«La ma­yo­ría de los clien­tes nos lle­gan a tra­vés de las webs tu­rís­ti­cas»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad Protagonista -

Las webs tu­rís­ti­cas han re­vo­lu­cio­na­do la for­ma de via­jar. A tra­vés de las más fa­mo­sas a ni­vel mun­dial, los via­je­ros no so­lo co­no­cen los nom­bres de los es­ta­ble­ci­mien­tos en los que alo­jar­se, su ubi­ca­ción y pre­cio, sino que tam­bién com­prue­ban la opi­nión de otros usua­rios y co­no­cen la ca­li­fi­ca­ción glo­bal: La pun­tua­ción que me­re­cen sus ser­vi­cios. Y es­ta no­ta es, en mu­chos ca­sos, cla­ve pa­ra que el hos­pe­da­je ga­ne clien­tes. En Boo­king, por ejem­plo, la ca­li­fi­ca­ción glo­bal de los es­ta­ble­ci­mien­tos de la ca­pi­tal es de no­ta­ble, aunque hay pun­tua­cio­nes so­bre­sa­lien­tes.

Los usua­rios, en lí­neas ge­ne­ra­les, des­ta­can la na­tu­ra­le­za, pa­sear y el buen am­bien­te de la cui­dad y coin­ci­den tan­to en lo que se re­fie­re a los via­je­ros que acu­den a la ciu­dad en pa­re­ja, en fa­mi­lia o con ami­gos. En lí­neas ge­ne­ra­les, con­cuer­dan las pun­tua­cio­nes en las di­fe­ren­tes webs y los via­je­ros po­nen más no­ta a hos­pe­da­jes del res­to de la pro­vin­cia que de la ca­pi­tal.

El equi­va­len­te en ex­ce­len­cia de webs de via­jes, Try­pad­vi­sor, aca­ba de pu­bli­car un nue­vo es­tu­dio so­bre va­lo­ra­ción de los via­je­ros. Ga­li­cia, se si­túa en ter­cer lu­gar de las re­gio­nes de Es­pa­ña con las me­jo­res va­lo­ra­cio­nes de sus es­ta­ble­ci­mien­tos ho­te­le­ros y Ou­ren­se en su se­gun­do pues­to tras A Co­ru­ña, con una no­ta me­dia de 4,08 so­bre cin­co. Sin em­bar­go, en cuan­to a pun­tua­ción so­bre res­tau­ran­tes y lu­ga­res de in­te­rés, ocu­pa el úl­ti­mo pues­to de la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma. Ha­ce dos años, Santi Vi­lar y Pa­qui Ju­lián se em­bar­ca­ron en la idea de po­ner a an­dar en la ca­pi­tal un ti­po de es­ta­ble­ci­mien­to úni­co, el al­ber­gue tu­rís­ti­co Gre­lo Hos­tel. Un alo­ja­mien­to sin­gu­lar, del es­ti­lo de los hos­tels in­ter­na­cio­na­les, que cuen­ta con un to­tal de 32 li­te­ras di­vi­di­das en tres ha­bi­ta­cio­nes. Pa­ra ellos, In­ter­net es indispensables y las prin­ci­pa­les webs tu­rís­ti­cas, las pri­me­ras vías de con­tac­to con los usua­rios. «La ma­yo­ría de los clien­tes nos lle­gan a tra­vés de las webs tu­rís­ti­cas» sub­ra­ya Santi Vi­lar. Las re­ser­vas se sue­len ha­ce a tra­vés de es­te sis­te­ma, aunque siem­pre hay per­so­nas que des­pués des­cu­brir su exis­ten­cia a tra­vés de las re­des, pre­fie­re lla­mar di­rec­ta­men­te pa­ra con­cre­tar in­for­ma­ción so­bre su es­tan­cia en el es­ta­ble­ci­mien­to. La va­lo­ra­ción que de su es­ta­ble­ci­mien­to apa­re­ce en la web, en ba­se a las opi­nio­nes de los usua­rios, es tam­bién im­por­tan­te. En es­te ca­so 8,9, a tra­vés de Boo­king.com. Vi­lar sub­ra­ya que ani­ma a los clien­tes a re­ser­var y que ade­más sir­ve pa­ra que ellos se­pan cuá­les son sus pun­tos dé­bi­les. «Es un feed­back. No­so­tros lo te­ne­mos en cuen­ta. Ha- ce unos me­ses al­guien di­jo que al al­ber­gue le fal­ta­ban ta­qui­llas con ce­rra­du­ra pa­ra guar­dar las co­sas de los clien­tes de ma­ne­ra se­gu­ra. No­so­tros to­ma­mos no­ta y las pu­si­mos» ex­pli­ca. El cam­bio ha si­do es­pec­ta­cu­lar y aho­ra son po­cas las agen­cias que lla­man al al­ber­gue. La re­la­ción es más di­rec­ta en­tre pro­pie­ta­rio y clien­te. En Gre­lo Hos­tel, por ejem­plo, ya tie­nen re­ser­vas de un gru­po de gim­na­sia de­por­ti­va de Al­ba­ce­te o de trein­ta miem­bros de una mis­ma fa­mi­lia en Semana Santa. Y to­do a tra­vés de su pre­sen­cia en webs tu­rís­ti­cas.

Algoritmos ba­sa­dos en las opi­nio­nes y no­tas de los clien­tes

¿Pue­do hun­dir a un ho­tel po­nién­do­le un ce­ro? ¿Y au­par el de un ami­gue­te dán­do­le un 10? Es di­fí­cil. Es más fá­cil ma­ni­pu­lar la repu­tación de un res­tau­ran­te, pe­ro en el ca­so de los ho­te­les hay que ser clien­tes pa­ra opi­nar. Ca­da fir­ma (Tri­pad­vi­sor, Boo­king...) tie­ne un al­go­rit­mo en el que se com­bi­nan las no­tas y el di­na­mis­mo y ca­li­dad de los co­men­ta­rios. Com­pa­ñías como Tri­va­go co­bran por ca­da clic «así que no manipulamos, nos da igual quién es­té de pri­me­ro o se­gun­do», co­men­tan des­de la com­pa­ñía.

MIGUEL VI­LLAR

Los due­ños de Gre­lo Hos­tel di­cen que co­no­cer que la opi­nión de los clien­tes es muy bueno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.