El Tri­bu­nal de Ca­ta­lu­ña no ve de­li­to en la de­cla­ra­ción in­de­pen­den­tis­ta

Des­es­ti­ma dos que­re­llas con­tra Mas y For­ca­dell por se­di­ción y re­be­lión el 9N

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - CRISTIAN REINO

La de­cla­ra­ción in­de­pen­den­tis­ta apro­ba­da por el Par­la­men­to ca­ta­lán el pa­sa­do 9 de no­viem­bre, que dio el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da a la fa­se fi­nal del pro­ce­so de se­ce­sión de Ca­ta­lu­ña, no pue­de con­si­de­rar­se un «al­za­mien­to vio­len­to», sino una re­so­lu­ción ile­gal que se ci­ñe al ám­bi­to par­la­men­ta­rio. Es­ta es la opi­nión de la Sa­la de lo Pe­nal del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ca­ta­lu­ña, que ha de­ci­di­do no ad­mi­tir dos que­re­llas pre­sen­ta­das por Ma­nos Lim­pias y UP­yD con­tra el ex­pre­si­den­te Ar­tur Mas; con­tra la pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra ca­ta­la­na, Car­me For­ca­dell; con­tra los dipu­tados de Junts pel Sí, Jor­di Tu­rull y Mar­ta Ro­vi­ra, y los de la CUP, An­to­nio Ba­ños y An­na Ga­briel; y con­tra todos los dipu­tados que vo­ta­ron a fa­vor de la re­so­lu­ción se­ce­sio­nis­ta, que se apro­bó po­co des­pués de cons­ti­tuir­se la nue­va Cá­ma­ra ca­ta­la­na tras las elec­cio­nes del 27S.

Las que­re­llas impu­taban a Mas, For­ca­dell y los dipu­tados in­de­pen­den­tis­tas los de­li­tos de re­be­lión y se­di­ción, pues a su jui­cio, el tex­to apro­ba­do, que for­mó par­te de las ne­go­cia­cio­nes en­tre Junts pel Sí y la CUP pa­ra for­mar go­bierno, fue «pre­con­ce­bi­do pa­ra des­obe­de­cer las le­yes es­pa­ño­las» e «ini­ciar el pro­ce­so de des­co­ne­xión, lla­man­do ade­más a la in­su­rrec­ción po­pu­lar e ins­ti­tu­cio­nal». El tri­bu­nal des­es­ti­mó los dos de­li­tos de re­be­lión y se­di­ción, y asu­mió la ver­sión de la Fis­ca­lía. El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co ar­gu­men­tó que la querella ha­cía re­fe­ren­cia a opi­nio­nes y vo­tos que «no han tras­cen­di­do del es­tric­to ám­bi­to par­la­men­ta­rio». Se­ña­ló asi­mis­mo que «aún no es­tá jus­ti­fi­ca­da la per­pe­tra- ción del de­li­to ob­je­to de la querella» por­que to­da­vía no se han lle­va­do a ca­bo nin­gu­na de las ac­cio­nes re­co­gi­das en el tex­to de las que­re­llas.

Los ma­gis­tra­dos re­dac­to­res del au­to pun­tua­li­za­ron en el au­to da­do a co­no­cer ayer que en el ám­bi­to pe­nal no se pue­den «equi­pa­rar los le­van­ta­mien­tos vio­len­tos, des­or­de­na­dos u hos­ti­les (que son el fun­da­men­to de la se­di­ción y la re­be­lión) con los ac­tos ile­ga­les e in­cons­ti­tu­cio­na­les he­chos en se­de par­la­men­ta­ria y que no han tras­cen­di­do es­te ám­bi­to».

El tri­bu­nal in­di­có ade­más que «fue­ra de la evi­den­te ile­ga­li­dad e in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad de la re­so­lu­ción», que ya fue anu­la­da por el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, las que­re­llas «no ex­pre­san qué ac­tos re­bel­des o se­di­cio­sos se es­ta­ría in­ci­tan­do a co­me­ter a la ciu­da­da­nía con la re­so­lu­ción pa­ra con­se­guir por la fuer­za la de­ro­ga­ción de la Cons­ti­tu­ción o la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña». La sa­la tam­po­co apre­ció la «evi­den­cia» que ad­vier­ten las que­re­llas, pues­to que la re­so­lu­ción «no in­clu­ye una pro­po­si­ción a los ciu­da­da­nos pa­ra que se al­cen pú­bli­ca y violentamente ni tam­po­co tu­mul­tua­ria o des­or­de­na­da­men­te, de ma­ne­ra hos­til o ame­dren­ta­do­ra».

So­bre el otro ca­so del 9N, el que ins­tru­ye el Tri­bu­nal Su­pe­rior con­tra Ar­tur Mas, Joa­na Or­te­ga e Ire­ne Ri­gau por la ce­le­bra­ción de la con­sul­ta so­be­ra­nis­ta de 2014, la Fis­ca­lía re­cla­mó ayer al tri­bu­nal que se in­ves­ti­gue tam­bién al ex­con­se­je­ro de la Pre­si­den­cia y hoy diputado en el Con­gre­so, Fran­cesc Homs. Como par­la­men­ta­rio que es, si se abrie­ran di­li­gen­cias con­tra Homs, el ca­so del 9N pa­sa­ría al Su­pre­mo. La Fis­ca­lía cree que Homs tam­bién pu­do in­cu­rrir en un de­li­to de desobe­dien­cia.

La Ge­ne­ra­li­tat ex­pre­só que el su­ce­dá­neo de con­sul­ta fue «le­gal y le­gí­ti­mo» y pi­dió que se evi­te la «ju­di­cia­li­za­ción» de un pro­ce­so, que a su en­ten­der es «pro­fun­da­men­te de­mo­crá­ti­co».

«No creo en las ca­sua­li­da­des»

Por su par­te, Homs, ase­gu­ró que «no en­tien­de» por qué la Fis­ca­lía pi­de des­pués de 14 me­ses que le in­ves­ti­guen por la con­sul­ta del 9N y se mos­tró con­ven­ci­do de que es por­que los vo­tos de su gru­po pue­den ser «de­ter­mi­nan­tes» en el ini­cio de le­gis­la­tu­ra. «No creo en las ca­sua­li­da­des, ni en que las co­sas cai­gan del cie­lo, y veo una cau­sa-efec­to evi­den­te y ló­gi­ca, que es que soy el por­ta­voz de un gru­po que, en se­gún qué cir­cuns­tan­cias en el pro­ce­so de ini­cio de la le­gis­la­tu­ra sus vo­tos son de­ter­mi­nan­tes», re­fle­xio­nó. El diputado ca­ta­lán si­tuó la de­ci­sión de la Fis­ca­lía en una «ló­gi­ca de de­pen­den­cia po­lí­ti­ca par­ti­dis­ta», en cla­ra alu­sión al Par­ti­do Po­pu­lar.

BALLESTEROS EFE

La Fis­ca­lía pi­de in­ves­ti­gar a Homs, ex­con­se­je­ro de la Pre­si­den­cia de la Ge­ne­ra­li­tat y hoy diputado en el Con­gre­so, por el 9N.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.