Tris­te adiós a una jo­ya cen­te­na­ria

La Mo­da Ideal, uno de los co­mer­cios si­tua­dos en el ba­jo del edi­fi­cio con­su­mi­do por las lla­mas en Pon­te­ve­dra, so­bre­vi­vía prác­ti­ca­men­te sin cam­bios des­de 1896

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - LÓ­PEZ PENIDE

El fue­go que es­te lu­nes de­vo­ró un em­ble­má­ti­co edi­fi­cio del cas­co his­tó­ri­co de Pon­te­ve­dra no so­lo se lle­vó por de­lan­te una se­rie de ne­go­cios, tam­bién con­vir­tió en ce­ni­zas un pe­da­zo de his­to­ria de la ciu­dad del Lé­rez. A fin de cuen­tas, La Mo­da Ideal lle­va­ba más de cien años ofre­cien­do a sus clien­tes to­da una ga­ma de te­las y te­ji­dos, y, de he­cho, re­cien­te­men­te, ha­bía re­ci­bi­do to­da la mer­can­cía de pri­ma­ve­ra y ve­rano, así como la del car­na­val.

En la obra Ha­blad­me pie­dras, Jo­sé Be­ni­to Gar­cía Igle­sias re­se­ña que, an­tes de de­di­car­se e es­tos me­nes­te­res, es­te lo­cal fue «una ta­la­bar­te­ría de­no­mi­na­da Ál­va­rez y con an­te­rio­ri­dad un ca­fé con­cier­to, el Mén­dez Nú­ñez, lla­ma­do tam­bién Ca­fé Mar­tín por el nom­bre del pro­pie­ta­rio». Con en­tra­da por los so­por­ta­les de A Fe­rre­ría y por la ca­lle Michelena, «se da­ban ci­ta los hom­bres de la épo­ca y tam­bién se ju­ga­ba».

Y en oca­sio­nes, como re­me­mo­ró el es­cri­tor pontevedrés Ra­fael Pin­tos, se pro­du­cían due­los que en­fren­ta­ban a in­te­lec­tua­les. In­clu­so, en sus pa­re­des aún re­so­na­ban los dis­pa­ros que efec­tuó «una pon­te­ve­dre­sa so­bre In­da­le­cio Ar­mes­to —uno de los in­te­lec­tua­les pon­te­ve­dre­ses más pro­mi­nen­tes de la épo­ca y que lle­gó a co­la­bo­rar con La Voz de Ga­li­cia— po­cos me­ses an­tes de su muer­te», sub­ra­yó Pin­tos.

Si es­te pe­rio­dis­ta y fi­lo­so­fo que lle­gó a pre­si­dir la Dipu­tación de Pon­te­ve­dra falleció en fe­bre­ro de 1890, la trans­for­ma­ción del cen­te­na­rio es­ta­ble­ci­mien­to no lle­ga­ría has­ta seis años más tar­de. Ini­cial­men­te, el nue­vo ne­go­cio fue bau­ti­za­do como Te­ji­dos Romero y Bo­bi­llo, ape­lli­dos de los dos so­cios que unie­ron des­tino en lo que pos­te­rior­men­te pa­sa­ría a lla­mar­se La Mo­da Ideal.

El tiem­po pa­re­cía de­te­ner­se ca­da vez que uno cru­za­ba la puer­ta de mol­du­ras blan­cas que da­ba a la cén­tri­ca pla­za de A Fe­rre­ría. Has­ta es­te lu­nes, la esen­cia de aquel pa­sa­do de­ci­mo­nó­ni­co no ha­bía cam­bia­do. «Aún con­ser­va la ca­ja re­gis­tra­do­ra ori­gi­nal con un már­mol en el que se gol­pea­ban las mo­ne­das pa­ra ver su ori­gi­na­li­dad y un vie­jo es­cri-

GUS­TA­VO MARS­HALL

Ima­gen de la tien­da La Mo­da Ideal an­tes de su­frir el in­cen­dio que la re­du­jo a ce­ni­zas.

CAR­LOS PEREIRO

May­te Ra­mí­rez po­sa de­lan­te de su ne­go­cio, que que­dó com­ple­ta­men­te cal­ci­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.