El PP ga­lle­go, un par­ti­do en el di­ván

A las du­das de Fei­joo so­bre su con­ti­nui­dad se unen las de Rue­da y Ba­rrei­ro pa­ra ir a los con­gre­sos pro­vin­cia­les y las sus­ci­ta­das so­bre la ido­nei­dad del in­ves­ti­ga­do Bal­tar

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - M. CH.

In­mer­so ya en el pro­ce­so de re­no­va­ción de sus di­rec­cio­nes pro­vin­cia­les y au­to­nó­mi­ca, el PP ga­lle­go es un par­ti­do en el di­ván. Lo em­bar­gan las du­das. A la de Fei­joo, que no acla­ra si si­gue, se pa­sa a la po­lí­ti­ca ma­dri­le­ña o bien se mar­cha a la em­pre­sa pri­va­da, se han su­ma­do en los úl­ti­mos días va­rias in­cóg­ni­tas. En­tre ellas, la de su nú­me­ro dos, Alfonso Rue­da, quien no sa­be aún si op­tar a la pre­si­den­cia de los po­pu­la­res de Pon­te­ve­dra; y la del ac­tual barón de Lu­go, Jo­sé Ma­nuel Ba­rrei­ro, que se de­ba­te en­tre man­te­ner­se en el car­go y apar­tar­se tras los úl­ti­mos re­tro­ce­sos elec­to­ra­les. De­bi­do a sus re­cien­tes pro­ble­mas con la Jus­ti­cia, la in­cer­ti­dum­bre ro­dea tam­bién la can­di­da­tu­ra de Jo­sé Ma­nuel Bal­tar a con­ti­nuar co­man­dan­do la for­ma­ción en Ou­ren­se.

A CO­RU­ÑA ¿Con­ti­nuis­mo?

El PP de A Co­ru­ña ce­le­bra­rá el 12 de mar­zo su con­gre­so ex­tra­or­di­na­rio, si bien el pla­zo pa­ra for­ma­li­zar pre­can­di­da­tu­ras con­clu­ye ya ma­ña­na. A ha­cer­se con las rien­das de los con­ser­va­do­res en la pla­za as­pi- ran en prin­ci­pio el ex­dipu­tado Ja­vier Es­cri­bano, con nu­las op­cio­nes de éxi­to, y el de­le­ga­do de la Xun­ta en la pro­vin­cia, Die­go Cal­vo. La pro­ba­ble elec­ción de es­te úl­ti­mo su­pon­dría cier­ta con­ti­nui­dad con la eta­pa de Car­los Ne­grei­ra, en cu­yo oca­so el PP per­dió la Dipu­tación, las tres ciu­da­des de la pro­vin­cia y dos de sus cin­co es­ca­ños en el Con­gre­so, en­tre otros cen­tros de po­der ins­ti­tu­cio­nal. De ahí que car­gos del par­ti­do hu­bie­sen es­pe­cu­la­do du­ran­te es­te fin de semana con la po­si­bi­li­dad de que el hom­bre que sal­vó la ca­ra a Fei­joo en San­tia­go, Agus­tín Hernández, die­se un pa­so al fren­te e ini­cia­se la re­co­gi­da de ava­les pa­ra el cón­cla­ve. Aunque la ope­ra­ción aún no ha fruc­ti­fi­ca­do, mu­chos de sus com­pa­ñe­ros en la ca­pi­tal ga­lle­ga to­da­vía con­fían en que lo ha­ga.

PON­TE­VE­DRA To­do abier­to.

En Pon­te­ve­dra, don­de Ra­fael Lou­zán aban­do­na el ti­món de los po­pu­la­res tras 16 años, el pla­zo pa­ra po­ner las car­tas bo­ca arri­ba ex­pi­ra el 10 de fe­bre­ro. El con­gre­so pro­vin­cial, fi­ja­do pa­ra el 13 de mar­zo, lo ga­na­ría el se­cre­ta­rio xe­ral del PP­deG, Alfonso Rue­da, si fi­nal­men­te se pre­sen­ta­ra. Pe­ro a es­tas al­tu­ras aún no ha adop­ta­do una de­ci­sión al res­pec­to. Tie­ne com­pli­ca­da la dis­yun­ti­va, pues siem­pre ha sos­te­ni­do que su fu­tu­ro po­lí­ti­co es­ta­rá li­ga­do al de Fei­joo y es­te aún no le ha acla­ra­do qué pien­sa ha­cer de su vi­da. Atra­pa­do en un laberinto, si Rue­da fi­nal­men­te no fue­se a es­ta gue­rra, por per­fil po­lí­ti­co, es­ta­rían fa­cul­ta­dos pa­ra li­brar­la la mi­nis­tra Ana Pas­tor, la con­gre­sis­ta Pi­lar Rojo, el de­le­ga­do au­to­nó­mi­co Jo­sé Ma­nuel Co­res Tou­rís, la par­la­men­ta­ria Mar­ta Rodríguez Arias y los con­se­llei­ros Je­sús Vázquez Al­muí­ña y Ro­mán Rodríguez, así como los al­cal­des Ma­ría Ra­ma­llo y Jo­sé Ló­pez Cam­pos.

OU­REN­SE La du­da ju­di­cial.

Su­ce­dien­do a su pa­dre, Jo­sé Ma­nuel Bal­tar lle­gó a la pre­si­den­cia del PP de Ou­ren­se el 30 de enero del 2010. Y en ella quie­re per­ma­ne­cer a par­tir del 5 de mar­zo, fe­cha del con­gre­so pro­vin­cial. En su em­pe­ño, no obs­tan­te, aca­ba de cru­zar­se la Jus­ti­cia, que ha co­men­za­do a in­ves­ti­gar­lo por un su­pues­to de­li­to de cohe­cho a raíz de una de- nun­cia for­mu­la­da por Te­re­sa F. C., quien sos­tie­ne que el pre­si­den­te de la Dipu­tación le ofre­ció un em­pleo pú­bli­co a cam­bio de se­xo. ¿Qué ima­gen de re­no­va­ción pro­yec­ta el par­ti­do con un lí­der en esa te­si­tu­ra? La pre­gun­ta han em­pe­za­do a for­mu­lár­se­la mu­chos en el PP­deG, pe­ro la di­rec­ción de la for­ma­ción, que bus­ca «cón­cla­ves tran­qui­los», no se plan­tea tor­pe­dear la can­di­da­tu­ra de Bal­tar ni aus­pi­ciar una al­ter­na­ti­va. Al con­tra­rio que ha­ce seis años, no to­ma­rá par­te.

LU­GO Pen­dien­tes del lí­der.

Tras una «reflexión per­so­nal», el por­ta­voz del PP en el Se­na­do, Jo­sé Ma­nuel Ba­rrei­ro, re­ve­la­rá es­ta semana si si­gue o no al fren­te de los po­pu­la­res lu­cen­ses más allá del cón­cla­ve del 6 de mar­zo, un pues­to en el que lle­va des­de el 28 de abril del 2002. En su re­so­lu­ción pe­sa­rá la cre­cien­te pér­di­da de apo­yo del par­ti­do en una pro­vin­cia an­ta­ño inex­pug­na­ble. En la re­cá­ma­ra, por si su aho­ra je­fe se echa a un la­do, aguar­dan Ele­na Can­dia, Jai­me Cas­ti­ñei­ra, Jo­sé Ma­nuel Balseiro, Ra­quel Arias y Alfonso Vi­lla­res, en­tre otros.

ÁLVARO BALLESTEROS

En la fo­to de ar­chi­vo apa­re­cen Fei­joo y Rue­da con los ac­tua­les cua­tro ba­ro­nes del PP­deG. Al me­nos dos de ellos (Ne­grei­ra y Lou­zán) de­ja­rán de ser­lo en mar­zo. Ba­rrei­ro se lo pien­sa y Bal­tar quie­re se­guir en el car­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.