Un co­che­ci­to de Swa­rovs­ki

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición - San­dra Fa­gi­nas

Los trós­pi­dos lle­ga­ron un día pa­ra que­dar­se en nues­tra te­le sin re­me­dio y así, po­co a po­co, han aca­ba­do por co­ro­nar­se como nin­gún otro for­ma­to te­le­vi­si­vo. Son to­da una cor­te de prín­ci­pes, prin­ce­sas y re­yes que han crea­do reali­dad como ten­den­cia irreal que es to­do un es­pe­jis­mo. Si Me­dia­set se abrió al di­rec­to du­ro con Sál­va­me a la ca­be­za, la ca­de­na ha con­se­gui­do fi­jar en el ima­gi­na­rio un ori­gi­nal con­cep­to ba­sa­do en la edi­ción ex­tre­ma, con el hu­mor como re­fe­ren­te y úni­ca razón de ser. Por eso es im­po­si­ble no caer ren­di­do como es­pec­ta­dor an­te ta­ma­ña proeza que de­ja bo­quia­bier­to al pri­me­ro que se plan­ta de­lan­te de la pan­ta­lla: ¿pue­de exis­tir gen­te así? Y mu­cho peor, por­que en el lenguaje trós­pi­do el re­qui­si­to fun­da­men­tal es dar co­lor y ser lo más «vir­gen» po­si­ble des­de el pun­to de vis­ta te­le­vi­si­vo. De ahí que en­se­gui­da triun­fe la ex­cep­ción de tono fuc­sia en ca­da pro­gra­ma. Es un fi­lón inago­ta­ble de gen­te que se co­ro­na en un ab­sur­do de lo más nor­mal, bus­can­do pa­re­ja en pe­lo­tas en una is­la, ves­ti­da como una ce­ni­cien­ta de cuen­to o pa­sean­do a su be­bé en un co­che­ci­to de Swa­rovs­ki, el úl­ti­mo hit de la di­nas­tía de los Gy­psy Kings que se co­la­rán otra vez en nues­tra te­le con ma­jes­tuo­si­dad gi­ta­na. Los es­cép­ti­cos aca­ba­rán por con­ven­cer­se de que no hay te­le más tra­ba­ja­da en el lu­jo de de­ta­lles pa­ra en­vol­ver de fan­ta­sía la reali­dad. Con ver­da­de­ro in­te­rés: yo si no lo creo no lo veo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.