El Go­bierno ga­lle­go tam­bién pro­yec­ta ex­ten­der la tar­je­ta be­bé más allá de es­te año

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

ni­da­de como un­ha ache­ga po­si­ti­va á so­cie­da­de» y pa­ra em­bar­car a los em­pre­sa­rios en una na­ve que la fa­vo­rez­ca.

De he­cho, de acuer­do con el plan es­tra­té­gi­co, la Xun­ta tra­za­rá jun­to con los sin­di­ca­tos y la patronal una ini­cia­ti­va pa­ra fa­vo­re­cer la con­ci­lia­ción en las com­pa­ñías pri­va­das «que re­co­lla in­cen­ti­vos en for­ma de prio­ri­za­ción nos cri­te­rios de ad­xu­di­ca­ción de con­tra­tos pú­bli­cos ás em­pre­sas com­pro­me­ti­das» con esa ta­rea. «Desen­vol­ve­rá ta­mén un­ha ini­cia­ti­va glo­bal de pro­pos­ta de ra­cio­na­li­za­ción de ho­ra­rios e que po­ña en va­lor a xes­tión en­ca­mi­ña­da a re­sul­ta­dos como al­ter­na­ti­va ao pre­sen­tis­mo ou pre­sen­cia­lis­mo la­bo­ral, que co­me­ce coa pro­pia Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca», aña­de el do­cu­men­to.

Ya en el plano ins­ti­tu­cio­nal, el Go­bierno Fei­joo, en alianza con la re­gión Nor­te de Por­tu­gal, in­ten­ta­rá cap­tar fon­dos europeos pa­ra le­van­tar la na­ta­li­dad. La ame­na­za de una mo­ción de cen­su­ra en el concello co­ru­ñés de Noia pa­re­ce con­cre­tar­se con­for­me pasan los días. Has­ta ayer, go­ber­na­ba el mu­ni­ci­pio un bi­par­ti­to en mi­no­ría for­ma­do por el PSOE y el NO.I.A. (Noie­ses In­de­pen­den­tes Agru­pa­dos), un par­ti­do que con­cu­rrió por pri­me­ra vez a las elec­cio­nes lo­ca­les en el 2011, sin em­bar­go, la di­mi­sión de los dos edi­les de la for­ma­ción in­de­pen­dien­te ha de­ja­do so­los a los so­cia­lis­tas mien­tras que sus ya ex­so­cios se dis­po­nen a ini­ciar las con­ver­sa­cio­nes con el Par­ti­do Po­pu­lar pa­ra for­mar un nue­vo eje­cu­ti­vo.

Ha­cía se­ma­nas que en la vi­lla noie­sa se es­pe­cu­la­ba con la po­si­bi­li­dad de que se pre­sen­ta­ra una mo­ción de cen­su­ra. La mar­cha de una con­ce­ja­la del NO.I.A., Ma­ri­sol Vi­llar, de for­ma pre­ci­pi­ta­da de uno de los ple­nos pro­vo­có que sa­lie­ran a la luz las desave­nen­cias en­tre los so­cios de go­bierno, y la pos­te­rior ba­ja mé­di­ca de la edi­la no con­tri­bu­yó a apla­car los ru­mo­res so­bre la es­ta­bi­li­dad del bi­par­ti­to. La guin­da la pu­so Vi­llar al pre­sen­tar su re­nun­cia a to­das sus res­pon­sa­bi­li­da­des en el eje­cu­ti­vo la semana pa­sa­da.

Y ayer si­guió sus pa­sos su com­pa­ñe­ro de fi­las en el gru­po mu­ni­ci­pal del NO.I.A., Jo­sé Pé­rez. Has­ta aho­ra ha­bía se­gui­do tra­ba­jan­do con nor­ma­li­dad en sus ta­reas den­tro del go­bierno lo­cal e in­clu­so ha­bía apla­ca­do las vo­ces que den­tro de su par­ti­do pe­dían un cam­bio. Sin em­bar­go, tras una vo­ta­ción en el seno del par­ti­do en la que se acor­dó con una am­plia ma­yo­ría aban­do­nar el bi­par­ti­do con los so­cia­lis­tas e intentar for­mar go­bierno con el PP, pre­sen­tó su re­nun­cia a sus car­gos y res­pon­sa­bi­li­da­des, de­jan­do al eje­cu­ti­vo con tan so­lo cua­tro con­ce­ja­les.

Los po­pu­la­res lle­van tiem­po plan­tean­do la ne­ce­si­dad de un re­le­vo al fren­te del Concello y, de he­cho, a prin­ci­pios de año pro­pu­sie­ron abier­ta­men­te al NO.I.A. la po­si­bi­li­dad de una mo­ción de cen­su­ra que aho­ra tie­ne vi­sos de con­cre­tar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.