tí­si­mos cam­peo­nes.

La de­rro­ta es de las que es­cue­ce por la for­ma y el mo­do en que se pro­du­ce pe­ro se­ría in­jus­to no re­co­no­cer que se hi­zo un cam­peo­na­to acep­ta­ble y que el me­ro he­cho de ha­ber ju­ga­do la fi­nal da idea del buen tra­ba­jo rea­li­za­do. Se ter­mi­nó un eu­ro­peo con un ex­ce­len­te ni­vel y que cons­ta­ta una re­cu­pe­ra­ción de es­te de­por­te en el con­ti­nen­te que lo vio na­cer. Se­gui­mos en la éli­te un cam­peo­na­to más y con mar­gen de me­jo­ra. Es­pe­re­mos que sea por mu­cho y que la hu­mil­dad nos per­mi­ta dis­fru­tar de es­ta me­da­lla de pla­ta como se me­re­ce, por­que so­lo los ele­gi­dos dis­fru­tan de es­tos mo­men­tos.

Juan J. Fer­nán­dez

KACPER PEMPEL REUTERS

El buen par­ti­do de Ster­bik fue es­ta vez in­su­fi­cien­te pa­ra evi­tar la de­rro­ta de Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.