«Mu­chas ve­ces al tra­ba­ja­dor le cues­ta ver que el ries­go lo tie­ne de­lan­te»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense -

Los ac­ci­den­tes la­bo­ra­les se in­cre­men­ta­ron un 8 % en la pro­vin­cia el año pa­sa­do. La evo­lu­ción de los da­tos se si­gue muy de cer­ca des­de el Ins­ti­tu­to Ga­le­go de Se­gu­ri­da­de e Saú­de La­bo­ral (Iss­ga), cu­yo je­fe pro­vin­cial ana­li­za qué es­tá ocu­rrien­do.

—¿Por qué hay más ac­ci­den­tes?

—Por dos ra­zo­nes. Aho­ra mis­mo, des­de ha­ce al­gu­nos años, se es­tán em­pe­zan­do a re­co­ger ca­sos de tra­ba­ja­do­res au­tó­no­mos, ya que ca­da vez son más los que co­ti­zan por con­tin­gen­cias pro­fe­sio­na­les. Eso pro­vo­ca que se re­co­jan in­ci­den­tes que an­tes no se re- co­gían. Ade­más, la si­nies­tra­li­dad au­men­ta por­que tam­bién hay ca­da vez más per­so­nas tra­ba­jan­do.

—¿A qué se de­be que ha­ya ha­bi­do tan­tas muer­tes?

—Si ma­ne­ja­mos esos da­tos en pro­fun­di­dad, re­sul­ta que el año pa­sa­do hu­bo cua­tro fa­lle­ci­dos por in­far­to o pa­to­lo­gías no trau­má­ti­cas, por lo que la cau­sa no tu­vo que ser pu­ra­men­te la­bo­ral. Los otros se de­bie­ron atra­pa­mien­tos y un vuel­co de una ca­rre­ti­lla den­tro de un tú­nel de las obras del AVE.

—El in­cre­men­to de ac­ci­den­tes, tie­ne que ver con el au­men­to de la tem­po­ra­li­dad y la fal­ta de for­ma­ción de los tra­ba­ja­do­res?

—Es po­si­ble que la tem­po­ra­li­dad pro­duz­ca al­gu­nos ac­ci­den­tes. A no­so­tros nos preo­cu­pa lo que ocu­rre en la agri­cul­tu­ra, don­de las in­ci­den­cias han subido un 30 %. Por eso estamos cen­tra­dos en for­mar a tra­ba­ja­do­res y tam­bién a las em­pre­sas.

—¿Có­mo tra­ba­jan con aque­llas en las que hay mu­chos ca­sos?

—Ha­ce­mos vi­si­tas, ve­mos la documentación y les in­di­ca­mos me­di­das que de­ben aco­me­ter pa­ra me­jo­rar la se­gu­ri­dad.

—¿Se in­vier­te lo su­fi­cien­te en pre­ven­ción de ries­tos?

—En la ma­yor par­te de las em­pre­sas hay mar­gen de me­jo­ra. Tra­ta­mos de que in­ten­ten que la pre­ven­ción lle­gue a los tra­ba­ja­do­res, por­que mu­chas ve­ces al em­plea­do le cues­ta ver que el ries­go lo tie­ne de­lan­te, que pien­sa que a él nun­ca le va a pa­sar. Tra­ta­mos de que la for­ma­ción e in­for­ma­ción que le lle­gue sea prác­ti­ca y asi­mi­la­ble. Hoy en día la ma­yor par­te de las em­pre­sas tie­nen sis­te­mas im­plan­ta­dos, pe­ro que­da tra­ba­jo por ha­cer.

—No es al­go prio­ri­ta­rio...

—En­tien­do que en un mo­men­to en el que las ven­tas son pe­que­ñas, cri­te­rios como la ca­li­dad o la pre­ven­ción que­den en se­gun­do plano, pe­ro tra­ta­mos de que eso no si­ga ocu­rrien­do.

—¿Es ca­ra la pre­ven­ción?

—Si las em­pre­sas tie­nen en cuen­ta el cos­te que tie­ne un ac­ci­den­te la­bo­ral, re­sul­ta que el ha­cer pre­ven­ción es mu­cho más ba­ra­to.

Ángel Ló­pez ase­gu­ra que en las em­pre­sas aún hay co­sas que me­jo­rar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.