De­be­mos y ne­ce­si­ta­mos cri­ti­car

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Los po­cos, aunque se­gún pa­re­ce au­men­tan, es­pa­ño­les que tie­nen tra­ba­jo van dia­ria­men­te a cum­plir con sus obli­ga­cio­nes. Sin fa­llar un día, ni una ho­ra. Lle­va­mos cua­ren­ta días de Go­bierno en fun­cio­nes, y los que de­be­rían dar ejem­plo no apa­re­cen ni se les es­pe­ra. Estamos en una di­ná­mi­ca den­tro de la po­lí­ti­ca de vamos a ver qué nos con­vie­ne más. Es­tán pe­lean­do no sé si por po­ner o por qui­tar a los je­fes de fi­las de los dos gran­des. Unos con eje­cu­ti­vas, los otros, pa­re­ce que mi­ran­do al ten­di­do de sol, aunque, se­gún ru­mo­rean los me­dios, con el mis­mo problema. Y el que más y el que me­nos ve có­mo pasan los días y se­gui­mos dan­do un ejem­plo bo­chor­no­so. Por­que no se ha­bla, no se po­nen pro­pues­tas en­ci­ma de la me­sa pa­ra ver lo que les une, y ver en lo que se pue­den po­ner de acuer­do y en lo que no. Na­da. Un Go­bierno en fun­cio­nes no pue­de le­gis­lar. Ni el Con­gre­so de los Dipu­tados tam­po­co. Pe­ro na­die ha­bla de re­du­cir los tiem­pos de con­sul­tas, pa­ra que los pro­ce­sos du­ren me­nos. Sim­ple­men­te to­da la fuer­za se les va en de­cir: hay que pre­sen­tar, los otros tie­nen que ha­cer, et­cé­te­ra. Un de­rro­che de de­sidia que nos mar­ca al pue­blo las —esas sí— lí­neas ro­jas con res­pec­to a es­tas le­yes que te­ne­mos o del com­por­ta­mien­to que de­be­ría­mos exi­gir a nues­tros re­pre­sen­tan­tes. No pi­do na­da del otro mundo. Sim­ple­men­te que tra­ba­jen, ya que es­tán muy bien re­mu­ne­ra­dos, por cier­to. Pe­ro les im­por­ta muy po­co su na­ción. Por ac­ción o por omi­sión, se­gui­mos sin Go­bierno. AN­DRÉS NIDÁGUILA CA­SAL. dad, y por la pa­cien­cia y de­di­ca­ción que han te­ni­do tan­to con mi ma­dre como con­mi­go y to­da mi fa­mi­lia, ya que an­te nues­tro des­co­no­ci­mien­to ini­cial de la en­fer­me­dad nos ayu­da­ron siem­pre, des­de el prin­ci­pio, con mu­cho ca­ri­ño y com­pren­sión. Fue­ron nue­ve años du­ros, que es­tu­ve acom­pa­ñan­do a mi ma­dre ca­da día, y vien­do to­da la de­di­ca­ción y pro­fe­sio­na­li­dad con la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.