Los grie­gos dan la es­pal­da a Ale­xis Tsi­pras

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

Ale­xis Tsi­pras tie­ne una es­tu­pen­da opi­nión de sí mis­mo. No so­lo se con­si­de­ra el ti­po que es­tá cam­bian­do la his­to­ria de Gre­cia, sino de to­da la Unión Eu­ro­pea. Su lle­ga­da al po­der ha­ce un año fue, a su jui­cio, so­lo el pre­lu­dio de la ola iz­quier­dis­ta que em­pie­za a ver­se por Eu­ro­pa. Por­tu­gal ya ha se­gui­do ese ca­mino y es­tá con­ven­ci­do de que la si­guien­te na­ción en te­ner un Go­bierno de uni­dad de «fuer­zas pro­gre­sis­tas» va a ser Es­pa­ña. Lo di­jo así de cla­ro en un ac­to mul­ti­tu­di­na­rio de su par­ti­do ce­le­bra­do el 24 de enero pa­ra con­me­mo­rar los do­ce me­ses trans­cu­rri­dos des­de la vic­to­ria elec­to­ral de Sy­ri­za.

«Eu­ro­pa ya no es la mis­ma», se jac­tó Tsi­pras, ase­gu­ran­do que su lu­cha con­tra la aus­te­ri­dad im­pues­ta por Bru­se­las em­pie­za a dar ya sus fru­tos en to­da la UE. «Asu­mi­mos res­pon­sa­bi­li­da­des no so­lo pa­ra el pue­blo grie­go sino pa­ra todos los pue­blos de Eu­ro­pa». Las ce­le­bra­cio­nes por el aniver­sa­rio en el po­der lle­ga­ron acom­pa­ña­das de una bue­na no­ti­cia: Stan­dard & Poor’s subió ha­ce unos días un es­ca­lón la no­ta de la deu­da griega. Pa­só de CCC+ a B, re­fle­jan­do así su me­nor te­mor a que se pro­duz­ca una ban­ca­rro­ta. Tsi­pras de­fien­de la de­ci­sión de más ca­la­do que ha to­ma­do: la fir­ma del ter­cer res­ca­te y la con­se­cuen­te ne­ga­ti­va a que Ate­nas sa­lie­ra del eu­ro, el lla­ma­do grexit. Pa­ra al­gu­nos, aque­lla pos­tu­ra fue una mues­tra de que Sy­ri­za aban­do­na­ba el te­rreno de la uto­pía pa­ra fa­jar­se con la reali­dad. Pa­ra otros, fue la re­pre­sen­ta­ción de que la iz­quier­da «ven­día su al­ma a cam­bio del po­der», como di­ce Cos­tas La­pa­vit­sas, pro- fe­sor en la Uni­ver­si­dad de Lon­dres y an­ti­guo com­pa­ñe­ro de fi­las de Tsi­pras. El pro­ce­so vi­vi­do por el par­ti­do de Tsi­pras en es­te año en el po­der ha si­do ya bau­ti­za­do como pa­so­ki­za­ción, por la re­nun­cia a las po­lí­ti­cas más iz­quier­dis­tas, el triun­fo del ofi­cia­lis­mo y la bús­que­da de un com­pro­mi­so con Bru­se­las. Es un ca­mino que ya ho­lló el Pasok, el his­tó­ri­co par­ti­do socialista he­leno, y que le aca­bó cos­tan­do la irre­le­van­cia po­lí­ti­ca. En es­te vi­ra­je, Sy­ri­za ha per­di­do por el ca­mino a su ala más re­vo­lu­cio­na­ria. Man­tie­ne, de mo­men­to, una pre­ca­ria ma­yo­ría de tres es­ca­ños en el Par­la­men­to fru­to de su coa­li­ción con Grie­gos In­de­pen­dien­tes.

La elec­ción ha­ce dos se­ma­nas de Ky­ria­kos Mit­so­ta­kis como lí­der de la de­re­chis­ta Nue­va De­mo­cra­cia (ND) arro­ja una nue­va som­bra so­bre Tsi­pras, como mues­tran los son­deos. Si se acu­die­ra aho­ra a las ur­nas, ND se si­tua­ría en­tre uno y tres pun­tos por en­ci­ma de Sy­ri­za. En las úl­ti­mas elec­cio­nes, que­dó sie­te por de­ba­jo.

Con su nue­vo lí­der, la de­re­cha pa­re­ce ofre­cer una al­ter­na­ti­va atrac­ti­va a Sy­ri­za. En el pri­mer de­ba­te par­la­men­ta­rio en­tre Tsi­pras y Mit­so­ta­kis sal­ta­ron chispas a cuen­ta de la re­for­ma de las pen­sio­nes pro­mo­vi­da por el Go­bierno, que ha sa­ca­do a las ca­lles a agri­cul­to­res y au­tó­no­mos. Una de los son­deos más re­cien­tes mues­tra que el 85 % de los grie­gos es­tán in­sa­tis­fe­chos con el fun­cio­na­mien­to del Go­bierno. La desafec­ción cun­de in­clu­so en­tre los vo­tan­tes de Sy­ri­za: un 71 % de ellos di­cen es­tar de­cep­cio­na­dos con las po­lí­ti­cas de Tsi­pras. Mit­so­ta­kis ya le su­pera en po­pu­la­ri­dad: un 35 % de res­pal­do fren­te al 23 % del pri­mer mi­nis­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.