Los Go­ya se co­ci­na­ron en 1985 en un res­tau­ran­te ga­lle­go

La Voz de Galicia (Ourense) - - Cultura - BO­QUE­RI­NI

Como tan­tas ins­ti­tu­cio­nes y em­pre­sas en Es­pa­ña, la Aca­de­mia de Ci­ne na­ció du­ran­te un al­muer­zo. En es­te ca­so el ce­le­bra­do en el res­tau­ran­te ga­lle­go O’Pazo, en Ma­drid, el 12 de no­viem­bre de 1985. Allí se reunie­ron el pro­duc­tor Alfredo Ma­tas y di­fe­ren­tes per­so­na­li­da­des del ci­ne. Di­rec­to­res como Luis Gar­cía Ber­lan­ga, Car­los Saura y ac­to­res como Jo­sé Sa­cris­tán o Cha­ro Ló­pez jun­to a otros pro­fe­sio­na­les. Bus­ca­ban per­fi­lar la fór­mu­la que per- mi­tie­ra crear una ins­ti­tu­ción que agru­pa­se a to­das las ra­mas y sec­to­res de la in­dus­tria, con la Aca­de­mia de Ar­tes y Cien­cias Ci­ne­ma­to­grá­fi­cas de Holly­wood como mo­de­lo. Un gru­po de 87 per­so­nas fir­ma­ron el ger­men de una aso­cia­ción que un año des­pués se cons­ti­tuía como Aca­de­mia de las Ar­tes Cien­cias Ci­ne­ma­to­grá­fi­cas de Es­pa­ña. En­tre sus ob­je­ti­vos, ade­más del fo­men­to del pro­gre­so del ci­ne o el in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción en­tre sus miem­bros, la crea­ción de unos pre­mios anua­les, a ima­gen y se­me­jan­za de los Óscar o los Cé­sar fran­ce- ses. Unos ga­lar­do­nes que re­co­no­cie­sen el ta­len­to de los me­jo­res pro­fe­sio­na­les de las di­fe­ren­tes ra­mas de la ci­ne­ma­to­gra­fía.

De es­ta ma­ne­ra, na­cie­ron los Go­ya, un nom­bre con­tro­ver­ti­do por la elec­ción del ge­nial pin­tor y no de un ci­neas­ta pa­ra de­no­mi­nar a los ga­lar­do­nes. Y por­que el nom­bre de Pre­mios Go­ya es­ta­ba ya re­gis­tra­do por una aso­cia­ción ara­go­ne­sa de fo­to­gra­fía, lo que obli­gó a que du­ran­te bas­tan­tes años, has­ta que la Aca­de­mia se hi­cie­ra con el nom­bre, se de­no­mi­na­ron Los Go­ya a se­cas.

La pri­me­ra edi­ción tu­vo lu­gar en Ma­drid el 16 de mar­zo de 1987. Fue en el ci­ne (hoy tea­tro) Lo­pe de Ve­ga, en la Gran Vía, y en una ce­re­mo­nia pre­si­di­da por los re­yes Juan Car­los y So­fía. Ellos re­ci­bie­ron los dos pri­me­ros Go­ya ho­no­rí­fi­cos, con el pro­duc­tor Jo­sé Ma­ría Gon­zá­lez Sin­de como pri­mer pre­si­den­te de la Aca­de­mia y Fer­nan­do Rey como maes­tro de ce­re­mo­nias de la ga­la. El tro­feo era una pe­sa­da es­cul­tu­ra de Miguel Or­tiz Be­rro­cal que re­pre­sen­ta­ba la ca­be­za del ge­nial pin­tor ara­go­nés con un me­ca­nis­mo que ha­cía que la tes­ta se abrie­se y emer­gie­ra una cá­ma­ra con for­ma de ma­pa de Es­pa­ña. Pa­ra la cuarta edi­ción ya se en­car­gó la es­ta­tui­lla a Jo­sé Luis Fer­nán­dez, quien desa­rro­lló el mis­mo bus­to goyesco con ta­ma­ño y pe­so más re­du­ci­dos y li­bre del com­ple­jo me­ca­nis­mo adi­cio­nal.

En la pri­me­ra edi­ción el gran ven­ce­dor fue Fer­nan­do Fer­nán Gó­mez, que no acu­dió a la ce­re­mo­nia. El via­je a nin­gu­na par­te aca­pa­ró los pre­mios a la me­jor pe­lí­cu­la, di­rec­tor y guion. Y él has­ta ga­nó el de ac­tor por Mam­brú se fue a la gue­rra. Tras la en­tre­ga de los ca­be­zo­nes se pro­yec­tó La al­dea mal­di­ta, de Flo­rián Rey.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.