Un juez des­es­ti­ma la de­man­da de un re­cla­man­te de la pri­mi­ti­va ex­tra­via­da

El lo­te­ro se lle­va­rá los 4,7 mi­llo­nes si las cua­tro cau­sas aún pen­dien­tes se ar­chi­van

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - AL­BER­TO MAHÍA

Un to­tal de 220 per­so­nas di­je­ron en los úl­ti­mos tres años ser los le­gí­ti­mos pro­pie­ta­rios del bi­lle­te de la pri­mi­ti­va per­di­do en una ad­mi­nis­tra­ción de loterías de A Co­ru­ña y premiado con 4,7 mi­llo­nes. A todos ellos se les di­jo que es­ta­ban equi­vo­ca­dos, que sus prue­bas no coin­ci­dían con el res­guar­do, pe­ro cin­co de ellos, no con­for­mes, lle­va­ron el asun­to a los tri­bu­na­les. La semana pa­sa­da se ce­le­bró la pri­me­ra vis­ta de esas de­man­das y ayer el ti­tu­lar del Juz­ga­do de Pri­me­ra Ins­tan­cia nú­me­ro 4 de A Co­ru­ña la des­es­ti­mó.

Tras el análisis de la prue­ba, con­clu­ye el juez que el re­cla­man­te «de nin­gún mo­do ha lo­gra­do acre­di­tar ser el pro­pie­ta­rio del bi­lle­te de lotería li­ti­gio­so, y tam­po­co ha con­se­gui­do acre­di­tar la iden­ti­fi­ca­ción del mis­mo, en el sen­ti­do de que ese bi­lle­te sea el mis­mo que él ad­qui­rió (o di­ce ha­ber ad­qui­ri­do) en la ad­mi­nis­tra­ción de loterías nú­me­ro 44 ubi­ca­da en el cen­tro co­mer­cial Ca­rre­four el 26 de ju­nio de 2012». Cua­tro días an­tes del sor­teo.

Asi­mis­mo, se in­di­ca en la sen­ten­cia que no se ha en­con­tra­do «co­rres­pon­den­cia en­tre las im­pre­sio­nes dac­ti­la­res» del de­man­dan­te con las hue­llas exis­ten­tes en el bo­le­to de lotería pri­mi­ti­va ob­je­to de es­tu­dio y que, ade­más, el tra­mo ho­ra­rio en el que di­ce ha­ber ido a com­pro­bar si el bo­le­to es­ta­ba premiado no se co­rres­pon­de con las ho­ras en las que el lo­te­ro pa­só por el ter­mi­nal el res­guar­do real.

En­ga­ño

El re­cla­man­te ha­bía ex­pli­ca­do en la de­man­da que ha­bía acu­di­do con su pa­re­ja a la pla­za de San Agus­tín el 2 de ju­lio del 2012 y que acu­dió con el bo­le­to que ha­bía se­lla­do días an­tes a la ad­mi­nis­tra­ción de ese mer­ca­do. Le en­tre­gó el res­guar­do al lo­te­ro y di­jo ver unos dí­gi­tos ex­tra­ños en la pan­ta­lla. Pe­ro el due­ño del des­pa­cho le di­jo que el bi­lle­te es­ta­ba premiado con 4,7 eu­ros. Aunque des­con­fió, se fue con esas mo­ne­das. Aña­dió que se que­dó con la mos­ca tras la ore­ja, pe­ro año y me­dio des­pués, cuan­do sal­tó la no­ti­cia de que ha­bía apa­re­ci­do un bo­le­to mi­llo­na­rio en aque­lla ad­mi­nis­tra­ción, no le que­dó du­da al­gu­na de que ha­bía si­do en­ga­ña­do por el lo­te­ro.

Es­te hom­bre, Ma­nuel Rei­ja, pro­pie­ta­rio del des­pa­cho de loterías de la pla­za de San Agus­tín y her­mano del de­le­ga­do de Loterías y Apues­tas del Es­ta­do en la ciu­dad, se­rá el que se lle­ve los 4,7 mi­llo­nes si las cua­tro de­man­das que que­dan to­da­vía por re­sol­ver­se ter­mi­nen sien­do des­es­ti­ma­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.