El año del mono trae un «baby boom»

Los hos­pi­ta­les chi­nos se pre­pa­ran pa­ra aten­der has­ta 24 mi­llo­nes de par­tos

La Voz de Galicia (Ourense) - - El Tiempo -

En el ma­yor hospital ma­terno infantil de Pe­kín el rit­mo es fre­né­ti­co. En la pri­me­ra plan­ta, los pa­si­llos y las sa­las de es­pe­ra re­bo­san de ni­ños me­no­res de cin­co años es­pe­ran­do pa­ra una con­sul­ta de pe­dia­tría. El ir y ve­nir de ma­dres ner­vio­sas con sus hi­jos en bra­zos, se mez­cla con el tra­sie­go de em­ba­ra­za­das que acu­den a re­vi­sio­nes. Aco­mo­da­dos en un rin­cón, Mei Yan y su ma­ri­do es­pe­ran su turno. Se­rán pa­dres den­tro de sie­te me­ses y aho­ra su ma­yor preo­cu­pa­ción es re­ser­var una ha­bi­ta­ción pa­ra el par­to.

Su in­te­rés no es ais­la­do. Des­de oc­tu­bre, es­te cen­tro pe­ki­nés ur­ge a las em­ba­ra­za­das a ase­gu­rar­se una pla­za pa­ra dar a luz. En­ton­ces, ya te­nían sus seis­cien­tas ca­mas re­ser­va­das has­ta fi­na­les de ma­yo y aho­ra has­ta me­dia­dos de ve­rano ya no hay hue­co por­que pa­ra es­te 2016 es­pe­ran el ma­yor baby boom en dé­ca­das. «Me sor­pren­dió mu­cho cuan­do el doc­tor nos ex­pli­có que te­nía­mos que re­ser­var la ha­bi­ta­ción. Nos di­jo que como es­te año cam­bia­re­mos al año del mono, mu­chas pa­re­jas creen que si sus hi­jos na­cen ba­jo su signo, ten­drán me­jor suer­te», cuen­ta Mei Yan a es­te pe­rió­di­co.

Aunque ca­da vez me­nos, las su­pers­ti­cio­nes si­guen te­nien­do un gran pe­so en la vi­da dia­ria de los chi­nos. El pró­xi­mo do­min­go ce­le­bra­rán su año nue­vo, que se ri­ge por el ca­len­da­rio lu­nar. Da­rán la bien­ve­ni­da al mono y des­pe­di­rán a la ca­bra, un año que, tal y como se es­pe­ra­ba, de­ja un des­cen­so en el nú­me­ro de nacimientos por- que se­gún la tra­di­ción, los na­ci­dos ba­jo es­te signo «ten­drán una vi­da muy du­ra».

Po­lí­ti­ca de los dos hi­jos

Más allá de las su­pers­ti­cio­nes, es­ta vez el au­men­to del nú­me­ro de nacimientos es­ta­rá in­fluen­cia­do por las nue­vas po­lí­ti­cas de pla­ni­fi­ca­ción fa­mi­liar. Des­de el 1 de enero to­das las pa­re­jas pue­den te­ner dos hi­jos, lo que po­dría au­men­tar en más de 8 mi­llo­nes el nú­me­ro de re­cién na­ci­dos ca­da año. Una ci­fra que em­pe­za­ría a fre­nar el alar­man­te en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción im­pul­sa­do por ca­si cua­tro dé­ca­das de po­lí­ti­cas del hi­jo úni­co. Se cal­cu­la que en 2016 na­ce­rán en­tre 20 y 24 mi­llo­nes de be­bés, el equi­va­len­te a la mi­tad de la po­bla­ción de to­da Es­pa­ña. En la Clí­ni­ca Oa­sis de Pe­kín, uno de los cen­tros pri­va­dos de ma­ter­ni­dad más po­pu­la­res, ya han em­pe­za­do a adaptar sus ins­ta­la­cio­nes. «He­mos du­pli­ca­do el per­so­nal y dis­pues­to más ca­mas pa­ra po­der aco­ger a to­das las mu­je­res que quie­ren dar a luz aquí. Ade­más, he­mos com­pra­do más equi­pa­mien­tos tec­no­ló­gi­cos», afir­ma la je­fa de gi­ne­co­lo­gía de la clí­ni­ca, Li Shao­fen.

Más ma­tro­nas

Se cal­cu­la que un 40% de las pa­re­jas quie­re te­ner un se­gun­do hi­jo. En­tre ellas, hay mu­chas ma­dres ma­yo­res de 40 años cu­yos em­ba­ra­zos po­drían su­po­ner más ries­gos. Pa­ra eso, en el úl­ti­mo mes han sur­gi­do va­rios cen­tros de en­tre­na­mien­to pa­ra ma­tro­nas don­de en diez días se les en­se­ña a li­diar con esos par­tos com­pli­ca­dos y con los cui­da­dos que las ma­dres ne­ce­si­tan. En la es­cue­la de ma­tro­nas Li Ming de Pe­kín, ochen­ta y cin­co mu­je­res con uni­for­me rosa can­tan na­nas, cam­bian pa­ña­les a mu­ñe­cos y apren­den a in­cor­po­rar a las ma­dres. Son las yue­sao, como se de­no­mi­na en Chi­na a las ma­tro­nas. Aho­ra, su pro­fe­sión es una de las más de­man­da­das en to­do el país por lo que en es­te cen­tro es­pe­ran for­mar en un año a más de diez mil. Ade­más, el au­men­to de la ta­sa de na­ta­li­dad su­pon­drá tam­bién que crez­can un 3 por cien­to las ven­tas de pro­duc­tos pa­ra be­bés. Se­gún va­rios es­tu­dios, so­la­men­te el gas­to en co­mi­da su­pe­rará los 45 mi­llo­nes de eu­ros.

SA­RA R. ES­TE­LLA

Una mu­jer jue­ga con sus dos hi­jos de cor­ta edad en un par­que infantil de Pe­kín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.